Animal Político

Gudynas y Harvey

El artículo de Martínez Alier comenta el debate entablado por los seguidores de David Harvey en Ecuador con Eduardo Gudynas, teórico contra el extractivismo. Ambos textos se publicaron en este suplemento.

La Razón (Edición Impresa) / Joan Martínez Alier

00:00 / 01 de noviembre de 2015

El artículo inicial de Eduardo Gudynas criticando el concepto de “acumulación por desposesión” [Romper con un colonialismo simpático, Animal Político, domingo 27 de septiembre] me pareció demasiado breve y poco analítico. Es sabido que Gudynas no procede de una tradición marxista. Hay mucho más que decir sobre la aplicación en la actualidad del concepto de “acumulación primitiva” u “originaria”, como ya empezó a explicarlo Rosa Luxemburgo; la contribución de David Harvey es sin duda interesante e influyente. En mi opinión, Gudynas no la analiza suficientemente.

La dependencia de las metrópolis de las importaciones de las periferias no ha sido nunca tan grande como ahora. Por ejemplo, la extracción de materiales de América del Sur y su exportación aumentaron más de cuatro veces desde 1970 hasta el 2008. Es obvio que en las próximas décadas no debe y seguramente no puede mantenerse un ritmo similar de expolio de la naturaleza ni semejante atropello en las fronteras extractivas contra las poblaciones locales.

Gudynas simplifica en su crítica. Pero Harvey es peor, porque al parecer no se digna contestar. De hecho, yo creo que de momento Harvey no contesta porque él no tiene mucho que decir del extractivismo, él no estudia en detalle tales temas de la ecología política. No hay estudios de Harvey en América Latina sobre la producción minera, las plantaciones de palma de aceite o de eucaliptos, sobre la extracción del petróleo o gas.

Harvey, que suele vivir algunas temporadas en Ecuador, ha mantenido silencio (que yo sepa) sobre la propuesta del Yasuní ITT [mantener indefinidamente en el subsuelo el petróleo que se sabe que existe en esta área protegida de Ecuador, a cambio de una compensación internacional por el valor de al menos el 50% de los beneficios que el Estado iba a recibir si explotaba dicha reserva; en 2013 el gobierno del presidente Rafael Correa desechó dicha iniciativa] y nunca protestó por el boicot a esta propuesta a cargo del presidente Correa ya desde 2009 (con motivo de la COP en Copenhague).

Harvey no es un autor relevante para el estudio en detalle del “extractivismo”, como sí lo son Gudynas, Maristella Svampa, Alberto Acosta que han levantado esta escuela “postextractivista” con una joven pléyade de autores sudamericanos.  Harvey no ha criticado a los políticos como Álvaro García Linera o Correa que son extractivistas, al menos no se ha sumado en público a las críticas que se les han hecho.

Harvey ciertamente no es miembro de la escuela latinoamericana “postextractivista”, que es ahora más potente que nunca, cuando vemos que la balanza comercial de un país tras otro en Sudamérica cae a valores negativos. Sus exportaciones, muy cuantiosas en términos de volumen, no pueden ya pagar sus importaciones. En 2014, Bolivia exportó 28 millones de toneladas de materiales, importó cinco millones; sin embargo, también Bolivia (como Ecuador, Brasil, Colombia, Perú, Argentina...) está ya con déficit comercial.

Harvey no es un autor relevante para la teoría latinoamericana del comercio ecológicamente desigual, una teoría que combina muy bien con la crítica “postextractivista”.

En vez de aprender del “postextractivismo”, y de responder en persona a Gudynas aunque le molestara su escrito inicial, parece que de momento Harvey ha delegado la réplica en unos aprendices. E increíblemente esos aprendices aseguran que el “postextractivismo” y Gudynas están pasados de moda, Caramba. Yo diría que están más “de moda” que nunca pues el extractivismo no solo ha causado crecientes desastres sociales y ambientales denunciados por los “postextractivistas” sino que además, al haber un exceso de oferta de exportaciones primarias, en estos años 2014, 2015 casi todos los países sudamericanos muestran déficit en la balanza comercial a pesar (o a causa) de sus cuantiosas exportaciones de cobre, hierro, carbón, soja, etc. Todos esos países, tengan gobiernos nacional y populares o neoliberales, todos ellos ven el fracaso económico de sus políticas extractivistas. 2015 es pues el año del triunfo intelectual del postextractivismo, y los aprendices de Harvey no se han enterado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia