Animal Político

Cosas de la política y del amor tras las subnacionales

Semanas antes, Javier había vaticinado el fracaso de su expartido, en tanto que el presidente Evo Morales había perjurado que ganaría los comicios subnacionales con “huasca”.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

00:05 / 26 de abril de 2015

Cosas de la política y del amor... Javier decidió cambiar el azul por el amarillo. “No han sabido escuchar a las bases, ellos nomás quieren acaparar todo”, lamenta.  De tez morena y nacido en el municipio norteño de Alto Beni de La Paz, en 2009 Javier había “invertido” todos sueños en el proceso de cambio que el Movimiento Al Socialimo (MAS) le había “vendido”.

Hoy, su esposa Celia, declarada masista, no para en recriminarle y cuestionarle cada vez que puede el porqué decidió abandonarla en su sueño político. Al final, La Paz siempre va a ser del MAS, asegura.

Semanas antes, Javier había vaticinado el fracaso de su expartido, en tanto que el presidente Evo Morales había perjurado que ganaría los comicios subnacionales con “huasca”. La realidad fue otra. ¿No ve? Pero eso no se lee al interior del MAS. ¿Por qué dicen que hemos perdido?, cuestionó el mandatario Morales tras conocer los resultados de los comicios subnacionales del 29 de marzo. Con documentos en mano, enarboló los 226 municipios que ganó su partido. Pero le costó horas de sueño defender a los indefendibles. Javier, por su lado, remarcó que ellos nomás quieren acaparar todo. ¿Disenso? No. Hay amor... Aunque a veces prima el amor a los propios intereses.

Ese es el escenario sobre el cual hoy se diseña el futuro del partido “más grande de la historia”, según su caudillo Evo. En junio de este 2015 se alista el gran cónclave del masismo. Los sectores preparan su artillería para reclamar los principales espacios de la cúpula.

La arena romana vestirá sus mejores galas para recibir a los mismos... Aunque de entre los avernos resurgen los clase medias para cobrar el respaldo “sin interés”.  Es momento de hacer cuentas. “Hay que cambiar el bloque”, es la premisa. La lid se perfila interesante, demasiado dirían. La oposición se frota las manos y mira de palco cómo se diseña a su favor el escenario político.

Una cosa es clara, la silla de Evo no está en disputa. Mientras tanto, Javier alista sus maletas para “trabajar” con el disidente futuro gobernador paceño Félix Patzi; y Celia, su esposa, prepara su artillería para llevar a Evo Morales a la presidencia en 2020.  Hay amor... aunque a veces priman los intereses personales. Cosas de la política y del amor tras las subnacionales. ¿Por qué no?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia