Animal Político

Cupido hizo lo suyo y hay mes para el sirwiñaku

Dicen que el alcalde de La Paz, Luis Revilla, anda más distraído que nunca, y el presidente del Concejo Municipal, Omar Rocha, matizó diciendo que la autoridad anda siempre con resaca. ¿Resaca de qué? Uno bien pensado sólo atinar a decir ¡resaca de amor, pues!

La Razón / Rubén D. Atahuichi López / La Paz

00:02 / 06 de octubre de 2013

Últimamente, Cupido parece estar haciendo estragos en territorios remotos sin que  lo consintieran Venus y Marte. Ha irrumpido en la política y cada año se jacta de juntar, en cuerpo y alma, a los seres de arenas totalmente distintas, aunque posiblemente más fértiles por la cercanía de los oficios.

Políticos y periodistas, casi nunca recientemente viceversa, son el blanco de la dulce flecha de aquel personajillo temido y esperado a la vez. Si alguna vez a Sacha Llorenti le complicó Eros la vida con una presentadora de televisión, a Álvaro García Linera aquél le llevó al altar con otra beldad de las pantallas, Claudia Fernández. Y la cosa no paró, en el sentido más amable y estricto de la palabra...

Dicen que el alcalde de La Paz, Luis Revilla, anda más distraído que nunca, y el presidente del Concejo Municipal, Omar Rocha, matizó diciendo que la autoridad anda siempre con resaca. ¿Resaca de qué? Uno bien pensado sólo atinar a decir ¡resaca de amor, pues!

Claro, una tercera belleza de la televisión lo ha a/tentado con sus encantos de calidad Corimexo. Las noticias dicen que acaba de pedir la mano (nunca entendí por qué la tradición sólo se ocupó de esa partecita del cuerpo habiendo otras pasionalmente más codiciadas como los ojos, por ejemplo) de Maricruz Ribera. No sólo eso, hasta ya tienen mes para el sirwiñaku, mejor dicho, para el matrimonio.

Yo no imagino para la boda del año la parafernalia de Tiwanaku   —de los García-Fernández— con los Revilla-Ribera. De por sí, aunque ella quisiera siquiera algún    paraíso cruceño, pienso en un conventillo paceño, como el que nos cantó/contó alguna vez Luis Rico, que para la ocasión (diciembre 21) “se ha vestido de amarillo con retamas y con cintas de papel”. En el centro, “una gran mesa bien tendida por Teresa, la madrina de Samuel (quizás sea el Doria Medina)”. Resaltan entre los invitados “don Filomeno y don Juan (esto ya no es así, Marcela Revollo ya robó su corazón hace rato) los solterones, bien sentados en cajones”.

En la parte de los padrinos,  bien podría encajar Rubén Costas. Acaba de guiñarle los ojos a Revilla, quizás pensando en que es yerno cruceño por los dulces cachetes de Maricruz. Enhorabuena, matrimonio plurinacional a la vista, de marraqueta y cuñapé;  de sombrero de sao y Lucho.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia