Animal Político

Nace el Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco

La Autonomía Regional del Chaco, en pleno funcionamiento y perfeccionamiento, se abre paso muy lejos de los pronósticos fatalistas y los extremos. Se construye y consolida día a día en unidad, legitimidad, democracia y con un futuro promisorio para toda Bolivia.

La Razón (Edición Impresa) / Hugo Siles Núñez del Prado es viceministro de Autonomías

00:00 / 07 de mayo de 2017

El modelo de descentralización y autonomías del Estado Plurinacional de Bolivia se encuentra en plena fase de implementación y desarrollo. Los cuatro tipos de autonomías: autonomía departamental, autonomía municipal, autonomía indígena originaria campesina y autonomía regional son parte esencial de la transformación del Estado y del proceso de cambio en los últimos años. Y es que frente a una primera fase normativa inicial de las autonomías, el proceso autonómico, con la realización de referéndums y consultas, la vigencia de normas básicas institucionales, cartas orgánicas, estatutos, regulación de competencias y dialogo del pacto fiscal, avanza sin prisa, ni pausa.

En días pasados, con la promulgación de parte del presidente Evo Morales de la Ley transitoria para la conformación y el funcionamiento del Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco, Ley 927, y la designación del Ejecutivo Regional Transitorio como máxima autoridad ejecutiva y los Ejecutivos Transitorios de Desarrollo, nace el Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco. Y con este acontecimiento los cuatro tipos de autonomía del Estado Plurinacional entran en plena vigencia.

El referéndum y consulta del 20 de noviembre de 2016 aprobó con más del 73% del apoyo de la población el estatuto de la autonomía regional del Chaco. Sin embargo, un problema se advertía frente al vacío de la norma básica aprobada en el referéndum, que no establece el procedimiento a seguir una vez aprobado el Estatuto Autonómico Regional del Gran Chaco, respecto a la conformación de su gobierno, al ejercicio de sus atribuciones y la administración de sus recursos, lo que finalmente imposibilitaba la implementación del Gobierno Autónomo Regional generando inseguridad jurídica para la autonomía regional del Gran Chaco y para el Gobierno Autónomo Departamental de Tarija.

Por tanto, sin una ley de la Asamblea Legislativa Plurinacional que regule este proceso de transición no se podía constituir el Gobierno Autónomo Regional y también se imposibilitaba que los Ejecutivos Seccionales de Desarrollo electos en 2015 se separen del Gobierno Autónomo Departamental de Tarija, postergando la implementación del Estatuto Autonómico Regional hasta 2020.

En este sentido, era necesaria una norma transitoria para el funcionamiento del Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco y así poder aplicar de manera gradual y paulatina el Estatuto Autonómico Regional. Asimismo configurar las condiciones, mecanismos y procedimientos para el desarrollo de una transición ordenada, responsable y transparente de la gestión entre la Autonomía Departamental y la Autonomía Regional; así como para efectivizar y ejercitar las competencias que han sido transferidas por el Gobierno Departamental de Tarija mediante Ley Departamental 079.

El contexto histórico de la autonomía del Chaco se inicia en lo formal y constitucional hace ya siete años con el referéndum y consulta de acceso a la autonomía regional, la conformación y elección de la Asamblea Regional, la transferencia de regalías y la delegación de competencias del Gobierno Autónomo Departamental de Tarija, entre otros. La Autonomía Regional del Chaco tarijeño es un proceso de innovación en Bolivia y en América Latina, toda vez que este tipo de autonomía se constituye por voluntad ciudadana de una región integrada por dos o más municipios para optimizar la planificación y la gestión de su propio desarrollo. Sin disolver ni romper la unidad territorial del departamento de Tarija; se eligen autoridades y se delegan competencias de la autonomía departamental con ejercicio de facultades normativo-administrativas, fiscalizadora, reglamentaria y ejecutiva.

El diseño institucional y desarrollo normativo resultan claves en este proceso. La base de esta acción está en un cronograma normativo que permite apuntalar la agenda de la Asamblea Regional de cara al ejercicio de las competencias transferidas y la coordinación con el Órgano Ejecutivo, sus dependencias y el funcionamiento de las mismas. La apertura del Gobierno Autónomo Regional transitorio en concordancia con La ley Departamental 079 de transferencia de competencias a la Autonomía Regional del Chaco prevé en el artículo 6 parágrafo II que una vez instalado el Gobierno Autónomo Regional debe conformarse una comisión que tiene por objeto analizar, inventariar, realizar actuaciones y diligencias, así como emitir informes legales, financieros y otros que respalden el correcto traspaso de los bienes.

El funcionamiento del primer Gobierno Autónomo Regional y la tan esperada concreción de legítimas demandas y aspiraciones del Chaco tarijeño en la construcción gradual y progresiva de la autonomía ya es una realidad y cuenta con el respaldo y la legitimidad de los ciudadanos de tan importante región del país. Yacuiba, Villa Montes y Caraparí hacen historia al constituir el naciente gobierno de la Autonomía Regional del Gran Chaco y frente a un puñado de voces discordantes y mezquinas con el extraordinario proceso autonómico, inician las acciones de trámite administrativo y contable del gobierno transitorio, que concluirá luego de la elección de las nuevas autoridades en 2020. Por ello resulta imperativo la construcción de una gestión pública modelo de autonomía regional que tenga como principal objetivo la eliminación de la pobreza extrema y el desarrollo de la Agenda Patriótica 2025 en el Chaco. Será necesario trabajar en la concurrencia de esfuerzos con el Gobierno Nacional, con la inversión pública del nivel central del Estado y el Plan de Desarrollo Económico Social 2016-2020 implementado en el territorio de la Autonomía Regional del Chaco, con planes como por ejemplo la planta separadora de líquidos ya construida y en funcionamiento y la futura planta de polipropileno de 2.200 millones de dólares en el municipio de Yacuiba, entre otras inversiones proyectadas. 

En este contexto, la Autonomía Regional del Chaco, en pleno funcionamiento y perfeccionamiento, se abre paso muy lejos de los pronósticos fatalistas y los extremos. Se construye y consolida día a día en unidad, legitimidad, democracia y con un futuro promisorio para toda Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia