Animal Político

Decisiones, todo cuesta, alguien gana, ¡Túpac Katari!

Sí, la puesta en órbita del satélite fue un hito que, lejos de los apasionamientos ideológicos, ha sido el resultado de una decisión política clave que hay que saberla reconocer sin mayores mezquindades.

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz / La Paz

00:02 / 22 de diciembre de 2013

Despojado de esos feos complejos que suelen tener los adultos, Sesé, que no es jefe ni periodista, escribió con la sabiduría de un niño cuando supo del lanzamiento del primer satélite boliviano. “¡Volveré y seré millones!, Túpac Katari (...) el lanzamiento del satélite fue un éxito!”, en su cuenta de Twitter y luego me dijo que sintió “algo bonito” en el pecho, “algo así como un razz, como una comezón”.  —Es emoción le respondí—. Luego vimos a través de la televisión los colores de nuestra patria pegados en la cabeza del cohete espacial que transportó el artefacto hasta el espacio.

Sesé me transfirió su emoción, sencilla, sin complejos. Y eso que días antes manifesté mi preocupación por el éxito del esperado lanzamiento —¿y si se cae?, decía— y el complejo de esos que suelen aparecer en las conversaciones ociosas, chinito nomas es pues, decíamos. 

Sí, la puesta en órbita del satélite fue un hito que, lejos de los apasionamientos ideológicos, ha sido el resultado de una decisión política clave que hay que saberla reconocer sin mayores mezquindades. Habrá que esperar que el artefacto funcione y resuelva efectivamente el costoso problema de las comunicaciones, especialmente, en las zonas alejadas de las capitales de departamento. Mi padre, que vive en Riberalta, hoy demora 30 minutos en enviarme un correo electrónico con fotito incluida.

“¿Y nosotros contratamos a esos gemelos para que manden al Túpac Katari al espacio?, jajaja” –Sí, los chinos desarrollaron la tecnología de lanzamiento junto con otros países–. La emoción se transformó en festejo.

Y así sonó en mi cabeza la letra de aquella movida canción de Rubén Blades: “Persígnate brother. Decisiones, cada día. Alguien pierde, alguien gana. ¡Ave María! —¡Túpac Katari! añadiría yo— Decisiones, todo cuesta. Salgan y hagan sus apuestas, ¡ciudadanía! Y recordé que otros presidentes, otros gobiernos, también tuvieron la posibilidad de decidir, de apostar por proyectos de desarrollo que pudieron haber tenido el éxito que hoy saborea Evo Morales, quien, ciertamente, prepara los motores para ratificarse en el poder, a merced de las elecciones generales de 2014.

Y mientras el Túpac Katari es sometido a rigurosas pruebas, la presencia del rebelde Katari, descuartizado en 1781 por su lucha libertaria, se siente con orgullo. Vendrá luego el satélite Bartolina Sisa y, posiblemente, el Bruno Racua, pero el primero fue el que se lanzó el viernes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia