Animal Político

David Barrientos: Concejal del primer MAS

Orureño de nacimiento, el concejal paceño por el MAS David Barrientos fue parte de los tiempos en que el partido de gobierno era minoría en el Concejo Municipal de La Paz.

David Barrientos.

David Barrientos. Foto: Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos Zamorano / La Paz

00:05 / 23 de noviembre de 2014

Docente universitario en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) durante 32 años, David Barrientos fue uno de los primeros tres concejales por el Movimiento Al Socialismo (MAS) en el gobierno municipal de La Paz, segundo en las listas después del también candidato a alcalde, Pablo Ramos Sánchez; durante la segunda (última) gestión del alcalde Juan del Granado (2005-2010).  Ocupando la mayoría de los cargos del Concejo paceño, Barrientos llegó a ser alcalde interino en ausencia del titular Del Granado.

“Fui invitado por el MAS, en el tiempo en que la mayor parte de los profesionales se avergonzaba de ser de este partido; porque era el tiempo del prejuicio contra Evo Morales y todos estaban inmersos en la tensión que había sobre la Asamblea Constituyente; muy pocos profesionales se sumaban a este proceso”.

Eran los buenos tiempos del Movimiento Sin Miedo (MSM), cuando obtuvo siete de los once concejales; los opositores estaban reducidos a tres del MAS y uno de Unidad Nacional. “La fiscalización fue fundamentalmente en los denominados proyectos estrella: Los puentes Trillizos, el mercado La Bolita y el programa Barrios de Verdad”.

En cuanto a la gestión municipal en que le tocó participar, el exconcejal Barrientos destaca un indicador que, aunque inusual, no deja de ser un buen índice de la situación del gobierno local: el pago de impuestos.

“Cuando la gente paga (sus impuestos) no es solamente por no tener deuda, sino también subjetivamente es el reconocimiento a un nivel de gobierno que considera está haciendo bien las cosas; debo indicar que en esa gestión hubo un incremento significativo. Había más confianza, apoyo, aunque eso no significa un cheque en blanco”.

De su experiencia municipal y profesional si algo debieran hacer los gobiernos municipales es “organizar el territorio”, ordenarlo y planificarlo, destaca el arquitecto nacido en Oruro, “paceño chuto” por elección.

Para Barrientos hoy predomina la “especulación inmobiliaria”, la mercantilización del territorio, la compra y venta de terrenos para “engordarlos”; esto “atenta contra la consolidación de una región metropolitana (La Paz más los municipios que le rodean), una oportunidad perdida del gobierno del MAS, porque privilegió las peleas partidarias y con eso inhibió a que se constituya la región metropolitana”, protesta el exconcejal. Una región metropolitana en que “quien vive en Mecapaca no sea menor o mayor (su condición de vida) a quien vive en La Paz”, recuerda.

También insiste en que deberían ser los gobiernos municipales los que intervengan en la resolución del problema de la vivienda. En este orden, Barrientos no deja de hacer notar el rol que debería jugar el Gobierno central: “que los gobiernos locales intervengan en la vivienda, y que los gobiernos centrales garanticen la mayor eficiencia con procesos de descentralización que no sofoquen a los gobiernos municipales.

Para la exautoridad edil paceña, si bien el sistema municipal de transporte masivo La Paz Bus (PumaKatari) aún se desarrolla sujeto al mercado del transporte, tiene su utilidad inmediata en mejorar el servicio y controlar el precio del pasaje.

Perfil

Nombre: David Barrientos 

Nació: 30-03-1955, en Oruro

Ocupación: Arquitecto

Familia

En 2015, Barrientos cumplirá 60 años; tiene tres hijos; lo peculiar de ellos es que todos son ingenieros: de sistemas, telecomunicaciones y medio ambiente. Influencia del padre en lo relativo a su preocupación por el territorio, afirma.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia