Animal Político

Desarme espiritual, el punto ausente

Papá Noel de verdad. El diputado potosino Ángel Cortez (Alianza Social) es un auténtico viejo pascuero; sólo que ahora dejó sus funciones para dedicarse a labores legislativas no siempre gratificantes. Cierto, créannos. Hace unos días repartía regalos entre sus correligionarios; más de uno había quedado descontento.

Papá Noel de verdad. El diputado potosino Ángel Cortez (Alianza Social) es un auténtico viejo pascuero; sólo que ahora dejó sus funciones para dedicarse a labores legislativas no siempre gratificantes. Cierto, créannos. Hace unos días repartía regalos entre sus correligionarios; más de uno había quedado descontento. Foto: Àngel Illanes

La Razón / La Paz

03:24 / 17 de diciembre de 2011

Con tonos distintos, los senadores David Sánchez (oficialismo) y Róger Pinto (oposición) discrepan sobre lo bueno, lo malo y lo feo de sus organizaciones políticas. En Raza Política, el expresidente Jorge Quiroga devela que el supuesto maltrato que recibió de Yolanda Prada es un mito. El periodista Francisco García analiza el viraje del presidente del Perú, Ollanta Humala.

No es que la Navidad nos motive una necesidad casi discursiva de reconciliación. En nuestro caso, mucho más fríos todavía, lo que nos induce a usar esa palabra es el acuerdo nacional que requiere el país para reencauzar este proceso de cambio del que todos —ahora— hablan, punto que no se consideró en la cumbre social de Cochabamba.

Si bien los movimientos sociales, los empresarios y las autoridades hablaron esta semana de economía, corrupción, narcotráfico o educación, lo que no trataron es la actitud que requieren el Movimiento Al Socialismo (MAS), el Gobierno y el presidente Evo Morales para superar las tensiones políticas y sociales en el país.

En nuestro análisis, no siempre los conflictos fueron motivados por las políticas gubernamentales o las demandas insatisfechas, sino por el verbo que caracteriza a los actores de la administración gubernamental, especialmente al Mandatario.

Uno se pregunta si el conflicto por el TIPNIS habría terminado así si Morales no bromeaba con las mujeres yuracarés cuando fueron aludidas o las sindicaciones de vínculos con Estados Unidos o la derecha en desmedro de los liderazgos indígenas. Quizás no. O si en vez de eso se propiciaba la consulta previa para la construcción de la carretera.

Al Presidente del Estado se le puede reconocer todo su esfuerzo por haber incluido a sectores marginados en la participación política o la gestión pública, además de políticas inéditas, pero no su discurso que alimenta la confrontación, en el marco de una catarsis permanente, es muy cuestionable. Es ahí donde radica el origen de parte de la polarización, aunque —hay que admitirlo— los sectores conservadores se han empeñado en socavar la imagen presidencial y denostar la credibilidad del Estado Plurinacional.

De todas maneras, si la cumbre social no consideró el asunto, quizás sea el más importante, más allá de las políticas públicas. Es que todo comienza con el desarme espiritual.

El editor

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia