Animal Político

Cristina dejó su casa rosada y Mauricio sale a bailar

Los asesores de campaña hicieron magia con Macri. Le quitaron el bigotito a la Vilela (el represor argentino de los años 70) y le arremangaron la camisa. Le sacaron la corbata y lo pusieron a bailar con la música de Gilda. Listo, ahí está, a partir de entonces el lobo se vistió de oveja celeste y blanco. ¿Será?

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega Pérez

00:05 / 14 de diciembre de 2015

Mauricio Macri odia a los bolivianos. Es el malvado señor Burns argentino que esclaviza a los bolivianos. “Aguardá guacho a que pase el tiempo y nos va a joder” (la frase de un argentino imaginario que resume el pensar de algunos muchos). Cristina Fernández es la engreída niña que no sabe perder y cierra las puertas de su casa rosada y la cuenta de Twitter. “Es la que ha jodido un país, guacho”.

Los asesores de campaña hicieron magia con Macri. Le quitaron el bigotito a la Vilela (el represor argentino de los años 70) y le arremangaron la camisa. Le sacaron la corbata y lo pusieron a bailar con la música de Gilda. Listo, ahí está, a partir de entonces el lobo se vistió de oveja celeste y blanco. ¿Será?

Quizás todo hubiera sido diferente si Cristina era la candidata. Ahí sí, ganaba. Ella tenía el swing y los (muchísimos) zapatos adecuados para hacer frente a la derecha. Ella era la señora carisma que revivía a Evita Perón. Era la única capaz de escuchar a las clases bajas.

En Argentina todo es una locura. Los de izquierda estarán felices si Argentina se va al abismo con Macri de capitán del barco. O dicho en lenguaje minibusero: “Tu derrota es mi bendición”.

Y parece que la derecha estará al borde de un orgasmo si se revisa la cuenta bancaria y el armario de Cristina. Y será el súmmum de la satisfacción si se le sigue un juicio político o algo por el estilo. Dicho en el glorioso lenguaje minibusero: “La venganza es chamuña (dulce, bien dulce)”.

“Pierdo y me llevo mi pelota” es tan feo como “gano y no te hago jugar”. Pero siendo optimistas (no hay libro tan malo que no tenga algo de bueno) y la neta es que por algo ganó Mauricio; y, por algo Cristina salió de la Casa Rosada con el 50% de aprobación.

Y, nosotros, los bolivianos vamos a unas elecciones donde será lo mismo, pero con otros personajes. El perdedor será destruido sin piedad y la historia la escribirá quien gane. Tan jodido como eso. Lo regio es que ni unos ni otros implantarán caprichos. La gente (de izquierda o derecha) aprendió a levantarse. No hay mal que dure 100 años ni pueblo que lo soporte.

Así como está el mundo de las revanchas, la mejor imagen de la semana es la de Mauricio bailando feliz (aunque con dos pies derechos), porque “yo siento que la vida se nos va y que el día de hoy no volverá”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia