Animal Político

Cuidar el fondo y forma del debate público

La debacle comenzó cuando Quintana a la fuerza sacó conclusiones temerarias del equívoco del cura Mateo: este sacerdote “quiere” que los bolivianos tengamos menos salud, quiere que las madres ya no reciban el bono Juana Azurduy y, ya de antología: “quiere matar a la población”...

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos Zamorano

00:05 / 21 de junio de 2015

En las últimas semanas, asistimos a unas encendidas declaraciones de ataque y contraataque entre el sacerdote Mateo Bautista y el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. La lid empezó con una marcha organizada por el religioso exigiendo que el Estado destine al menos el 10% del presupuesto nacional al sector de la salud. En una conferencia de prensa, el ministro Quintana respondió furibundo, señalando que el cura mentía, que el presupuesto de salud ya está por el 11,5%. Hasta ahí, ningún problema.

La debacle comenzó cuando Quintana a la fuerza sacó conclusiones temerarias del equívoco del cura Mateo: este sacerdote “quiere” que los bolivianos tengamos menos salud, quiere que las madres ya no reciban el bono Juana Azurduy y, ya de antología: “quiere matar a la población”...

Qué dilema para los periodistas que asistieron a la conferencia: ‘¿pero, el ministro habla en serio?, ¿saco o no saco esto?, ¿qué titularía? ¿‘Ministro acusa de intento de asesinato a sacerdote’?, ¿cómo sigo?, ¿asesinato de quién, de toda la población?, ¿cómo sería este tamaño homicidio?, ¿reduciendo presupuesto, despidiendo médicos, no dando medicamentos, dejando sin almuerzo a los pacientes?

Pese a las cifras mostradas por Quintana, era evidentemente que el ministro se iba por las formas del tema, cuando en el fondo lo único limpio que se podía sacar de la protesta del sacerdote es que la atención en salud es insuficiente, sea quien fuere el culpable, el Gobierno, las gobernaciones o los municipios. ¿Por qué Quintana no fue al asunto de fondo? Elementos tenía, como mostró el propio Presidente días después cuando, sereno, apuntó lo que el Gobierno está haciendo para la lucha contra el cáncer (uno de los ejes de la protesta de Mateo); que sea efectivo o no, es otra cosa. Pero Quintana se extravió: escarnio sobre un equívoco y machacar con frases en eso.

Del lado del cura Mateo, la cosa lo mismo no va bien. En respuesta, exigiendo que el ministro se retracte, dijo que Quintana lo acusó a él y su movimiento de ‘genocidas’. Tampoco se va al fondo: lo que se pide es que se atienda mejor al sector salud. Si Mateo sigue con ese discurso, de que los del Gobierno ahora son oligarcas y sátrapas, igual no va ayudar en nada a encarar el tema que él mismo planteó.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia