Animal Político

Dichos oscilantes sobre la repostulación

Desde 2006, el MAS osciló entre negar y afirmar sus intenciones de encaminar la postulación del presidente Evo Morales para ser reelecto consecutivamente.

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Aguilar Agramont

00:06 / 13 de septiembre de 2015

El camino que desembocó en la reforma constitucional para una prevista postulación a la reelección osciló de un lado a otro por nueve años. Una y otra vez, desde 2006, el Movimiento Al Socialismo (MAS) desmintió que tuviera intenciones de plantear la reelección en el debate y menos considerarla en la realidad. Sin embargo, a un tiempo lanzaba insinuaciones sobre una repostulación. Luego vino la Ley de Aplicación Normativa y Evo Morales se postuló y fue reelegido por una tercera ocasión. Entonces comenzaron otra vez los desmentidos sobre la cuarta postulación. El MAS fue aún más lejos y se llegó a debatir la repostulación indefinida, haciendo uso de los dos tercios que cuenta en la Asamblea Legislativa.

¿Cuándo empieza la ruta de afirmaciones y desmentidos? En base a una ayuda memoria facilitada y elaborada por Rafael López, se reconstruye lo dicho al respecto. Por razones de espacio, es imposible mencionar todo lo que se dijo sobre las repostulaciones en estos nueve años (de 2006 a 2015), pero se intentará al menos destacar las representativas...

Tras ganar abrumadoramente la elección de 2005, el MAS llegó al Palacio el 22 de enero de 2006 en medio de una efervescencia casi generalizada de la población que se identificó con su proyecto político.

Con solo dos meses en el poder, el 24 de mayo, parlamentarios oficialistas anunciaron sus intenciones de llevar la idea de la reelección a la Asamblea Constituyente (AC). La elección de constituyentes se realizaría el 2 de julio.

El vicepresidente Álvaro García Linera corrigió a los diputados: “La posición oficial del MAS es que no va a proponer la reelección (en la Asamblea Constituyente). (...) De principio creemos que un mandato de cinco años es un tiempo suficiente para cumplir un conjunto de programas”.

Jorge Lazarte, luego constituyente, replicó: “debería prohibirse la reelección por la experiencia histórica en el país, que consiste en que los presidentes de la República terminan utilizando el aparato del Estado para reelegirse”.

Luego, es conocido que el primer borrador de Constitución propuesta por el MAS incluía la reelección indefinida. Esto luego cambió a dos elecciones seguidas. No obstante, una vez cerrada la AC, el texto se negoció y fue cambiado en La Paz entre oficialistas y opositores. El tema de la repostulación para una posible reelección fue el meollo de la negociación.

Una vez que hubo consenso, se quedó en una reelección consecutiva para viabilizar el referendo. En el festejo por la promulgación de la Ley de Convocatoria del Referendo Constitucional, en octubre de 2008, Evo Morales dijo: “Quiero que sepan (que) por la unidad del país, por la nueva Constitución Política del Estado boliviano, la propuesta que hicieron dos constituyentes bajo el pedido de los movimientos sociales con dos reelecciones inmediatas para Evo Morales, yo renuncié por la unidad del país”.

De acuerdo con este pacto político, Morales acortaría su mandato para que se convocase a elecciones en 2009. Al ganar los comicios el MAS, la oposición creyó que estaba ante la primera y única reelección consecutiva posible de Evo Morales.

El 10 de enero de 2009, en un congreso de su partido, el presidente dijo que el MAS no está en el Gobierno de paso, ni de visita, sino “para toda la vida”. Fue tempranamente, ese mismo año, el primero de su segunda administración, que empezó el debate sobre la contabilización de los periodos, dado a que la nueva Constitución había entrado en vigencia. El MAS posicionó que habiendo una nueva CPE, todo empezaba de cero: “en términos técnicos, en aplicación del principio de irretroactividad de la ley, el actual periodo constitucional (en referencia al de 2006-2010) no debería aplicarse para el cómputo”, escribió en marzo de 2009 el actual ministro de Gobierno, Carlos Romero.

En febrero de 2013, la posición del MAS se fue aclarando: “En mi opinión, para mí la consulta (de la reelección de 2014 al Tribunal Constitucional Plurinacional) está por demás”, dijo Morales.

“Se quiere dar una puñalada por la espalda a la democracia, la Constitución es muy clara al respecto y solo puede haber una reelección que ya ha ejercido el presidente Evo”, replicó el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, aquella vez.

En mayo de ese año, el MAS optó por hacer una ley con un nombre neutral: Ley de Aplicación Normativa. Sin embargo, dentro de esta norma estaba la confirmación de lo que Romero dijera en 2009, es decir que la gestión de entonces (2010-2015) era la primera y habilitaba a Morales y a García Linera. En julio de 2014, antes de las elecciones de octubre, el MAS comienza a hablar abiertamente de la repostulación indefinida.

“La reelección indefinida no va a definir (solo) la Asamblea Legislativa o alguien por ahí, si es que la Asamblea así lo decide obviamente será lanzada a referéndum” (Sic), dijo ese mes el diputado Edwin Tupa. En septiembre, se hacen muchas declaraciones pidiendo la repostulación con fines de reelección indefinida desde organizaciones orgánicas al MAS, así se pronunció, por ejemplo, la Central Obrera Boliviana (COB).

A esto Morales respondió, a mediados de septiembre, con una negación categórica: “Vamos a respetar la Constitución Política del Estado en el tema de la reelección”. Además recordó que él propuso que las autoridades electas tengan como máximo 60 años.

En esa misma conferencia dijo que quería retirarse y abrir un restaurante: “Yo me encargaré de servir la comida y ofrecer cerveza (...). Mi propuesta es que el expresidente y los dos exalcaldes vayan a Cochabamba, al Chapare o al Chaco, y el presidente sea mesero. Vamos a cobrar baratito la comida y vamos a cobrar la foto. ¿Un expresidente mesero? De eso vamos a cobrar caro, de verdad”. El día de la elección, el 14 de octubre de 2014, el Presidente otra vez electo dijo a la BBC, hablando en tercera persona: “No es necesario que Evo sea presidente hasta 2025”.

El 20 de enero de 2015 diría otra vez que no habría una nueva postulación para ser reelecto, lo que contradecía a las organizaciones sociales del MAS. Así, Leonilda Zurita señaló: “Trabajamos nueve años, ahora estamos iniciando (otro mandato), si el pueblo decide, define; primero es escuchar al pueblo para mandar. Si el pueblo decide, define, nosotros lo haremos (modificar la Constitución para facilitar la postulación en vista a una posible reelección)”.

De enero a la fecha, han sido numerosas las alusiones directas a una postulación indefinida hasta que en septiembre se supo que existe un borrador de proyecto de ley de reforma. Extraoficialmente se dice que incluye dos elecciones adicionales. A esta altura, no hay duda de que el referendo por las modificaciones que la Asamblea Legislativa Plurinacional vaya a proponer es algo que sucederá.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia