Animal Político

El Gobierno ‘conoce’ al detalle todas las obras Usaid

Larry Memmott, encargado de Negocios de EEUU en Bolivia, pide que la acusación de injerencia estadounidense sea demostrada lo más pronto posible por los acusadores.

La Razón / Iván Bustillos / La Paz

00:04 / 03 de noviembre de 2013

Injerencia. Acaso toda la visión del Gobierno boliviano sobre la relación con Estados Unidos se resuma en esta palabra. El encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, Larry Memmott, se defiende al respecto: “Yo no sé. Cuando alguien hace una acusación, tenga que ver con nosotros o con cualquier tema, yo esperaría que se pregunte: ¿y cuál es la evidencia de eso?, ¿cuáles son los datos específicos?; porque con eso se puede contestar. Ahora, nunca nadie ha dado un caso específico, una pista, un pedazo de evidencia; entonces, yo no puedo contestar, no puedo…”.

Con relación a la labor de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Memmott enfatiza en que todos los proyectos han sido de pleno conocimiento del Ejecutivo. “Lo que yo le puedo decir, y usted lo puede ver en internet (en el sitio web de la embajada), es que todos los proyectos que nosotros hemos tenido han sido con informes al Gobierno; explícitamente, contando precisamente lo que estamos haciendo, y cualquier proyecto que el Gobierno ha dicho ‘no, no queremos hacer esto’, lo hemos sacado, no lo hacemos”.

Cuando se le plantea que quizás la crítica del Gobierno no vaya tanto a los proyectos de desarrollo, sino más bien a ciertos programas de “capacitación”, de educación ciudadana, donde inevitablemente se trata de concepciones ideológicas, Memmott afirma: “Hace dos o tres años que no estamos trabajando en el lado de democracia ni nada. Todos nuestros proyectos se han enfocado sobre dos temas, salud y medio ambiente. Hace año y medio que el Gobierno de Bolivia nos ha pedido explícitamente que volvamos con un proyecto para fortalecimiento municipal; y hemos desarrollado ese proyecto, hemos mandado personas de Estados Unidos que se han reunido con ministros y con oficiales municipales del MAS y de todos los partidos para desarrollar ese proyecto. (Pero) justamente cuando lo tenemos más o menos listo para partir, a pedido del Gobierno sale Usaid del país”.

El Encargado de Negocios insiste en que las diferencias ideológicas no deberían impedir emprendimientos conjuntos. En Europa, dice, hay países con más tendencia socialista que Bolivia, pero que igual siguen siendo aliados de Estados Unidos. “Reconocemos aquí una falta de confianza; hay diferencias ideológicas; pero, como le digo, unos pueden tener diferencias ideológicas y todavía ser aliados; uno no tiene que pelearse porque a uno le parece mejor una economía de mercado, y a otro le parece mejor una economía de menos mercado.

Consideramos que podemos trabajar juntos sobre muchos temas, aunque hay algunos sobre los cuales no (...). A mí, cuando me han mandado a Bolivia, me han dado una sola misión: construir y desarrollar una relación de confianza, positiva, de respeto mutuo entre los dos gobiernos”.

Con todo, el representante de Estados Unidos en el país no deja de destacar los logros alcanzados por Bolivia en los últimos años. “Hemos visto un progreso muy importante en cuanto a la inclusión social, tanto en Bolivia como en Estados Unidos; por ejemplo, con las elecciones de nuestros respectivos presidentes; creo que eso es muy importante (el primer presidente de color en Estados Unidos y el primero indígena en Bolivia). Es una coincidencia, es el resultado de luchas separadas en los dos países, que han demorado mucho tiempo pero que han llegado a un momento en que han dado fruto”.

Memmott estuvo en Bolivia hace 25 años. Comenzó su carrera diplomática en 1987, precisamente como vicecónsul en La Paz, Bolivia; de ahí que también tenga una evaluación personal  de los cambios ocurridos en el país. “Yo estuve en Bolivia hace 25 años por primera vez, por un año y medio. Y le puedo decir que la diferencia que veo en Bolivia, después de 25 años, es impresionante, en cuanto a la inclusión social, la situación económica. Hemos visto que el Banco Mundial ha sacado un reporte que dice que la mitad de los bolivianos está por entrar a la clase media; es un cambio muy importante, tremendo, y hay que felicitar al Gobierno de Bolivia, más que nada al pueblo boliviano”.

En cuanto a las cosas que unen y separan en este momento a Bolivia y Estados Unidos, el Encargado de Negocios piensa que siempre son “más grandes” las cosas que unen que las que separan: creencias clave de los dos pueblos; “principios como la democracia, la libertad, respeto a los derechos humanos; la inclusión social y la igualdad de oportunidades”.  “Ahora, Estados Unidos es el mayor comprador de productos no tradicionales de Bolivia; y uno de sus mayores proveedores; entonces, la relación comercial es algo que nos une. El lado cultural también es importante; la cultura de Estados Unidos viene de una mezcla de todos los países del mundo; la cultura de Bolivia viene también de una mezcla de muchas influencias. Cuando nosotros traemos artistas de jazz o de música clásica o de rock and roll, se llenan los lugares; creo que los bolivianos y los americanos también tenemos mucho en común en cuanto a lo cultural”.

El problema es —complementa—que siendo poco lo que nos separa, periodistas o quien fuera ponen demasiado énfasis en este lado oscuro. Con relación al inevitable tema de la extradición del expresidente Sánchez de Lozada, Memmott ataja la embestida señalando que el caso es estrictamente técnico y legal. Cuando se le pregunta si en el trámite no hay algo de voluntad política en medio: “Para nada, para nada”, reitera. Su país está a la espera de la entrega de un nuevo petitorio de extradición.

En lo referido al incidente del avión del presidente Morales en Europa el 2 de julio, cuando se le impidió sobrevolar espacio aéreo europeo, Memmott insiste en que el asunto es de soberanía de España, Francia, Italia y Portugal. “Creo que es un error cuando uno empieza a decir ‘mira, lo han hecho por presiones’; Francia, España e Italia no aceptan presiones de parte de Estados Unidos”, remarca el representante diplomático. Lo mismo dice del tema regional, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, la Alianza para el Pacífico: todos los países son soberanos y pueden unirse como quieran. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia