Animal Político

‘Collita’: el factor Rocha

El señor Rocha, que a estas alturas ya se ha convertido en el “factor-Rocha”, está removiendo algunos cimientos y avivando viejos espantajos. Y su lluviosa (di)gestión, claro, tiene consecuencias. La más evidente es la sensación de inestabilidad, bien aceitada por los bonoSOListas en campaña.

La Razón (Edición Impresa) / Exeni / La Paz

00:04 / 01 de febrero de 2015

En sus 15 minutos de alcalde, el señor Rocha (de cuyo nombre no puedo acordarme) ha asumido una agenda por demás conmovedora e intensa para el municipio paceño. Es como si hubiese estado esperando muchas vidas por este (su) momento. Y naturalmente quiere des/hacerlo todo. Nunca se dirá lo suficiente que las transiciones pueden ser tanto cruzar un puente como dinamitarlo. Con los humanos, esos, nunca se sabe.

El señor Rocha, que a estas alturas ya se ha convertido en el “factor-Rocha”, está removiendo algunos cimientos y avivando viejos espantajos. Y su lluviosa (di)gestión, claro, tiene consecuencias. La más evidente es la sensación de inestabilidad, bien aceitada por los bonoSOListas en campaña. La otra, gentileza de los concejales del MAS, es la paradoja de que Rocha aparece como el gran pro/motor del candidato Revilla.

Entre las diferentes (in)acciones impulsadas por el Alcalde de paso, una de las más simpáticas es de carácter musical. Es en serio. Rocha quiere aprobar una norma que obligue a las y los estudiantes de la ciudad a cantar. Sí, a cantar. No el tradicional Himno Nacional (coro general) o el Himno a La Paz (“quesel pueblo paceño guasón”). El factor-R sueña también con escuchar en todas las horas cívicas la deliciosa Collita. Tenía que ser.

La ocurrencia no es nueva. En 2013, cuando Rocha presidía el Concejo Municipal, ya se aprobó un proyecto de ley que declara el mentado tema como “Himno cultural” (sic). Otras ocho canciones también fueron elegidas. Es el acervo, el-a-cer-vo. Ahora el alcalde —que Doria Medina nos dejó en herencia— quiere que los lunes del señor, a las 08.00 en punto, todas y todos afinen Collita. Ah, sombra, “tú me haces reír, tú me haces llorar”…

Pero más allá de la anécdota, dulce para el festín mediático y la distracción de las redes sociales, lo preocupante es el modo en que un sujeto —bien intencionado pero con espíritu de vendetta— puede restaurar (re)sentimientos tan fuertes en la ciudadanía paceña. Es como si el dinosaurio monterrosiano, vivito y cantando, todavía estuviese aquí.

Rochita tenías que ser.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia