Animal Político

Comunicador constructor

Exdiputado y exconcejal cruceño, además de contar con una larga trayectoria periodística, hoy día Óscar Vargas se dedica a la construcción de viviendas sociales, pero no las tradicionales dos aguas, dice, sino de un diseño moderno.

Óscar Vargas Ortiz

Óscar Vargas Ortiz Foto: Óscar Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos Zamorano es periodista

00:00 / 26 de febrero de 2017

El cruceño Óscar Vargas Ortiz fue tres cosas en su trayectoria pública, cuenta: periodista, político y constructor. Si bien asegura no arrepentirse de lo que hizo, acaso el peor recuerdo sea el del segundo tramo: “Yo creo que fui abortado por el sistema político de Santa Cruz; y no solo por el sistema de partidos tradicionales, sino por la rosca que existe en cada lugar donde se hace política”.

Vargas fue elegido diputado plurinominal por Santa Cruz en las elecciones nacionales de 2002, por Nueva Fuerza Republicana (NFR). “Diputado durante la transición”, las crisis políticas de febrero y octubre de 2003, define su discurso político como “irreverente”. Cosa que, asegura, le sirvió de mucho cuando en 2004 renunció al Congreso para habilitarse como candidato a alcalde de Santa Cruz, compitiendo sobre todo con dos exburgomaestres, Percy Fernández y Roberto Fernández.

Inesperadamente, siendo la primera justa electoral en la que participaba, fue tercero, logrando habilitar a tres concejales (en realidad hubo un triple empate, pues los tres primeros tenían tres concejales cada uno). Habiendo sido ganador Roberto Fernández y segundo Percy, Vargas estableció una alianza con éste ungiéndolo como alcalde. Hasta ahora se pregunta si no fue un “error político”, por el posterior alejamiento que tuvo con Percy; “pero sigo pensando que fue bueno para la ciudad”.

Estuvo tres años al frente del Concejo Municipal de Santa Cruz. “Hicimos grandes cosas, participamos activamente en lo que fue el discurso de la autonomía; entablamos una lucha férrea porque los recursos del IDH pasen a las regiones y municipios”; en este ámbito llegó a ser vicepresidente de la Federación de Asociaciones Municipales (FAM).

A su modo, cuenta cómo pesó en el departamento de Santa Cruz el avance del Movimiento Al Socialismo (MAS): “Viví la derrota política de la llamada causa autonomista, lo que obligó a que varias personas que en ese momento estábamos surgiendo fuéramos relegada. Yo sentí la soledad más grande del mundo cuando sentí la traición de mi socio, de mi colega, la ausencia de mis amigos, y dolió”. Luego vino lo que llama su “calvario judicial”, procesos legales “que fueron inventándose” contra él, asegura, que llevaron 7, 8 años. “Fue la judicialización de mi vida”. Todo, dice, “por la osadía de pretender generar nuevos liderazgos”.

“Pero esa osadía me ha hecho volver exactamente donde comencé en mi vida, que es la calle, trabajar”. Su vida tomó un rumbo inesperado, asegura: “Ahorita me dedico a emprendimientos de carácter constructivo, soy constructor, construyo viviendas de corte social, y he logrado consolidar una empresa totalmente diferente, siendo comunicador social. En estos cuatro, cinco años, La Herradura se llama mi empresa, he logrado colocarla como un referente aquí en la ciudad de Santa Cruz”. 

Hombre público durante muchos años, al fin, está a punto de retornar a la radio, donde comenzó.

Parte aún de la agrupación ciudadana SOL, ni de lejos por ahora piensa en una candidatura, “para nada”.

Padre de cuatro hijos, y ya con una nieta, “vea la paradoja: ella es meses mayor que mi último hijo”, Vargas está convencido hoy que primero es la familia, los padres, los hijos.

Perfil

Nombre: Óscar Vargas Ortiz 

Nació: 25 de abril de 1973

Ocupación: Constructor de viviendas sociales

Periodista

Licenciado en Comunicación por la UPSA, fue reportero de la Red UNO, llegó a ser su Jefe de Prensa y Gerente General; también fue, cuenta, corresponsal de CNN y NBC, pero su mayor dedicación ha sido ser presentador de noticias “durante casi nueve años”.

Los colores que celebran el sonido de los bronces

Dennis Luizaga, es periodista

La génesis del impresionante Festival de Bandas de Oruro fue motivo de celebración con los matices musicales del Carnaval más grande del mundo, un evento que ahora decora el homenaje a la “Mamita del Socavón”. Fue impulsado por entusiasmo de un grupo de músicos, ahora tiene apoyo de autoridades y políticos; el color del Carnaval es único por mas distinto que sea al de los auspiciadores.

La actividad está en agenda nacional, resulta atractivo bailar con las melodías de morenada, diablada y otros que emiten los más de 6.000 músicos; con estima se los llaman “lata p’ukus” (sopladores de lata). Ellos se congregan en la avenida Cívica una semana antes del Sábado de Peregrinación.

La iniciativa surgió en 2002, aquella vez la directiva de la reciente creada Asociación de Bandas de Músicos Profesionales de Oruro (Abampo) pretendía insertar una actividad que rinda homenaje a la denominación que en 2001 dio la Unesco al Carnaval orureño como Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. La idea era clara, se trataría de juntar a 2.600 músicos de 52 bandas activas, lo que era insuficiente eran los recursos económicos y apoyo institucional.

Con cierta modestia surgió a la vida el festival el 2 de febrero de 2002; en lo posterior se tuvo el privilegio de contar con la dirección de maestros como: Demetrio Choque, Gumercindo Licidio y Sinforiano Gonzales. La actividad, que es patente de Oruro, recibió apoyo gradual de las autoridades locales, a la vez que sus organizadores lograban sumar la tropa de músicos y contar con otros reconocidos.

Para la versión de 2006, el evento se postuló para el Récord Guinness, en 2007 llegó al evento la banda francesa Bella Imagen, por ejemplo. También participaron artistas del folklore como: Kala Marka y Los Kjarkas, sin menospreciar la identidad de los grupos orureños que siempre apoyaron.

El festival es ahora grande y quién si no el mismo Presidente del Estado que registra en su agenda y se da el gusto de recordar sus épocas de músico. Ahora, apoyo hay, dinero también, auspiciadores ni qué decir; el festival cuenta con un tipo de guion que para cada versión titulan distinto: el año pasado fue en homenaje al mar, este año para la “Madre Tierra”, pero por encima, siempre será para la “Virgen del Socavón”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia