Animal Político

Colombia progresa

Es un simplismo decir que Colombia se radicalizó hacia la derecha.

La Razón (Edición Impresa) / Martha Pinilla P. fue embajadora de Colombia en Bolivia

12:21 / 04 de julio de 2018

El resultado de las elecciones en Colombia indica el comienzo de una nueva etapa política en el país. Aunque podría decirse que Colombia se radicalizó hacia la derecha, esta afirmación resulta simple y para entender lo que ha sucedido es necesario analizar con lupa el proceso electoral.

El Centro Democrático, creado por Álvaro Uribe, pasó de tener 20 a 19 senadores y el Partido Conservador bajó de 18 a 15.  El Partido de la U, creado por Juan Manuel Santos, disminuyó de 21 a 14 y el Partido Liberal de 17 a 14.  El gran ganador fue Cambio Radical, liderado por el disidente liberal Germán Vargas Lleras, que pasó de 9 a 16. El movimiento cristiano Mira obtuvo 3.

Estas colectividades que, en general, apoyaron en segunda vuelta al derechista Iván Duque conforman las mayorías con 81 de 108 senadores, equivalente a 75%. Pero en 2014 eran 84 de 102, es decir, 83,3%. Ello sin contar con Opción Ciudadana, que perdió en 2018 los 5 escaños de 2014.

Del otro lado, los resultados fueron: Verde pasó de 5 a 10 curules; Polo Democrático mantuvo sus 5 senadores; Lista de la Decencia, de Gustavo Petro, obtuvo 5; y, al Partido Farc, como fruto del Acuerdo de Paz, se le adjudicaron 4. Es decir, el sector alternativo quedó con 24 de 108 senadores. Estos sectores que, en general, apoyaron a Petro en segunda vuelta representan el 22,22% del senado. Pero en 2014  eran solo 10, es decir, 9,8%.

Además, la Constitución de 1991 estableció que los indígenas estén representados por 2 miembros en el Senado. Ello corresponde al 2,14% del total. (Ver el Cuadro 1)

La Cámara de Representantes quedó así: el Partido Liberal pasó de 39 a 35 curules; Centro Democrático subió de 19 a 32; Cambio Radical mejoró de 16 a 30; el Partido de la U bajó de 37 a 25; el Partido Conservador pasó de 27 a 21; Mira disminuyó de 3 a 2. Estas colectividades suman 145 escaños de 172, es decir, 84,30%.

Ello sin contar con Opción Ciudadana, que bajó de 6 a 2 escaños y el movimiento cristiano Colombia Justa Libres, que obtuvo 1, y representan el 1,74%.Pero en 2014 sumaron 145 de 166, es decir 87,34%, sin contar con el movimiento liberal Mejor Huila, con 1 escaño, que equivale a 0,58%

Ahora bien, del otro lado, los resultados fueron los siguientes: Verde subió de 6 a 9; las Farc quedaron con 5; Polo Democrático bajó de 3 a 2; Lista de la Decencia obtuvo 3; la Coalición Alternativa Santandereana obtuvo 1. Son 20 de 172 y representan 11,62%, pero en 2014 fueron 9 de 166, es decir, 5,42%.

Además, la Constitución estableció que los indígenas estén representados por un miembro en la Cámara y los afros tengan dos curules. Ello corresponde al 1,74% del total. (Cuadro 2)

La mayoría de los partidos duquistas acompañaron a Santos en sus esfuerzos de paz, menos Centro Democrático y Mira. De éstos, es posible que el Partido Conservador sea el menos comprometido con ella. De hecho, las juventudes del Partido Liberal están enojadas con el apoyo a Duque en segunda vuelta.

La elección del presidente Iván Duque con 53,33% fue posible por los apoyos de partidos como el Liberal y Cambio Radical. Además, es la primera vez que un sector alternativo en Colombia alcanza una votación de 41,24%, lo que es un hecho histórico. (Cuadro 3)

Antes, otra opción se dio en 2010, cuando Antana Mockus obtuvo 27,52%. En esa época, Santos era percibido como el adalid de las políticas uribistas. (Cuadro 4)

Otro momento clave para una renovación democrática fue en 2006, cuando Carlos Gaviria alcanzó 22,02% de la votación.

Los resultados en las elecciones muestran un significativo avance de los movimientos alternativos en Colombia. Pero estas nuevas opciones aún no logran consolidarse por dos razones: 50 años de conflicto y el temor a lo que en Colombia se ha denominado el castrochavismo.

Las mismas causas por las que el caudillo Uribe, que había prometido mano firme contra los insurgentes, en 2002, cuando los colombianos se sentían desesperanzados, después del fallido proceso de paz del presidente conservador, Andrés Pastrana, con la entonces guerrilla de las FARC, fue elegido presidente, apoyado por el Movimiento Primero Colombia, independiente de los partidos políticos tradicionales, el Liberal y el Conservador.

En ese momento Colombia era percibida como un Estado fallido. Cuatro años después, Uribe logró revertir la situación y reelegirse. Así que, por ahora, gana ¡el que diga Uribe!

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia