Animal Político

Embajadores viajarán tras la bendición antiimperial

Y mientras los embajadores se preparan para la reunión, sus colegas esparcidos por las 34 legaciones que Bolivia mantiene en el extranjero laburan duro para que movimientos sociales, sindicatos y representantes indígenas lleguen a Cochabamba en la fecha señalada.

La Razón / Mauricio Quiroz / La Paz

00:02 / 28 de julio de 2013

Superado el impasse diplomático que se produjo por efecto del incidente aéreo que sufrió el presidente Evo Morales a principios de julio cuando retornaba de Rusia en su avión francés Falcon Dassault, sólo resta que los replegados embajadores retornen a sus despachos. 

Dicen que Jean Paul Guevara extrañaba la torre Eiffel y que Carmen Almendras ya sentía añoranza por Madrid, mientras que Antolin Ayaviri había pospuesto una visita a la Torre de Pisa. En fin, compromisos sobran cuando uno anda por el mundo en misión diplomática; compromisos que tendrán que esperar algunos días más porque estos representantes aún deben oír los encargos y recibir las bendiciones que salgan de la cumbre antiimperialista que se de- sarrollará en Cochabamba entre el 29 de julio y el 2 de agosto.

Y mientras los embajadores se preparan para la reunión, sus colegas esparcidos por las 34 legaciones que Bolivia mantiene en el extranjero laburan duro para que movimientos sociales, sindicatos y representantes indígenas lleguen a Cochabamba en la fecha señalada. El secretario de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Damián Condori, calcula que serán un millón, reunidos en la transitada avenida Blanco Galindo.

Los embajadores replegados tendrán a su retorno, en contrapartida, la misión de encauzar un cabildeo con miras al próximo periodo de sesiones de Naciones Unidas, en septiembre, que será el escenario de otra fricción diplomática con el imperio.

En la vereda de enfrente, los otros diplomáticos, los denostados europeos, estarán pagando su culpa. Ésa era la expectativa de la diplomacia boliviana respecto al tan comentado incidente aéreo. ¿O ésa habría sido la respuesta que llegó en el contenido de las encriptadas notas verbales de disculpa que llegaron a cuentagotas la Cancillería? ¿Será? En fin.

Especulemos. Don Alberto Carnero, el del cafecito, estará armando informes para justificar la instrucción y el chisme de que el fugitivo Edward Snowden viajaba en avión francés.

En el Elíseo, los encargados de los directorios telefónicos estarán castigados sin cruasán por no lograr la comunicación entre François Hollande y Evo Morales, mientras que Sebastiano Fulci, el italiano que exigió disculpas a Bolivia en la OEA, seguirá sin entender. Le habían contando que Evo bajó a Viena por unos jamones. En fin, los personajes vienen y van; son tiempos de campaña.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia