Animal Político

‘Deben decretar que los cooperativistas se vuelvan de Comibol’

Filemón Escóbar

Filemón Escóbar.

Filemón Escóbar.

La Razón / Ricardo Aguilar Agramont

00:04 / 23 de septiembre de 2012

Filemón Escóbar comenzó su recorrido político como dirigente minero y en filas del Partido Obrero Revolucionario (POR), que lideraba su medio hermano Guillermo Lora) en los años 60. A mediados de los 70, Escóbar planteaba la  “insurrección popular armada”, por    lo que rompió con Lora y formó el    POR-Vanguardia Obrera.

Inmediatamente después de la relocalización, encabezó la Marcha por la Vida. Muchos de los relocalizados, incluido él, se fueron al Chapare. Es en esa región donde conoció a Evo Morales y se convirtió en uno de sus asesores más cercanos. Juntos le dieron fuerza al Movimiento Al Socialismo (MAS). Luego fue senador por este partido, hasta que hubo una ruptura irreconciliable en medio de acusaciones y contraacusaciones que se iniciaron cuando acusaron a Escóbar de haber votado, como senador, a favor de la inmunidad para los diplomáticos y militares norteamericanos.

Ahora, en momentos de la crisis Gobierno-mineros asalariados-cooperativistas, irrumpe en el escenario político para analizar la situación.

— ¿Cuál es su punto de vista sobre el cooperativismo minero?

— La cooperativa no resuelve nada. Pagan regalías con el código de (Gonzalo) Sánchez de Lozada, cuando el estaño estaba a $us 0,50; de la plata no pagan nada. Son unos mañudos que están jodiendo al país y ni siquiera cumplen su función solidaria; más bien son explotadores. Una empresa, sea privada o como la     Corporación Minera de Bolivia (Comibol), lleva progreso.

— ¿Cuál es su propuesta al respecto?

— Le pido de rodillas al Presidente que decrete que los cooperativistas se vuelvan de Comibol. Con los actuales precios de los minerales hay que fortalecer Comibol, porque eso no va a durar mucho. Cuando baje el costo, las cooperativas van a de-saparecer. Se tiene que decretar que se abra la Corporación para los 100 mil cooperativistas: fin del conflicto. Sin embargo, no se lo hace porque han apoyado al MAS y sería suicida.

— Pero los asalariados de Comibol también son base del MAS...

— Sobre esto hay otro dato: cuando los tractores de (Luis) García Meza destruyen el local de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), en la clandestinidad dijimos: los que tocan las oficinas de la gloriosa federación van a ser derrotados; y así terminó el dictador en la cárcel. Ahora han tocado el techo y la puerta de la federación y hay un muerto, eso le va a costar muy  caro al Gobierno. Hay que rezar para que no se caiga; no nos conviene, porque hay que derrotarlo en las urnas.

— ¿Qué origina el conflicto entre mineros asalariados y cooperativistas?

— Álvaro García Linera es el teórico que sostiene que el “empate histórico” (entre distintos grupos sociales o políticos) es catastrófico y que hay que ir hacia la bifurcación; es decir, hacia la confrontación. Se han vivido seis años bajo esa lógica y ni siquiera (se la aplicó) contra la oligarquía cruceña o beniana, sino, por ejemplo, se ha dividido la marcha de los discapacitados, al Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure —los indígenas no fueron divididos ni por la Colonia o la República, sino que el Estado denominado Plurinacional fue el que les saca la “entretela”— y ahora a los mineros. Todo, en contra de la línea de la complementariedad.

— ¿Cómo evalúa la política minera del Gobierno?

— Hay una entrevista de 1987 de Ramón Rocha Monroy a un genio de la metalurgia, Boris Yaksic. Él decía ese tiempo (que la libra de estaño estaba a $us 1,74) que existe un reactivo para tratar minerales de baja ley que cuesta $us 0,80. En Catavi y Siglo XX hay tres desmontes de 17 millones de toneladas de minerales de baja ley (para tratarlos) con ese reactivo. Ya en 1987 se habría podido ganar $us 330 millones. Ahora bien, cuando sube (Evo) Morales a la Presidencia los precios de los minerales se disparan: ¡el estaño llega a $us 20 la libra! La FSTMB es la autora del cierre de las minas de plata San José, Pulacayo y Portugalito del Sur porque no tenía precio la plata; ahora está a $us 44 (la libra).

Amayapampa y Capasirca, minas de oro, también fueron cerradas porque el metal estaba a $us 100 la onza troy; ahora está a $us 1.600. También se cerró la mina de zinc Matilde porque no había buen precio (ahora está a $us 10 la libra). Se aconsejó a Evo en 2006, por estos precios: que todas las minas de Comibol debían y deben abrirse de inmediato y los cooperativistas ser asimilados.

— ¿Por qué Comibol sería la salida?

— Comibol fue la razón de todo el progreso económico de Bolivia. Le doy un dato: desde 1952, Comibol, con los compañeros Federico Escóbar y Sinforoso Cabrera, compraba arroz, carne y azúcar de Argentina; pero decidieron  ir a Santa Cruz con sus maletas llenas de dólares y compraron miles de toneladas de aceite y azúcar para la Comibol. El autor de la agroindustria cruceña es la Comibol. Luego se hizo lo mismo en Trinidad para adquirir carne; yo me reuní de joven con los ganaderos y les ofrecimos diez aviones para que traigan cada día uno a Uncía; 20 años se compró así. Todo es obra de la Comibol. Así trabaja una empresa: trayendo progreso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia