Animal Político

Fórmulas

La suspicacia, está visto, no tiene límites. Más aún cuando se alimenta del innecesario error. Así, los datos oficiales de la población boliviana provenientes del Censo 2012 aparecen reconvertidos, en la agenda mediático-regional, en datos “modificados”.

La Razón / Exeni

00:05 / 04 de agosto de 2013

Lo que debieron ser, después del censo, las anunciadas “batallas” por la reasignación de escaños en la Asamblea Legislativa Plurinacional y por la reasignación de recursos económicos a través del pacto fiscal se ha convertido, precozmente y de mal modo, en la querella por los datos. Hoy no se discute en esencia cuántos diputados ni cuántos millones le corresponderían a cada departamento del país, sino cuántos habitantes (des)aparecieron. Y se anuncian duelos, clausuras, resistencias.

La suspicacia, está visto, no tiene límites. Más aún cuando se alimenta del innecesario error. Así, los datos oficiales de la población boliviana provenientes del Censo 2012 aparecen reconvertidos, en la agenda mediático-regional, en datos “modificados”. Y la información preliminar, con sus fallidos conteos manuales, resulta ser la población “verdadera”. Ahora sólo falta que el INE, boletas en mano, revele dónde escondió (sic), en apenas seis meses, a 362.659 compatriotas.

Fórmulas “suma-cero”. En censo revuelto ganancia de enredadores. Mientras el Tribunal Supremo Electoral, con genuina convicción, cree que la reasignación de escaños es cosa de “fórmulas matemáticas” (aritmética pura), brotan líderes cívico-políticos y analistas in/dependientes haciendo cuentas con repartición de curules a la carta. Y unos ganan, otros empatan, otros pierden. Y los primeros quieren más, los segundos reclaman desempate, los terceros dicen de ninguna manera.

Claro que hay casos extremos de fórmulas “suma-rústica”. El ciudadano Lazarte (ex UN), por ejemplo, es el ya-no-ya de la creatividad inconstitucional: divide el total de la población entre 130; con esa “cifra repartidora” divide la población de cada departamento. Y listo el titular sensacionalista: “tres regiones ganan 15 escaños y seis pierden 19”. ¿Y el criterio de equidad para los departamentos con menor población y menor desarrollo económico? No recuerda/no responde.

El camino al paraíso está empedrado de buenas invenciones. Y de antiguo se sabe que las fórmulas, siendo necesarias, no son suficientes. Peor todavía si los datos agitan-(re)articulan. Es mejor esperar. Que las cifras se calmen para organizar las reasignaciones.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia