Animal Político

Falló Carlos Chávez y nosotros también

La mayor parte de la hinchada de los clubes ligueros y simpatizantes de la selección somos extremadamente derrotistas o enormemente exitistas, dependiendo del resultado.

La Razón (Edición Impresa) / José Luis Columba Fernández

00:05 / 26 de julio de 2015

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, ya está en el penal de Palmasola. Sin embargo, la caótica situación del deporte boliviano y del fútbol en particular no va a mejorar en tanto no cambien varios aspectos de fondo en el trabajo de los deportistas, las autoridades, los periodistas e incluso en la afición.

Si bien Carlos Alberto Chávez Landívar no ha tenido mayores logros en su gestión y está muy lejos de parecerse a dirigentes de la talla de Mario Mercado o Rafael Mendoza, el abismo en el que está el fútbol boliviano no depende de la gestión de un solo dirigente.

Empiezo con la autocrítica, porque también soy aficionado. La mayor parte de la hinchada de los clubes ligueros y simpatizantes de la selección somos extremadamente derrotistas o enormemente exitistas, dependiendo del resultado. Los hinchas ya ni siquiera tenemos la creatividad para componer una canción de aliento para nuestros clubes y son cánticos argentinos los que se escuchan en nuestras canchas.

Los futbolistas “profesionales” se dedican a entrenar a un solo turno, y el resto del tiempo ¿qué hacen?, ¿estudian aspectos tácticos?, ¿están mejorando su preparación física? Pero al mejor estilo de la dirigencia sindical, son capaces de ejecutar medidas de presión “hasta las últimas consecuencias” cuando no se les cumple con el pago de sus salarios.

El gran Chespirito solía burlarse de los “cronistas deportivos” y creo que si hubiera escuchado las actuales transmisiones radiales bolivianas o hubiera visto algún programa televisivo local, tendría un infinito material. Más allá de los experimentos vocales en el micrófono de algunos colegas, hay un nulo aporte al léxico, además en muchos casos carecen de conocimientos básicos del deporte.

Las canchas de césped sintético que nuestras autoridades “regalan” en varias localidades no son garantía para tener a futuro a prometedores futbolistas debido a que no hay planificación para su funcionamiento, ni escuelas de fútbol.

La Justicia podría asociar las acciones de Chávez con el tipo penal de estafa con agravante de víctimas múltiples. Pero somos 10 millones de bolivianos que somos culpables de una estafa a nosotros mismos. Casi todos hemos fallado y es tiempo de cambiar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia