Animal Político

Cruceños en la creación de Bolivia

Negar la presencia de los cruceños en la creación de Bolivia y la restauración del   Estado Republicano es sofisma y falta grave contra la verdad histórica.

La Razón (Edición Impresa) / Isaac Sandoval Rodríguez

00:02 / 06 de septiembre de 2015

Intelectuales cruceños tuvieron un rol activo tanto en la creación de Bolivia como en los años posteriores, cuando se consolidó el nuevo Estado. Ésa es la tesis central del nuevo ensayo que he publicado hace pocos días, buscando esclarecer para la historia política boliviana este tema, considerando que existen autores que niegan el protagonismo cruceño. El ensayo se inicia poniendo en contexto la situación de la ciudad de Santa Cruz en la época colonial.

Santa Cruz, tanto la que nació con Ñuflo de Chaves en 1561, como la actual ubicada en la punta de San Bartolomé, se encontraba lejos de todas partes. Primero, incorporada al Virreinato del Perú, que tenía su sede en Lima; después de 1772, formando parte del Virreinato del Río de La Plata, con asiento en Buenos Aires. En ambos casos, con escasa o exigua comunicación con las metrópolis de la colonia, en cuanto a gobierno, administración, hacienda y órganos judiciales. Esto explica, desde el comienzo, una autonomía relativa. El cruceño vivía de la agricultura.

En este contexto, con el ensayo me propuse responder las preguntas: ¿De dónde salen los cruceños amantes de la libertad? ¿Cuál es el móvil para llegar a esa ruptura con el régimen colonial? ¿Dónde quedan los resabios tradicionales del pasado? Sin duda la iglesia estaba al tanto de lo que ocurría en el continente, los militares de igual manera y los que estudiaron en la Universidad de Charcas, imbuidos de ideas libertarias.

No por casualidad, la troica del cura José Andrés Salvatierra, el coronel Antonio Suárez Arteaga y el abogado Antonio Vicente Seoane Robledo, éste último hijo del antiguo gobernador español en Santa Cruz, convocan a un cabildo abierto para romper con el antiguo régimen. Desde luego, con la colaboración de Eustaquio Moldes y Juan Manuel Lemoine, adscritos al movimiento libertario del Río de la Plata.

Esta junta gubernamental duró poco tiempo. Las fuerzas del virreinato del Perú la redujeron, pero nuevamente los patriotas la recuperan y entregan el mando al coronel Ignacio Warnes, designado gobernador por el Brigadier Belgrano. El coronel Warnes, que después de defender con valentía su territorio, es vencido en la batalla de El Pari el 21 de Noviembre de 1816, por las fuerzas comandadas por el coronel Francisco Javier Aguilera. En estos hechos bélicos participaron los cruceños José Manuel Mercado (El Colorado), José Manuel Vaca (Cañoto), entre otros.

El mariscal José Antonio de Sucre, al llegar a la ciudad de La Paz, el 9 de febrero de 1825, convoca a una asamblea de los representantes de las provincias del Alto Perú, asume el mando político-administrativo y forma gobierno propio.

La presencia del ejército libertador encabezado por el Mariscal Sucre moviliza a los patriotas cruceños. Es decir, a los que permanecieron proscritos durante más de ocho años después de la batalla de El Pari.

El hecho cierto es que José Manuel Mercado llega desde Saipurú, donde tenía su cuartel general, acompañado por sus fieles combatientes y por los patriotas de viejo cuño como Antonio Vicente Seoane Robledo, Antonio Suárez Arteaga, Nicolás Cuéllar, José Reyes Oliva y el infaltable José Manuel Vaca, y asume el cargo de gobernador del departamento, antes que el Mariscal Sucre designe al coronel José Videla en dicho cargo.

El colapso del régimen colonial se precipita por la presión ejercida por el Mariscal Sucre. Así, el 12 de febrero el general Francisco Javier Aguilera es apresado en Vallegrande por los oficiales de su guarnición, asumiendo el mando el cruceño Pedro José Antelo, pronunciándose por el nuevo orden. Situación similar ocurre en Santa Cruz el 27 de febrero, al renunciar Don Tomás Aguilera y quedar al mando de la guarnición el capitán José Menacho. Dando lugar, ambos hechos, a la congratulación del Mariscal Sucre desde la ciudad de La Paz.

En consecuencia, los procesos militares se multiplican, máximo si el general Antonio Olañeta es muerto en Tumusla en junio de 1825, dando lugar a que el Mariscal Sucre reúna a los representantes de las provincias del Alto Perú en una Asamblea que definiría políticamente su porvenir.

La asamblea de representantes de las provincias del Alto Perú comienza sus actividades el 10 de julio de 1825 en Chuquisaca, para deliberar sobre el estatus político que correspondía a las provincias de la antigua Audiencia de Charcas. Los asambleístas se aprestan a declarar la independencia de Bolivia con respecto al régimen colonial, tanto del Perú como de Buenos Aires. Aprobando el 6 de agosto de 1825 el nacimiento de la República de Bolívar.

Los representantes de Santa Cruz a la Asamblea, Antonio Vicente Seoane y Vicente Caballero, que reciben el pliego de instrucciones de la ilustre municipalidad cruceña con 21 puntos sobre el desempeño que deben observar en la Asamblea general, llegan a Chuquisaca en distintas fechas. El primero, Seoane, el 6 de agosto de 1825, dando lugar su presencia a la firma de la declaración de la independencia ese mismo día; el segundo, Caballero, arriba tres días después, el 9 de agosto.

El Pliego de Instrucciones del 9 de abril fue firmado por el gobierno municipal: José Ignacio Méndez, Manuel José Justiniano, Rafael del Rivero, José Reyes Oliva, José Lorenzo Moreno, Tomás Marañón, Juan Manuel Vásquez, Nicolás Mercado, Lino Hurtado y Juan Áñez.

El libertador Bolívar, al negar la acción vinculante de la resolución de los representantes de las provincias del Alto Perú, así como negarse a ser presidente de un estado inexistente, convoca a un congreso constituyente para que, conforme con las resoluciones del congreso de Perú a realizarse el año próximo 1826, actúe de acuerdo con las determinaciones de éste. Firmando decretos en su condición de Libertador y Presidente de la Gran Colombia y encargado del Gobierno del Perú.

De los personajes cruceños que participaron en la creación de Bolivia y en la consolidación del Estado Republicano, sin duda sobresale la figura de Don Antonio Vicente Seoane Robledo, por la secuencia de los hechos políticos en los que participa. En efecto, el 24 de septiembre de 1810, junto con el sacerdote José Andrés Salvatierra y el coronel Antonio Suárez Arteaga, con el amotinamiento de las milicias, la destitución del gobernador Pedro José Toledo Pimentel y el llamado a un cabildo abierto, estos tres personajes conforman una junta gubernamental, la misma que luego de ser derrotada por el coronel realista José Miguel Becerra vuelve a recuperar la plaza en 1813.

Pero es más, Seoane, después de formar parte en la asamblea de representantes de las provincias del Alto Perú, de la Asamblea Constituyente de 1826, desempeña las funciones de Prefecto del Departamento, en los años 1826, 1829, 1849 y 1850. De esta manera, la trayectoria política de Seoane, sin claudicaciones, desde 1810 a 1850, lo lleva al sitial excelso de la lucha por Bolivia y la consolidación del Estado Republicano. En el año 1843 vuelve a ser diputado.

José Miguel de Velasco promulga la Constitución del 28 de octubre de 1839. Antes y después de esta fecha, en forma intermitente, Velasco fue designado prefecto de Santa Cruz en los años 1826, 1827 y 1829. Alternando este cargo con los patriotas Antonio Vicente Seoane, Antonio Suárez, José Manuel Justiniano, entre otros. La figura de Velasco como vicepresidente de la República y la aprobación de las constituciones de 1831, 1834 y 1839 es de gran relevancia política.

Para concluir, negar la presencia de los cruceños en la creación de Bolivia y la restauración del Estado Republicano es sofisma y falta grave contra la verdad histórica. Es por ello que considero que el texto que propongo puede contribuir a esclarecer hechos históricos relevantes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia