Animal Político

Eugenio Rojas: ‘Pido disculpas y perdón en nombre de mi pueblo’

‘En el 90 pensábamos que la democracia no era para nosotros. La democracia había sido para unos cuantos (...). La democracia era administrada por turnos; ha decepcionado mucho’.

Eugenio Rojas.

Eugenio Rojas. Foto: Eduardo Schwartzberg.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez / La Paz

00:04 / 02 de febrero de 2014

Cambió el poncho rojo por un saco de paño. Las cosas son distintas en este escenario. Un nuevo cargo y una nueva oficina, la de la presidencia de la Cámara de Senadores, adornan su vida. El indígena “revolucionario” que tiene una botella de Coca-Cola en su escritorio recuerda con nostalgia su época de docente. Una semana después de su juramento, Eugenio Rojas Apaza habla con Animal Político de sus proyectos y de su pasado, entre ellos aquel episodio en que un grupo de Ponchos Rojos degolló perros, mientras él era alcalde de Achacachi.

— ¿Cómo se produjo su elección?

— En las primeras instancias, no había otra postulación más seria y más responsable. Tampoco había terna de otro candidato; fue un acuerdo entre todos, de manera conjunta.

— ¿Su posesión tuvo respaldo?

— Para que seas presidente tienes que tener apoyo desde las bases y desde el apoyo de nuestro jefe de partido, el presidente (Evo Morales).

— ¿Fidel Surco se opuso a su elección como presidente del Senado?

— Él ha reconocido que no debería ser así, que no deberíamos tener diferencias muy grandes. Esto ha reconocido, pero al final, él mismo tenía que apoyar. Creo que es normal, tenía una aspiración.

— ¿Conversó con su colega sobre el tema?

— Hablamos un poco sobre qué ha pasado con los medios. Le dije: “Hermano, hablemos”. Más bien, él dijo que hay que trabajar juntos, que hay que coordinar. “¿Qué más podemos hacer?”. Es una aceptación, ésa ha sido su palabra.

— ¿Cuáles son los principales retos de la gestión que inicia?

— Son  60 leyes estructurales, orgánicas, judiciales, sociales y autonómicas. Hay algunas leyes parecidas, pero que están con otros nombres. En eso estamos trabajando, estamos organizándonos con los ministerios.

— ¿Qué ley considera que es prioritaria?

— La Ley del Órgano Legislativo, por ejemplo. No estaba en el encuentro (Primer Encuentro Plurinacional denominado Para Profundizar el Cambio, efectuado entre diciembre de 2011 y enero de 2012), pero tenemos que enmarcarnos en la Constitución Política del Estado (CPE). Ahorita, el Senado y Diputados no tienen una ley, sino un reglamento, pero tiene que haber una ley, una nueva estructura, y en eso estamos trabajando; ojalá que podamos trabajarla hasta fin de año.

— ¿Por qué considera importante crear esta norma?

— Todos los órganos tienen una ley de funcionamiento, estructura, organización y atribuciones de acuerdo con la Constitución. También hay que trabajar una ley del Órgano Ejecutivo, pero sería cerrar las atribuciones de los ministerios, por ejemplo. Por eso hay que discutir con el Ejecutivo sobre la ley.

— ¿La creación de una nueva norma mejorará el desempeño?

— Hoy por hoy las leyes se elaboran simplemente en la Asamblea, pero tienen que también elaborarse en la sociedad civil. ¿Cómo puede plantear una ley? La gente como puede hacerla participando y construyendo leyes. Hay que cambiar; necesitamos mayor participación de la sociedad. Esto todavía hay que trabajarlo.

— ¿Hay deficiencias en las gestiones pasadas?

— Yo veo que las próximas legislaturas van a trabajar poco, porque vamos a cumplir el 90% de las leyes por mandato del primer encuentro y la CPE. Las otras (legislaturas) simplemente modificarán algunas leyes. Ahí tiene que ser mucho más participativo (el debate) porque ellos van a tener mayor tiempo.

— ¿Dónde radica la falencia?

— Hay que buscar un efecto multiplicador, es mejor de persona a persona. Muchas veces no son tan efectivos y eficientes los medios de comunicación; hay poco acceso a los medios. Pero, además, las asambleas departamentales no están trabajando.

— ¿Por qué afirma eso?

— Hay que comprender la realidad. No podemos trabajar las leyes departamentales; ése es un problema que todavía no lo hemos superado. Ojalá que la próxima Asamblea supere la coordinación y que (sepa que) su atribución es también legislar.

— ¿En qué sentido?

— La gente piensa que el diputado uninominal debe trabajar para su provincia, para su circunscripción.  No podemos nosotros trabajar las leyes departamentales. Incluso hay paralelismo, porque el diputado quiere aprobar leyes regionales y municipales.

— ¿Es suficiente aprobar leyes que luego no se aplican?

— Es muy compleja su aplicación. El hábito de la persona es distinto. Aprobar una ley no es cambiar ciudadanos. Esto no es cuestión de leyes, sino de hábitos que la gente no puede cambiar, pero algo nos ayuda y hace reflexionar.

— ¿Cómo se cambia eso?

— En otros países no es necesario el control. ¿Somos rebaños para que alguien nos controle? No. Somos personas y ciudadanos que tenemos que cambiar. Las leyes por sí solas no solucionan; los ciudadanos tenemos que cambiar.

— ¿Cambió el Eugenio Rojas de docente a senador?

— En el 90 pensábamos que la democracia no era para nosotros; la democracia había sido para unos cuantos. Hasta 2000 ya veíamos con mucha tristeza y pena que la democracia era administrada por turnos y de manera rotativa por los partidos políticos, y esto nos ha decepcionado mucho. Por eso ya se había pensado sobre por qué no-sotros mismos no podemos gobernarnos? Ahí surge el ser político.

— ¿Qué es ser político?

— Es pensar en los demás, no pensar en ti; ésa es la gran diferencia. Si hubiésemos pensado cómo beneficiarnos, cómo llegar a ser una autoridad electa, no tendría ningún sentido. Siempre hemos pensado en cómo cambiar Bolivia. Somos orgullosos porque, hasta ahora, pensamos en Bolivia.

— ¿Ése es su principio?

— Nunca hemos olvidado que nuestra primera tarea es pensar en los demás y en Bolivia. Nosotros somos hombres pasajeros, pero Bolivia existirá siempre.

— ¿Es revolucionario?

— Se pensaba cambiar no a través de la democracia; llegamos a pensar en la lucha armada porque ya no había esperanzas. El indígena ya no podía estar totalmente marginado; hay encarcelados, otros han muerto, otros perseguidos; somos de esa parte aún en construcción.

— ¿Construcción para llegar al poder?

— Cuando vimos muy débil al sistema neoliberal, nosotros hemos dicho: ¿Por qué no estar en una organización propia? No vamos a llegar (al poder) nunca con ellos (neoliberales) porque siempre nos van a utilizar, y así ha sido.

— ¿Y la democracia?

— He estado en luchas permanentes muy duras, 2003 sobre todo, en la expulsión de Gonzalo Sánchez de Lozada. A mí me expulsaron como docente de la Normal (de Warisata) acusándome de guerrillero, clausurando el centro donde yo era docente. Clausuran la normal por mi culpa, pero la gente nos ha apoyado, había mucha confianza. Y en 2004 me dicen que  debo ser alcalde, que me postule.

— ¿Cómo fue el alcalde Rojas?

— Con mucha libertad, con mucha amplitud ganamos la Alcaldía. La administramos casi cinco años. Hemos levantado el prestigio de Achacachi, hemos ejecutado muchas obras con mucha seriedad y trasparencia, y desde ahí seguimos trabajando por Bolivia. Ese trabajo nos ha llevado a ser senador.

— ¿Le dice algo la matanza de los perros?

— Era un momento muy difícil. Bolivia se estaba dividiendo, había mucha preocupación de la gente de la provincia Omasuyos (La Paz); esa gente es muy sabia. Querían mostrar cómo se podía unir Bolivia; justamente nuestros dirigentes convocaron a una gran concentración, me convocaron como alcalde, un alcalde, por supuesto, revolucionario. No podía quedarme fuera de estas grandes concentraciones. Decidieron algunos esta situación, no todo Omasuyos. Estando ahí no podíamos hacer nada, nos sorprendió esta situación, teníamos que observar, pero ni qué hacer. Yo declaré en la prensa alguna situación, pero directamente me involucraron.

— ¿Qué piensa ahora?

— Hasta ahora yo digo: en nombre de mi pueblo, pido disculpas y perdón por esta situación, aunque no soy directamente responsable. Esto no debía pasar nunca.  

Perfil

Nombre: Eugenio Rojas Apaza

Nació: 06-09-62,  Warisata

Profesión: Maestro normalista

Cargo: Presidente del Senado

Carrera

Fue protagonista de la crisis de octubre de 2003 que acabó con el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. En 2005 ganó con el 68% de votación en las elecciones municipales de Achacachi con el Movimiento Indígena Pachakuti, su partido. En 2009, invitado por Morales, postuló como segundo Senador por La Paz. Entre 2012 y 2013 fue jefe de bancada del MAS.

‘Elegiremos las leyes para que no sean politizadas’

El nuevo presidente de la Cámara de Senadores ve en este año una legislatura muy complicada debido al carácter electoral del año. Teme que los partidos de oposición politicen la aprobación de algunas leyes. Adelanta que se seleccionarán los proyectos de las normas para dejar las más complejas a la siguiente legislatura. Ésa es su intención.

— ¿En esta legislatura se tratarán todas las normas pendientes?

— Vamos a definir si aprobamos o no aprobamos. Esto hay que definirlo viendo el año electoral: nos conviene o no nos conviene.

— ¿Por qué se toma esta medida?

— Tranquilamente pueden utilizar políticamente estas leyes. Queremos que ninguna ley sea politizada. Ése es nuestro cuidado. Si es que alguna ley es politizada, no- sotros evaluaremos y suspenderemos su tratamiento para no perjudicar a la sociedad; es que las leyes no son para la coyuntura, sino que son a largo plazo.

— ¿Quiénes las politizarían?

— Sobre todo la oposición va a utilizar argumentos falsos y mentiras para desprestigiar al Gobierno y que de esta manera perjudique el avance de las leyes. Ojalá puedan aportar, pero no es así. Siempre la oposición ha evitado que avancemos hacia la construcción de un nuevo Estado.

— ¿Con qué criterio se seleccionarán las leyes?

— Vamos a hacer una evaluación. Qué leyes van a entrar antes de las elecciones y qué leyes después de éstas con el fin de que no se politicen. Tenemos que tener mucho cuidado.

— ¿Cuáles son prioritarias?

— Estamos viendo los códigos, nos obliga la Constitución Política del Estado.

— ¿Hay plazos?

— Hasta agosto tenemos que concluir los cuatro códigos: Código Procesal Penal, Código de la Familia, Código Niño, Niña; Código laboral, además del Código Contravencional, que es paralelo al Penal.

— ¿Qué ley tiene prioridad?

— Las leyes de Inversiones, de Exportaciones, de Aguas, de Bosques, Agroambiental son fundamentales. Por supuesto, la Ley de Minería, y si necesitamos, la Ley de Hidrocarburos. Ojalá que estas leyes importantes sean aprobadas este año.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia