Animal Político

‘Evo se salvará sólo si erradica toda la coca del trópico’

FILEMÓN ESCÓBAR - Don Filemón. Vaya a saberse quién tiene derecho a llamarlo ‘Filipo’, sin más, cuando quiere enfatizar una respuesta, de a poco, amenazante se yergue, y termina su sentencia con un sonoro carajo en la cara de uno. ‘Nomás no se me enoje, don Filemón’. “No, nadie se enoja, estamos conversando tranquilamente”, le tranquiliza a uno. Después de casi dos horas de conversación, finaliza con la anécdota de un importante dignatario de Estado: “Ya, pero no estás grabando, ¿no?; ¿saben qué...?”

Filemón Escobar

Filemón Escobar Foto: Fernando Cartagena

La Razón / Iván Bustillos Zamorano

10:14 / 04 de enero de 2012

Filemón Escobar está “desesperado porque este proceso (de cambio) no se vaya a la mierda, oye...”. El que muchos consideran el “padre ideológico” del movimiento cocalero de Evo Morales y que fue fundador del Instrumento Político (antecedente del Movimiento Al Socialismo) sentencia lo insólito: “Evo Morales se salvará a sí mismo y al país sólo liquidando la hoja de coca del trópico”; pero esto sobre todo como una forma de conciencia política de los cocaleros, como un sacrificio necesario para liberar al país de la droga.

Pero esto —aclara— no es una consigna suya de último momento: es una resolución del movimiento cocalero chapareño allá por 2002, cuando se veía venir a Evo Presidente. Así que sólo recuerda lo decidido: erradicar toda la coca del Chapare, por lo menos durante la presidencia de Evo Morales Ayma.

Un viraje. Eso es lo que exige Filemón al Presidente: que deje la “política de confrontación” que hoy tiene el MAS por influencia —dice— de la “vieja izquierda” y asuma la “política de la complementariedad de opuestos” comunitaria.

— ¿Cómo es eso de que los cocaleros dejen de ser eso, cocaleros?

— El año 2002 éramos la segunda fuerza electoral. En Lauca Ñ (Cochabamba) yo era expositor de los balances políticos, y les dije: este muchacho que está a mi lado, que era el Evo, va a ganar las elecciones en 2005. Cuando este muchacho llegue a la Presidencia, con el símbolo de la hoja de coca, ustedes por conciencia política erradican todas las hojas de coca del trópico.

— ¿Pero de verdad se decidió eso?

— Lo asumían. ‘Ese cato de coca ustedes lo tienen que liquidar, mientras dure la gestión del Evo’, les dije. Porque él está llegando con el símbolo de la hoja de coca; cuidado que la hoja de coca lo liquide (ríe). La gente empezó a aplaudir, Evo se paró, me abrazó y se resolvió así. Cuando en 2005 el MAS ganó las elecciones, los chapareños tenían la obligación y la conciencia política de erradicar la coca mientras dure su gobierno.

— Eso nunca pasó, ¿por qué no se procedió con la erradicación?

— Como me botaron a mí del MAS, nadie les recordó eso. Evo se hizo el cojudo, hizo legalizar el cato de coca; a las familias numerosas les dio dos catos de coca, y ahora estamos entrampados con el narcotráfico. Yo les decía a ellos: ‘Cuidado que el Evo caiga en la estúpida lucha contra el narcotráfico...’. Aquí hay dos líneas: o no hay hoja de coca en el trópico o como país planteamos al mundo la legalización de la droga. Porque la lucha contra el narcotráfico es falsa, es una gran estafa.

— El Presidente ha debido tener la presión de sus bases también...

— No sé. Pero el resultado es nefasto para el Evo, el MAS y el país. Estamos entrampados en un problema gigantesco. Por lo tanto, le propongo al Evo: mañana mismo ir los dos al trópico, ir a las asambleas y hacer que se cumpla el acuerdo de 2002, que por conciencia política se erradique la hoja de coca del trópico.

— Pero su alejamiento del MAS, además tiene otras razones, que algunos llaman ‘garcíalinerismo’...

— ¿Por qué el Evo y el MAS se van a la mierda? Porque me botan a mí en 2004 y la izquierda tradicional se mete en el MAS. Un grupo de fierreros, los encabeza el (Álvaro) García Linera, fierrerito en la época democrática. Y el fierrero que tiene origen guerrillero tiene la mentalidad de limpiar al enemigo político; ésa es su conviccón, su estado de ánimo, no tiene criterio del perdón.

— Pero, ¿y Evo? Pareciera que él fuera un prisionero de su entorno.

—No, no. El tipo también es ideólogo de la confrontación; te doy los datos (trae y lee un Acta de Elección de la directiva del Instrumento Político; destaca que el primer presidente de esta organización fue Alejo Véliz). Cuando vino las elecciones, le propusimos a Evo ser candidato a Presidente. Nos mandó a la mierda. Dijo ‘No, yo soy de la guerrilla, de la lucha armada’. Apenas, rogándole, nos aceptó ser diputado por su circunscripción. Cuando le fue muy bien, con el 70% de votación, recién se dio cuenta de la importancia del Instrumento Político y de la línea electoral.

— A propósito de la confrontación, ¿acaso no ha sido inevitable, porque finalmente hay un enemigo al frente?

—En la línea de la confrontación. Yo he ido a Santa Cruz y les he dicho: ‘¿Por qué mierda se dejan insultar con los fierreros del MAS, que no han construido el MAS, que se han metido después de 2005?’ ¡La agroindustria cruceña es obra de la Federación de Mineros, mierda! Les hemos pagado miles de dólares para que nos den azúcar, arroz y aceite; es obra de nosotros lo que llaman la oligarquía cruceña, la agroindustria cruceña. ¿Por qué se dejan insultar? La ganadería del Beni. Nosotros en la Federación de Mineros estamos orgullosos de contar con la aristocracia de la madera del Beni, carajo. Ahora están vendiendo sementales en 70 mil dólares, gracias a la Comibol; toda la plata de la Comibol se fue a Santa Cruz y al Beni.

— ¿Cómo entiende, entonces, esto de la derecha o la oligarquía?

— Son cojudezas. Todo es echarle la culpa al imperialismo, cuando los cojudos somos nosotros. Entonces, a lo que llaman derecha, vendepatrias, neoliberales, terroristas, es la agroindustria creada por la gloriosa Federación de Mineros, vía la Comibol. Lo que llaman la oligarquía beniana es obra de la Comibol, y eso tiene que saber La Razón para que no se equivoque. ¿Qué oligarquía? La única oligarquía era la minera, (Simón I.) Patiño, Aniceto Arce.

— ¿Pero cómo?, ¿no hay derecha o qué...?

—¿Qué derecha? No tienes idea de lo que es la derecha. La única derecha fue la de La Razón, de la época de los Aramayo. Después del 52, la derecha fue Banzer, ni siquiera el Gallo (Jaime Paz Zamora) era de derecha.

— ¿Pero y quiénes son los ‘grandes ricos’ contra los que se pelea?

—¿Qué ricos, hijo? No jodas, pues. ¿A qué se llama oligarquía? Oligarquía eran Aniceto Arce y Patiño; de la plata y luego del estaño. ¿Por qué? ¡Porque el Estado dependía de los centavos que iba a dar Patiño para que tomes un café en el Palacio, carajo! Patiño no dependía del Estado boliviano, el Estado boliviano dependía de Patiño. Ésa es la oligarquía. ¿Nosotros dependemos de los benianos? ¿Tú dependes de la oligarquía cruceña? ¿Gran Poder depende de la oligarquía cruceña? No jodas, pues.

— Por sus palabras, todo está muy mal. ¿Qué esperanza queda?

—Mira, yo no quiero que mañana se caiga el Evo; estamos jodidos si se cae. En segundo lugar, yo no pelearía por un nuevo gobierno para 2014. Porque cualquiera que sea gobierno está jodido con la hoja de coca del trópico. Por eso estoy proponiendo viajar mañana con Evo, para que se la erradique.

— Pero, insisto, es como pedirle al movimiento que se suicide.

—Es la única forma que sé. Es la única forma en que se salva el Evo y salva al país; y puede ser reelegido en 2014, ya no con el 70%, sino con el 100% de votación; porque el tipo ha liquidado la hoja de coca en el trópico y ha dicho muera la confrontación vía la complementariedad de opuestos, entre oriente y occidente, entre el campo y la ciudad. Listo, se acabó el cuento. Evo tiene que hacerse pis en la política de confrontación y liquidar, con la ayuda del Filemón Escóbar, la hoja del trópico por conciencia política.

— Pero se trata de su base social...

— Pero, hermano, conversando, al mayor criminal tú puedes hacerlo reflexionar. La hoja de coca del trópico lo está liquidando al Evo. Compañeros del trópico: ¡No lo jodan más al Evo! ¡La huevada de insistir el camino por el TIPNIS es suicida para el país, para ustedes también, han perdido ustedes su conciencia política!

— ¿Qué pasa si el Presidente no cambia como usted dice?

—En la política boliviana todavía estamos en manos del Evo. Si él da un viraje, en vez de la confrontación, la complementariedad; en vez del imperialismo, la economía de reciprocidad, el tipo salva su mismo proceso. Lo que tenemos que hacer es armar un aparato de sustitución al Evo si éste no da un viraje, en la línea ideológica de la complementariedad de opuestos y la reciprocidad. Estamos trabajando ya en eso.

— ¿Cómo ve a la oposición, al MSM, por ejemplo?

— Como perdió en (las elecciones municipales de) Sucre y Quillacollo, es muy jodida su situación; pero no se trata de no conversar con él. Le voy a decir a Juan del Granado ‘si quieres ser candidato presidencial, tú tienes que ser el ideólogo de la complementariedad de opuestos y de la reciprocidad que no está en la Constitución del MAS’. Eso es retornar a la línea de (Vicente) Pasoskanki, Zárate Willka, Franz Tamayo, Jaime Mendoza. Tenemos que operar con esta línea detrás del Evo, para que la derecha no retorne más al poder.

El Estado Plurinacional, una copia de la Madre Rusia

¿Qué piensa Filemón Escóbar del Estado Plurinacional?.

“Ay hermanito”, se arma de paciencia para buscar los libros y explicar la cuestión. Cuenta cómo lo de las 36 nacionalidades ya fue tema de reflexión en los 60, en el libro de Jorge Alejandro Ovando Sanz, “Sobre el problema nacional y colonial en Bolivia”.

“En ese libro se habla de 34 nacionalidades, cinco grandes, ocho pequeñas y 21 tribus. Este libro, por un milagro, llega a manos de un aymara, Fausto Reynaga, y en media página (éste) destruye el libro de 600 páginas (de Ovando). Dice: el Jorge Ovando cree que estamos en la Santa Rusia y que somos oprimidos y explotados por el Zar, y nos divide así (cinco grandes naciones…), ignorancia y error. Aquí hay dos Bolivias, la de origen español y la del Tahuantinsuyo. Por eso, Fausto Reynaga dice que cuando no haya un gobierno de blancos ni de mestizos (está suponiendo que hay un gobierno de un indígena) se unirá a las dos Bolivias, a las dos naciones.

Por eso el Reynaga nunca habla de 36 nacionalidades; el MAS de dónde saca eso. Estaba resuelto eso, el Estado Plurinacional es una copia de la Unión Soviética”.

La visión de Escóbar es la “complementariedad de opuestos”. Viejo trotskista, sin embargo, las fuentes de esta complementariedad en el tema nacional son autores nativos:

“Ésta es la mejor historia sobre Bolivia, oye (muestra La dramática insurgencia de Bolivia, de Charles Arnade). Te descubre que en la Colonia hay un Vicente Pasoskanki, que escribió que la cultura indígena y española podrían combinarse en una grandiosa civilización; lo que luego dirá Fausto Reynaga. Después viene otro textito, página 322; mirá cómo me lo he hecho forrar (muestra un ejemplar de Zárate: El Temible Willka, de Ramiro Condarco Morales)”.

Lee don Filemón: “Con grande sentimiento —dice Zárate en su Proclama— ordeno a todos los indígenas, para que guarden el respeto con los vecinos, y no hagan tropelías; porque todos los indígenas han de levantarse para el combate y no para estropear a los vecinos; y tan lo mismo, deben respetar los blancos o vecinos a los indígenas, porque somos de una misma sangre, hijos de Bolivia, y deben quererse”.

“Te estoy hablando del respeto recíproco que debe haber entre el indio y el blanco para la regeneración de Bolivia. Y viene el otro textito, de Jaime Mendoza... también tienes que ver el Franz Tamayo...”

Perfil

Nombre: Filemón Escóbar Nació: 26-10-36 Cargos: Dirigente de Siglo XX, de la COB, candidato, diputado, senador.

Obras

Filemón Escóbar nació en Uncía, Potosí. Su producción escrita incluye: La Tesis de Catavi; La mina vista desde el guardatojo; Testimonio de un militante obrero; De la revolución al Pachacuti; El evangelio es la encarnación de los derechos humanos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia