Animal Político

Deconstruyendo concepciones y prácticas

Educación,salud,servicios básicos, empleo, etc, mantienen continuidad con el desarrollo conseguido en los últimos años y las variables que muestran por excelencia la efectividad de las políticas sociales (pobreza, desigualdad y exclusión social) tienen una reducción favorable.

La Razón / Noel Aguirre Ledezma / La Paz

00:39 / 25 de noviembre de 2012

La discusión sobre políticas sociales podría oscilar entre distintas perspectivas. En este caso, en lugar de  realizar sólo una revisión puntual de resultados conseguidos en la gestión, analizaremos el transcurrir de las políticas sociales desde su complejidad y visión de largo plazo.

En los últimos 50 años, con la consigna, los regímenes estatistas fracasaron, los neoliberales manifestaron “el desarrollo será alcanzado si las fuerzas del mercado actúan con libertad”. El papel del Estado se redujo a la manutención de la estabilidad macroeconómica y a favorecer la empresa privada.

En este contexto se construyó la teoría del “goteo”, al crecer la economía comenzaría a gotear al conjunto de la población y las políticas sociales se convertirían en progreso social y disminuiría la pobreza.

Dificultades. En Bolivia no se consideró que la desigualdad social   es producto del colonialismo y del patrón primario exportador, las políticas sociales enfrentan estos problemas estructurales. Los neoliberales no entendieron esa situación, simplemente aplicaron la teoría del “goteo”, aparecieron medidas compensatorias y programas de “reducción y alivio de la pobreza”, financiados y condicionados por organismos internacionales. Hoy se puede afirmar que la idea fracasó.

Las políticas sociales quedaron  en manos del mercado y el resultado fue la concentración de la riqueza y los medios de producción en sólo un 10% de la población, mientras que el resto sobrevivía. Quedó demostrado que las políticas sociales sin una perspectiva integral no son efectivas. Había que entender que el mercado carece de horizonte social y temporal, no redistribuye el ingreso ni crea estructuras productivas articuladas.

Por esas razones, en la actualidad, las políticas sociales responden a: una concepción de vida y de paradigmas civilizatorios sustentados en el vivir bien; un rol protagonista y promotor del desarrollo y redistribuidor de riquezas, ingresos y oportunidades; una participación protagónica de organizaciones sociales; y una propuesta de desarrollo que plantea la construcción de una Bolivia digna, productiva, soberana y democrática.

Las políticas sociales en Bolivia, de este año y las que datan de 2006, para ser efectivas se desarrollan en una constante interacción y mutua influencia con los cambios estructurales, estabilidad y crecimiento económico, y, por supuesto, con variables sociales.

Los cambios estructurales se expresan en un rol de mayor protagonismo del Estado en el desarrollo. En 2012, la presencia del Estado alcanza a casi el 40% de la economía nacional, lo que consolida la posesión de los recursos naturales y continúa impulsando el desarrollo productivo; redistribuye riqueza, ingresos y oportunidades con sus propios recursos, así desarrolla políticas sociales con soberanía y con mayor equidad.

Por su parte, la estabilidad y el crecimiento económico generan un contexto favorable para el desarrollo de políticas sociales. Por ejemplo, la inversión pública en 2012 está por encima de los 3.200 millones de dólares y la capacidad del Estado para impulsar proyectos multisectoriales, sociales, de infraestructura y productivos se multiplica por más de cinco veces. El PIB (Producto Interno Bruto) tendrá una tasa de crecimiento próximo al 5,5%, lo que significa un mayor incremento de la capacidad productiva y generación de empleo e ingresos. La tasa de inflación acumulada a octubre 2012 es del 3,49%, la capacidad adquisitiva de la población prácticamente se mantiene. El incremento de la capacidad productiva, ampliación de posibilidades de empleo y dinamización de la economía son un contexto favorable para el desarrollo de las políticas sociales.

En cuanto al comportamiento de las variables sociales, el Plan Nacional de Desarrollo (PND), como objetivo de largo plazo de las políticas sociales, sostiene: “la Bolivia digna erradicará la extrema pobreza y toda forma de exclusión, discriminación, marginación y explotación, y (…) en un patrón equitativo de distribución del ingreso, riqueza y oportunidades”. Y termina refiriéndose a una serie de “orientaciones que regirán la gestión del Estado.”¿Cuánto de esto se está cumpliendo?

Políticas. Las políticas sociales, como señala el PND, en la actualidad, son políticas de Estado, asumen los derechos de las personas y favorecen a los grupos sociales excluidos. Los bonos Juancito Pinto y Juana Azurduy, y la Renta Dignidad no sólo son mandatos de la Constitución Política del Estado (CPE), sino que son derechos plenamente reconocidos por la sociedad, principalmente por los excluidos: niñez que asiste a escuelas fiscales, madres gestantes, infantes recién nacidos y adultos mayores a 65 años.

Es más, se estimula la demanda interna. En este año se ha instituido un bono a favor de las personas con discapacidad, la cobertura en el acceso al agua potable se ha ampliado al 78% del territorio nacional y el salario mínimo nacional se ha incrementado en un 22,6 %, los salarios en salud y educación tuvieron una elevación del 8% y los niveles de desempleo tienden a disminuir. Se desarrollan estrategias de cambio de enorme importancia para la consecución de las políticas sociales, como el proceso de transformación del sistema educativo, que comprende procesos de formación de maestros y modificaciones substanciales en el currículo y la gestión educativa.

Las políticas sociales, en concordancia con lo planteado por el PND valorizan los saberes y conocimientos locales, y ayudan a construir el poder social. La formulación y aprobación del currículo regionalizado de los pueblos y naciones indígena originario campesinos reconocen los saberes, conocimientos y experiencias locales en complementariedad con los llamados “universales”. Por su lado, las acciones encaminadas por el programa Salud Familiar Comunitaria Intercultural impulsan la medicina vinculada a saberes, conocimientos y prácticas del pueblo.

En resumen, la educación, salud, servicios básicos, empleo, etc., mantienen continuidad con el desarrollo conseguido en los últimos años y las variables que muestran por excelencia la efectividad de las políticas sociales (pobreza, desigualdad y exclusión social) tienen una reducción favorable. La extrema pobreza en áreas urbanas disminuyó en un 10% y en rurales en un 20%, y la desigualdad tiende a disminuir. La tarea no está concluida, quedan muchos aspectos por resolver; por ejemplo, la ampliación del empleo digno, pero estemos seguros que las políticas sociales no tendrían su efecto si no se consolida el proceso de   cambio de nuestra patria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia