Animal Político

Fernando Castedo: ‘Ya no es momento de tomar las cosas por la fuerza’

Castedo apelará al diálogo para impulsar proyectos de desarrollo regional; asegura que ‘ya no es momento de represiones ni tomar cosas por la fuerza’.

Fernando Castedo. Foto: Iván Condori

Fernando Castedo. Foto: Iván Condori

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

00:00 / 10 de febrero de 2013

Cauto en sus respuestas y apreciaciones sobre el quehacer político en su región y en el Gobierno, el odontólogo Fernando Castedo Cadario asegura que el Comité pro Santa Cruz —cuya presidencia ganó en elecciones, la semana pasada— debe ser fortalecido para priorizar la coordinación interinstitucional y así impulsar los proyectos de desarrollo en favor de su departamento.

En mayo de 2008 fue uno de los  principales protagonistas en el referéndum para aprobar el estatuto autonómico de Santa Cruz, cuando era vocal de la extinta Corte Departamental Electoral.

Ahora, en su calidad de líder cívico, asegura que la institución a su mando precisa varios cambios y mejoras y asegura que no se cometerán los errores del pasado, como cuando miembros de la Unión Juvenil Cruceñista, afines al Comité pro Santa Cruz, tomaron oficinas de Impuestos y el INRA, cuatro meses después del referéndum autonómico.

Los manifestantes exigían al presidente Evo Morales devolver a las regiones los ingresos petroleros que el Gobierno recortó en enero de 2008 para pagar la renta Dignidad.

La ola de protestas, alentada por los movimientos autonomistas contra el Poder Ejecutivo, incluyó bloqueos de carreteras y pasos fronterizos a Brasil, Argentina y Paraguay.

Al respecto, Castedo califica esos hechos como “barbarismos” que  —en su criterio— no se repetirán en su gestión que dura dos años.

— ¿Cómo evalúa la gestión anterior del Comité Cívico?

— Es difícil hacer una evaluación de la gestión que culmina; el Comité tiene una historia de 60 años, y en cada gestión se ha ido aportando para fortalecer esta institución que hoy debe ser la mejor institución cívica de todo el país. Sería mezquino hacer una evaluación de ese tipo.

— Pero, ¿cuál el aporte o los cambios en favor de la cruceñidad?

— Debemos cambiar, en este momento, el accionar y el relacionamiento interinstitucional entre todos los sectores que integran el Comité pro Santa Cruz; esto obviamente nos va a permitir accionar esta unidad para tener un Comité fortalecido, que es lo que está faltando. Debemos buscar el interés común; entre las provincias y otras instituciones podemos entablar diálogo y conversaciones con todas las instancias que correspondan para llegar a los objetivos que nos hemos planteado.

— Más allá del discurso, ¿cómo se aplicará el relacionamiento interinstitucional?

— Deberá haber un buen relacionamiento con las instituciones que pertenecen al Comité; luego, reordenar, rearticular la unidad del Comité; después, viene el relacionamiento con los gobiernos nacional, departamental y municipales. Esto se lo hará en base al diálogo, buscando las mejores soluciones y siempre haciendo prevalecer el interés de la región y del país, porque pertenecemos a Bolivia, somos parte integral del país.

— ¿Se buscará una reunión con Evo Morales para coordinar acciones?

— Lo que necesita el Comité y la región es tener la información de primera fuente de todas las instancias; tenemos que conversar con el Gobierno central y lo vamos a hacer cuando lo veamos pertinente; así también lo haremos con el gobierno departamental y los 56 gobiernos municipales del departamento. Se debe velar por que todas esas instancias estén avalando los derechos que por ley nos corresponde.

— ¿Conoce a Evo?

— Tuvimos la oportunidad de saludarnos cuando era vocal, cuando fui el responsable de llevar adelante el proyecto del voto de los bolivianos en el exterior. Ahí tuvimos la oportunidad de cruzar una conversación.

— ¿Cuál será la primera demanda al Gobierno nacional?

— La prioridad son los resultados del último censo en cuanto a su aplicación; tenemos que discutir la reasignación de escaños, no sólo para Santa Cruz sino para todo el país, y la asignación de recursos; no vamos a permitir que esto sea postergado y liquidado hacia adelante, debe haber una aplicación inmediata. La Ley de Régimen Electoral, de acuerdo con la población arrojada en el último censo, sirve para una nueva repartición de escaños y también de recursos.

— ¿Cómo impulsar esa demanda si incluso hay el pedido de un nuevo censo regional en Santa Cruz?

— Para un censo departamental, la autonomía regional debería estar en vigencia; esto debe ser motivo de análisis. Convocaremos a una mesa de diálogo para este proyecto. Lo que está proponiendo el Comité es dialogar y buscar buenas estrategias.

— Este cargo es un nuevo reto. ¿Qué hacía antes, por ejemplo, en el referéndum de 2008?

— Estábamos en la Corte Electoral, cuando se llevó adelante el proceso de puesta en vigencia del estatuto autonómico, el 4 de mayo de 2008. Ahí hemos trabajado por mandato del cabildo del millón, instruido por la Prefectura y se trabajó para el referéndum en mi calidad de vocal de la Corte Electoral de Santa Cruz.

— Pero ese referéndum fue calificado de ilegal e inconstitucional...

— Como exvocal, no puedo interpretar las leyes, sino sólo acatarlas; tampoco puedo emitir ningún juicio de valor sobre esos hechos.

— Después de esos actos, también se registró la toma de instituciones; ¿qué hacía entonces?

— Eso no lo comparto; por eso soy amigo del diálogo, del respeto. Entonces, los barbarismos no deben estar en la gestión de Fernando Castedo, no deberán darse este tipo de acciones, que no traen beneficios para nadie, ni para quienes lo reciben ni para quienes lo provocan.

— ¿El Comité Cívico continúa con esas ideas extremistas?

— Son cosas malas que no hay que repetirlas; de los ejemplos que pasaron hay que sacar experiencias que sean positivas para el futuro; debemos insistir en el diálogo, debe ser la moneda de uso corriente en la gestión de Fernando Castedo. Dialogando vamos a encontrar soluciones a todas la demandas y necesidades. Ya no es momento de represiones ni de tomar las cosas por la fuerza.

— ¿Qué vínculo existe con el gobernador Rubén Costas?

— Ninguno en especial. Tengo buenas relaciones con todas las autoridades del departamento, y si tengo que tenerlas a nivel nacional, también se lo hará. Un buen relacionamiento nos traerá buenos resultados para la gestión y para el departamento; esto es lo que va a fortalecer a la institución.

— ¿Qué le dice el nombre de Branko Marinkovic?

— Es un exlíder cívico que ya no está presente en el país.

— Pero, sus acciones marcaron huella...

— Cada gestión tuvo un protagonismo diferente, cada uno de los procesos. Es por eso que la sumatoria de todo hace una institución fuerte, por eso ha sido y seguirá siendo la mejor institución cívica del país.

— ¿Cómo garantiza que no se repetirán las acciones de Branko?

— Repito, cada gestión tuvo a su protagonista; ahora sólo puedo opinar sobre lo que será mi gestión.

— Por lo general, todos los líderes cívicos pertenecen a una logia. ¿A cuál pertenece usted?

— No, yo pertenezco a muchas instituciones, pero principalmente a la mayor organización que defiende la cruceñidad. Todos vivimos bajo un mismo techo y pisamos un mismo suelo, y el interés es la defensa del terruño que nos une a más de 3 millones de habitantes en Santa Cruz.

— Una indígena compitió con usted, Justa Cabrera. ¿A qué se debe ese fenómeno de apertura en el ente cívico?

— La inclusión es un fenómeno a nivel nacional y mundial, la integración de todos los sectores que son pieza fundamental para que el desarrollo vaya en armonía. Obviamente, se debe trabajar de manera coordinada con ellos (los indígenas), porque tienen sus propias normas y costumbres; hay que respetarlas, ya que están en la Constitución. Los pueblos indígenas deben ser tomados en cuenta de manera permanente.

— ¿Qué implica una reestructuración política en Santa Cruz?

— Nos mantenemos al margen de dar criterios político-partidarios. Eso será más descripción de un parlamento cívico que estamos promoviendo, será el directorio ejecutivo en coordinación con el directorio de instituciones formado por 24 sectores, las 15 provincias y los expresidentes. Éste será un parlamento cívico deliberativo en el que se tomarán decisiones corporativas, para que no sea simplemente un manejo presidencialista en el Comité.

Perfil

Nombre: Fernando Castedo Cadario

Nació: 20-10-1959

Profesión: Odontólogo

Cargo: Presidente del Comité pro Santa Cruz

Carrera

Fue dirigente de varias instituciones como el Colegio de Odontólogos; fue presidente del club Destroyers; integró el Tribunal de Imprenta, además de fungir como vocal electoral. Tiene una maestría en salud pública y trabaja en la Caja Petrolera.

Fernando Castedo: ‘No hay que tenerle fobia a los partidos políticos’

— ¿Aún hay cuadros políticos a nivel nacional y regional?

— En este sentido no puedo opinar. Repito, como Comité, no podemos asumir posturas políticas.

— Pero, ¿cuál es la expectativa del Comité sobre los actuales líderes nacionales y regionales?

— Creo que no hay que tenerle fo-bia a los partidos políticos; hay que conversar con ellos velando por que cumplan con el objetivo principal del desarrollo y el bienestar y los intereses de Santa Cruz y de todo el país. Entonces, el conversar, el pedir información a la clase política del nivel departamental y nacional, que no sea un trauma, como muchas veces se lo quiere ver. La apertura es completa hacia todos y queremos que todos los cruceños y no cruceños se sientan cómodos al ingresar al Comité, en base al respeto y al diálogo.

— ¿Qué opina sobre el gobernador Rubén Costas y el alcalde Percy Fernández?

— No puedo opinar de manera personal sobre ninguna institución ni persona, represento a los casi tres millones de cruceños y lo que queremos de todos estos líderes en función de gobierno es que cumplan con los intereses y derechos de los ciudadanos y la región toda.

— Y si no se puede establecer el diálogo, ¿qué pasará?

— Si no se logra concordar en base al diálogo, en base al intercambio de ideas y no logramos ponernos de acuerdo, entonces ahí se dará una asamblea de la cruceñidad en la que se decidirá cuáles son las acciones a seguir. Pero, inicialmente, debo insistir, el diálogo debe ser la moneda de uso corriente en el movimiento cívico.

— ¿El seguimiento y la fiscalización de obras regionales?

— Seremos celosos fiscalizadores, celosos y fieles guardianes del desarrollo y los intereses del departamento.

— ¿Qué es lo más urgente que le está faltando a Santa Cruz?

— Sobre todo, la integración caminera en las provincias es fundamental para el desarrollo regional; además, debe despegar de una vez por todas cuatro megaproyectos: el Mutún, Rositas, Yacuse y Tusequis, también Puerto Busch, con una salida por la hidrovía Paraguay-Paraná. También la inseguridad ciu- dadana en el departamento es asombrosa, no sólo en Santa Cruz, sino en el país; veo que con esos te- mas tenemos para trabajar un año.

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia