Animal Político

Iglesias abortivas

La Razón (Edición Impresa) / Exeni

09:31 / 18 de marzo de 2014

D epredadoras del cuerpo pero guardianas del espíritu, las iglesias no cesan en su intensa campaña a favor (en defensa) del aborto. Y es entendible que lo hagan. El problema es que, como en los viejos-añorados tiempos, dictaminan hoguera para quienes piensen/opinen/actúen diferente. Allá las iglesias con sus empeños abortivos. Del otro lado de la vereda, con todas sus consecuencias —incluidas las celestiales—, seguiremos abonando la-trinchera de los derechos.

Vea usted. Las iglesias quieren abortar el derecho de las y los adolescentes y jóvenes a recibir información y educación sobre la sexualidad. Buscan abortar también, faltaba más, los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Por supuesto que desde siempre las iglesias anhelan abortar, por ser “intrínsecamente malos” (sic), los métodos anticonceptivos. Y ni qué decir de su afanosa batalla para abortar el derecho a decidir libre y responsablemente tener o no hijos.

La más reciente (neo) cruzada de las iglesias en Bolivia pretende abortar el uso de la “píldora del día después” en programas de salud pública. Dicen, mintiendo, que este anticonceptivo de emergencia “tiene características abortivas”. En rigor, las iglesias quieren abortarlo todo. Les importa un carajo que las mujeres hayan sido violadas, tengan embarazos no deseados o puedan morirse. Las iglesias, abortando derechos, como sea, quieren hacerlas parir.

¿ Debiera extrañarnos? Hace cinco años las “iglesias unidas” pretendieron abortar la nueva Constitución Política. Juraban, mintiendo, que estaba en contra de Dios. Oponían Constitución versus Biblia. Para mantener sus privilegios, buscaron abortar el Estado laico. No lo lograron. Ahora quieren abortar derechos constitucionales. Cuentan para ello con la vergonzante complicidad de políticos arrepentidos, policías, fiscales, jueces, autoridades de salud...

Tengo especial aprecio y respeto por personas muy cercanas que profesan la fe católica y la fe cristiana/evangélica. Pero no dejaré de sostener que resulta deplorable el modo en que las iglesias —sus dogmas, sus cúpulas—, ancladas en el milenio pasado y en nombre del “preciso instante de la concepción”, ansían abortar derechos humanos fundamentales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia