Animal Político

Formas democráticas en Bolivia previas a 1982

Del siglo XIX al nacionalismo del MNR

La Razón / Ricardo Aguilar Agramont

00:03 / 07 de octubre de 2012

Si bien este miércoles Bolivia cumple 30 años consecutivos bajo la democracia moderna, esto no significa que antes no hayan existido otros regímenes democráticos más o menos deficientes unos de otros respecto del actual. El expresidente e historiador Carlos Mesa es la fuente de los datos históricos para este artículo.

“El concepto de democracia, en un sentido laxo, se apoya en la Constitución. Por supuesto que Bolivia, desde el primer día, ha tenido una Constitución que establecía al sistema democrático como el vigente, pero el primer Gobierno surgido democráticamente fue el de Adolfo Ballivián, en 1873”, relata el también historiador.

De acuerdo con su reflexión, la democracia del siglo XIX fue muy reducida y su máxima expresión fue la elección como presidente de Adolfo Ballivián en 1873, con una mayoría relativa. Ésta fue la primera vez que un presidente ganaba una elección por mayoría relativa y no absoluta, que es lo que para Mesa es rescatable como una calidad democrática verdadera.

A pesar de la virtud de los comicios que dieron la victoria a Ballivián —que fue mostrar una competencia electoral y democrática real— la gestión de Ballivián quedó en lo “anecdótico, pues murió de cáncer al año y medio de asumir el poder”, cuenta el exmandatario.

Los demás presidentes bolivianos del siglo XIX siempre eran electos mediante mayoría absoluta. “Lo que sucedía es que hacían un golpe de Estado y llamaban a elecciones con la ausencia de cualquier candidato opositor y, por supuesto, que ganaban con porcentajes de 98% o números parecidos”, rememora.

Además, argumenta, no se puede dejar de considerar quiénes tenían derecho a votar. De hecho, desde el nacimiento de la República, en 1825, hasta la instauración del voto universal (decretado el 21 de julio de 1952) rigió el voto “calificado” o “censitario”. Éste consistía en que para sufragar se debían cumplir cuatro requisitos: ser hombre, ser alfabetizado; se debía demostrar un ingreso y se debía probar que no se estaba ejerciendo ninguna labor de servidumbre, o sea, no estar contratado como siervo o empleado por nadie.

Después, con la Convención de 1880 se estableció el modelo oligárquico en Bolivia y comenzó la era del Partido Conservador, que en su inicio se llamó Partido Constitucionalista. El primer presidente de ese periodo —que comenzó inmediatamente después de la Guerra del Pacífico— fue Narciso Campero, a quien eligieron en el Congreso y no por voto popular; además, como anécdota, era liberal, “aunque fue considerado por la historia como el primer mandatario conservador”, narra Mesa.

En ese periodo, el primer presidente elegido por voto popular fue Gregorio Pacheco, quien derrotó a Aniceto Arce. “Ahí nació esa famosa historia de la ‘chequera contra chequera’, pues ambos eran grandes potentados mineros”. La etapa conservadora terminó en 1899 con la Guerra Federal, la que interrumpió, después de casi 20 años, la continuidad de ese partido en el poder.

En 1899 se inició la era liberal, cuando al finalizar la guerra mencionada, el Congreso en Oruro eligió a José Manuel Pando. El periodo de los liberales “fue el segundo más largo de nuestra historia después del actual, fue de 1899 a 1920” y que terminó con el golpe republicano del triunvirato de Bautista Saavedra, Manuel Ramírez y José María Escalier.

Luego, este grupo llegó al poder mediante elecciones democráticas con Saavedra y Siles, el periodo republicano duró diez años, hasta 1930. Después, prosigue Mesa, “vino el periodo turbulento previo a la Revolución Nacional del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

La democracia del periodo del MNR “fue complicada”, juzga el expresidente Mesa. “Pues Paz Estenssoro, si bien reivindicó el triunfo electoral del 51, en los hechos fue un gobierno de facto, no ratificado por el Congreso, es más éste no existió. Por consiguiente, el primer Gobierno de la Revolución Nacional no fue democrático”. El primer gobierno democrático del periodo del MNR fue el de 1956, de Hernán Siles Zuazo. Esa elección fue histórica, pues fue la primera bajo la modalidad del voto universal.

Aquí Mesa aporta, como datos interesantes, los promedios de votaciones que hubo desde el siglo XIX: “El promedio de votos entre 1842, que fue la primera elección, y 1900 fue de 15 mil a 60 mil; en el siglo XX, de 1900 a 1956, de100 mil a 120 mil; y, en la última elección previa a la Revolución de 1952 hubo al rededor de 126 mil votos. La primera votación universal en 1956 llegó a 955 mil, esto con sólo cinco años de diferencia”.

Después llegaron los años de las dictaduras, desde René Barrientos Ortuño (1964) a Luis García Meza (1982), a veces interrumpidos por eventuales gobiernos fallidos de tránsito a la democracia, la cual finalmente se instauró con Siles Zuazo en 1982.

Para Mesa, la democracia actual es, “sin dudas, la más perfecta o más bien la menos imperfecta. Ahora el ciudadano tiene conocimiento de la Constitución”. Y añade que hay libertad de expresión. “Uno puede reivindicar la Constitución o no, pero es posible generar un conjunto de acciones que apelen a ésta y se cumplan las libertades”.

No hubo ningún periodo de la historia del país, como en estos 30 años de democracia, en el que las libertades ciudadanas hayan tenido un mayor desarrollo. “Esto no significa que sea perfecta”, afirma. Pero hace un contraste con la afirmación de que en estos últimos tres años “algunas libertades han comenzado a restringirse”. El rasgo más negativo que apunta es la judicialización de la política; es decir, convertirla en un mecanismo a través del que se puede meter presos a los adversarios políticos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia