Animal Político

Exámenes a directores, entre lo ético y el ‘chanchullo’

Los resultados (dados a conocer el 6 de febrero) fueron desastrosos, porque solo un poco más del 30% logró pasar de curso y el resto reprobó. ¿Qué pasó? ¿No estudiaron los maestros? ¿Solo los más huasquiris han logrado vencer esta travesía intelectual?

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía

00:05 / 17 de mayo de 2015

Aveces los periodistas, en la búsqueda de noticias encontramos hechos sorprendentes que mueven a una sonrisa maliciosa, como es el caso de los exámenes aplicados el 30 de enero a más de 24.000 profesores aspirantes a las direcciones de unidad educativa, distritales y departamentales.

Los resultados (dados a conocer el 6 de febrero) fueron desastrosos, porque solo un poco más del 30% logró pasar de curso y el resto reprobó. ¿Qué pasó? ¿No estudiaron los maestros? ¿Solo los más huasquiris han logrado vencer esta travesía intelectual? Puedo deducir que no hay mal que por bien no venga, porque al parecer el maestro ha probado una bocanada de su propia medicina cuando aplica pruebas a los estudiantes con similares resultados, vale la pena reflexionar ¿no? Porque el proceso educativo definitivamente es una tarea muy compleja.

Los postergados empezaron a lloriquear y buscaron pretextos para justificar su aplazo ¿o su incapacidad?, pidieron la anulación de las pruebas porque —decían— estaban orientadas a seleccionar abogados y no maestros; las preguntas eran muy largas y capciosas, la nota mínima de aprobación fue de 60 y no de 51, como señala el Reglamento de Evaluación y una cadena de evasivas, pero el profesor de la materia (Ministerio de Educación) les respondió con un rotundo ¡no!; sin embargo, pudo más la presión y se decidió ponderar y elevar el número de aprobados; ahora a preparar maletas de certificados para el examen de méritos y defensa de proyectos.

En este atolladero educativo hay más: la Asociación de Directores de Unidades Educativas denunció que las pruebas, una vez recibidas por los profesores postulantes, fueron fotografiadas y enviadas a través de WhatsApp y otras facilidades tecnológicas fuera del recinto, para recibir las respuestas. ¿Será ese 30% que hizo ‘chanchullo’ para aprobar? Deseo recordar que una vez que termine todo el proceso de institucionalización de los cargos a director, los profesores que aprueben van a asumir una de las tareas más delicadas: administrar la educación de los futuros recursos humanos de Bolivia, pero ¿es moral lograr este cargo con ‘chanchullos’, lloriqueos, amenazas y otras conductas propias de mediocres? Vale la pena meditar en todo este proceso.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia