Animal Político

Francisco, el hombre que no le teme a los líos

“Hagan lío, pero organícenlo bien”, expresó en Paraguay, donde también se dio un baño de multitudes. Él predicó con la palabra porque su visita fue un dolor de cabeza para Chile.

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega

00:05 / 19 de julio de 2015

Simpático, inalcanzable y problemático. Simpático porque con sus 78 años a cuestas, medio pulmón menos y sin temor a los 3.600 metros de altura de La Paz, el Papa argentino hizo un gol de media cancha en pórtico chileno. Aprendan jugadores argentinos que sufren al acercarse al cielo.

Simpático porque recibió del presidente Evo Morales una cruz “comunista” y aceptó que no sabía la historia de aquel emblema que hizo Luis Espinal décadas atrás. Inalcanzable porque su Papamóvil estaba manejado por uno de esos pilotos frustrados de Fórmula 1 que no tomó en cuenta a la multitud que se acercó para al menos recibir una bendición de lejos. Los menos beneficiados fueron los de la ciudad de La Paz.

Inalcanzable porque dejó a miles con ganas de tomarse una foto con él. Inalcanzable porque en Santa Cruz organizaron su llegada como si se tratara de un rock star y los más privilegiados tenían manillas VIP (Very Important Person). Los menos, el pueblo aquel al que Francisco quería llegar con su mensaje no pudo acceder como hubiera querido.

“Hagan lío, pero organícenlo bien”, expresó en Paraguay, donde también se dio un baño de multitudes. Él predicó con la palabra porque su visita fue un dolor de cabeza para Chile. Porque el primer día estuvo un par de segundos en silencio y después disparó... “estoy pensando en el mar.... diálogo, es indispensable”. Listo. Se abrió la caja de Pandora y el lío estaba armado.

Desde entonces, en el país vecino, salieron los traductores de las palabras del Sucesor de Pedro. Se dijo que él no dijo lo que en realidad dijo. La Iglesia Católica chilena puso la cabeza para ir a la guillotina mediática y hasta un sacerdote salió a dar una conferencia de prensa. Inédito. Hay, claro que sí, críticos de Francisco. El expresidente Néstor Kirchner, lo tildó como el “jefe espiritual de la oposición política”.

La esposa del exmandatario (fallecido en octubre de 2010) y actual presidenta Cristina Fernández también se le enfrentó cuando su gobierno trató el tema del matrimonio de personas del mismo sexo. Entonces, el sacerdote no fue tan “open mind” (“mente abierta”, dicho en el lenguaje de la Colonia). Como sea que fuere, Francisco en Bolivia hizo un lío y ahora solo resta... rezar, rezar por él.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia