Animal Político

Peculiares primeras primarias bolivianas

Un riesgo concreto de las primarias es que sean solo proclamaciones.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos / La Paz

00:01 / 31 de octubre de 2018

Estaban previstas para ser aplicadas “de manera progresiva” para las elecciones de 2024 (disposición transitoria del proyecto original de la Ley de Organizaciones Políticas, LOP); en este proyecto, presentado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), figuraban como “procesos electorales simultáneos”; fue en la ‘versión’ de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) que adquirieron la carta de ciudadanía de “primarias”; en el tratamiento maratónico de la LOP (presentada por el TSE a la Asamblea el 14 de junio de 2018 y promulgada en su nuevo texto por el presidente Evo Morales el 1 de septiembre; debate y cambios en menos de tres meses), las primarias eran la principal modificación legislativa hecha a la LOP del TSE, de lo cual lo más novedoso y trascendente fue que se las adelantó; finalmente, el TSE dispuso que se desarrollarán el 27 de enero de 2019, lo que implica un proceso desde octubre de 2018.

Tan acelerado nacimiento trajo ciertas peculiaridades de estas primeras primarias bolivianas.

Revisando las elecciones primarias en otros países, no se encuentra muy común el caso de elección de binomios presidenciales; lo usual más bien es la competencia entre quienes quieran ir por la candidatura presidencial; al candidato a vicepresidente se lo elige de otra forma.

Aquí, lo primero a destacar es que lo del binomio ya viene en el proyecto de ley presentado por el Órgano Electoral, en su artículo 29.

Para el sociólogo allegado a la oposición Ricardo Paz, aparte de ser inusual la elección de un binomio en las elecciones primarias, él ve un abierto manejo político del tema: “Es un despropósito este tema del binomio; en el caso de Bolivia lo han hecho para favorecer a dos personas, Evo Morales y Álvaro García; pues han tratado de evitarles cualquier tipo de competencia”.

Además, recuerda Paz, se trata de binomios únicos. En efecto, según la Ley 1096 de Organizaciones Políticas, los candidatos pueden postular por un solo binomio; “no se puede, por ejemplo, Evo-Álvaro y, al mismo tiempo, Evo-Huracán Ramírez”.

Por el contrario, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño (MAS), afirma que tampoco está generalizada la práctica de la elección solo del candidato a la presidencia, que existen otros países donde se elige binomio en primarias.

Apela, además, a que no se pueden hacer “comparaciones mecánicas” con otros países, por la especial naturaleza de la vicepresidencia boliviana. “Las funciones del vicepresidente o de la vicepresidenta en Bolivia no son simplemente de reemplazar al presidente en caso de ausencia, temporal o definitiva; tiene otras funciones, como ser cabeza de la Asamblea Legislativa, del Órgano Legislativo; tiene sus particularidades”; por esto se justifica la elección por binomio, concluye.  

Sobre el muy probable hecho de que las primarias solo sean una proclamación de candidatos, que difícilmente se presentarán dos o más binomios a pugnar en un mismo partido, Paz apunta directamente a que ésta será una “primaria” ratificatoria. “Y esto rompe la idea misma, el concepto y la filosofía de las primarias; en realidad, en Bolivia no van a haber primarias; el haber incorporado en la ley la posibilidad de que se realicen ‘primarias’ así sea con un solo binomio es un despropósito; cuando es exactamente al revés: solo hay primarias cuando hay más de un binomio candidato”.

Para Montaño esto es llanamente especulación, en el sentido de que todavía no se sabe a ciencia cierta si habrá o no más de una candidatura en cada uno de los partidos: “Yo no puedo anticipar mi criterio sobre esto, cuando todavía no se han inscrito candidaturas ante el Órgano Electoral; de dónde saca esta gente esa posición, si no sabemos cuántos binomios se van a inscribir y qué agrupaciones y partidos van a inscribir candidaturas. A mí me parece una irresponsabilidad intentar anticiparse un mes a esa situación”.  

En contrario, el sociólogo del ámbito político electoral Eduardo Leaño defiende que no es descabellado presumir que en las primarias de enero lo cierto serán las candidaturas únicas, igual en el oficialismo que en la oposición: difícil que a Evo Morales en el MAS o a Carlos Mesa en el FRI haya alguien que se les enfrente. Así, “más que una competencia al interior de las organizaciones políticas será una ratificación de los candidatos para oficializar su postulación para las elecciones de 2019”.

La LOP tiene una peculiar combinación: por un lado, las elecciones primarias son cerradas en cuanto a la votación, solo los militante pueden votar; pero, al mismo tiempo permite la invitación a personalidades de fuera del partido para ser los candidatos. Al respecto, Paz, también parte del equipo que asesora a Mesa, afirma que “las primarias ya no se hacen cerradas prácticamente en ninguna parte, la tendencia moderna es que sean abiertas, que vote toda la ciudadanía; esa es la tendencia mundial, es decir, ampliación de la frontera democrática, de la participación ciudadana; no al revés; no cerrarse en los partidos, en la militancia”.

La diputada oficialista Montaño, en cambio, afirma que en el país aún es sustancial y de no menospreciable peso político y social la militancia partidaria; de ahí que todavía es pertinente el carácter cerrado de la primaria: “Entonces, la lógica es que quienes participan de ese proceso democrático interno son quienes comulgan con los principios, los valores y las propuestas políticas de ese partido”.

Ahora, la cosa también es probando, remarca Montaño: las justas internas de enero en verdad serán para ver qué se hace con el carácter cerrado o abierto de las primarias, cuando se pueda efectuar un análisis de un proceso ya concluido. “No me parece que estemos pensando en una posible ampliación (o apertura) cuando ni siquiera hemos aplicado, por primera vez, las primarias de carácter cerrado”.

Ahora, insiste Montaño, aquí el bien mayor es la democratización de las organizaciones políticas, de la cual las primarias no son sino una parte más: “las primarias son un mecanismo de profundización de la democracia al interior de las organizaciones políticas”, a fin de desechar la diversidad de formas de “dedazo” en la designación de los candidatos.

Para el sociólogo Leaño es al revés: más bien la votación abierta sería una forma de fortalecer al partido y su candidato: “La participación democrática de cualquier ciudadano para definir al candidato de su preferencia en una primaria fortalece al partido político, porque habrá una mayor participación de la gente y ese candidato puede tener la solvencia y la posibilidad de ganar la elección general”. A esto se añade, complementa Leaño, que por regla general siempre es bajo el número de militantes en relación al universo de votantes: “A nivel internacional, aproximadamente solo el 10 por ciento de las personas son militantes de partidos; es decir que si uno gana el apoyo de ese 10 por ciento no quiere decir que vaya a ganar las elecciones generales”. En este sentido, las primarias son una buena forma de medir las tendencias reales en el electorado.

Para Paz, en el diseño de las primarias y su adelantamiento, también hay rastros de una estrategia directa contra la oposición: “La idea es encontrar desorganizadas a las oposiciones, no permitirles un proceso de acercamiento, de unidad, obligarlas a acuerdos apresurados; están diseñadas para lograr la dispersión de la oposición”.

RASGOS DE PRIMARIAS

Presupuesto estatal

El artículo 6 del Reglamento Específico de las primarias de enero de 2019 dispone que el administrador de este proceso es el Tribunal Supremo Electoral (TSE), y que serán “financiadas con recursos del Tesoro General del Estado”.

Voto voluntario

El voto de los militantes es “cerrado”, que solo ellos pueden elegir a los candidatos, pero a la vez es voluntario, si quiere no vota. Artículo 9 del Reglamento.

Vinculante

El artículo 10 del Reglamento señala que los binomios electos podrán ser cambiados, “revertidos”, solo por tres causas: la muerte de uno o los dos candidatos; una “enfermedad gravísima sobreviviente”; o, “por incumplimiento de los requisitos establecidos en la Constitución Política del Estado y la Ley”.

Binomios

El artículo 19 del Reglamento apunta que se podrá inscribir una o más candidaturas; pero los candidatos podrán registrarse en un solo binomio. La inscripción es hasta 60 días antes del día de la votación.

Militancia

El Reglamento, en su artículo 29, dispone que el Órgano Electoral debe habilitar en su sitio web y a través de una aplicación para celulares un módulo de consulta individual sobre militancia, donde se pueda saber la condición o no de militancia de uno.

Impugnación

En el artículo 40 del Reglamento se señala que el militante tiene tres días para presentar su impugnación a candidatos, una vez publicadas las listas. El Tribunal Electoral le dará un día al candidato para que responda a la demanda de inhabilitación presentada en su contra; con respuesta o no de dicho candidato, el Tribunal en dos días debe resolver si acepta o no la impugnación. El fallo del Tribunal Electoral será irrevisable y causará estado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia