Animal Político

Juan del Granado: Pensé que yo iba a proclamar a Lucho Revilla

Es el primer candidato opositor que salta a la lid. Aún está solo en su fórmula; busca completar el binomio y se abre a las alianzas,  pero con él como punta de lanza.

Juan del Granado.

Juan del Granado. Foto: Wara Vargas.

La Razón / Mauricio Quiroz / La Paz

00:04 / 17 de noviembre de 2013

La guirnalda con la que fue coronado candidato aún tiene los colores, es el vestigio de la celebración de la noche anterior que adorna una  maceta del zaguán de la casa, en el corazón de Sopocachi. Juan del Granado ha recibido en su casa al periodista de este suplemento la mañana del martes. Ese día despertó proclamado en el primer opositor que buscará la Presidencia del Estado en una campaña —la última de su carrera— en la que su exaliado Evo Morales aparece como principal contendor. 

— ¿Durmió bien?

— Muy bien. Entre la una, y como nunca, hasta las siete de la mañana. Normalmente despierto a las cinco, pero esta vez me pasé hasta las siete.

— Será la primera y la última vez que competirá por la Presidencia.

— Luego de recibir, con enorme cariño, esta nominación unánime, esta responsabilidad de encabezar la campaña de las elecciones de 2014, es muy probable que ésta sea el último desafío en mi vida política que tiene dos partes: la primera, hay que ganar las elecciones y para ello el Movimiento Sin Miedo (MSM) definió una propuesta y me ha encomendado llevarla a todo el país; la segunda es gobernar. Tengo 60 años (...), comencé a los 17 cuando estaba en el primer año de Derecho. Son 43 (de carrera política) y tengo tiempo suficiente para  entregar la  conducción a otros hombres y mujeres.

— ¿Por qué no se eligió el lunes al acompañante de su fórmula?

— El congreso definió que había que entregar al país una propuesta y ha entregado cinco compromisos. Creyeron los compañeros, las compañeras, que era suficiente en primera instancia entregar una propuesta de candidatura como la mía.

— ¿Cómo imagina usted a su acompañante de fórmula?

— El abanico es muy grande. Tiene que ver con candidaturas del propio MSM y con candidaturas que no sean del MSM. Decía en el congreso que yo soy un paceño, nacido en Cochabamba y que quiere entrañablemente a Santa Cruz y que ojalá pueda ser una especie de mensajero de unidad, y más allá de esta condición, la candidatura vicepresidencial tiene que lograr otro tipo de equilibrios, otro tipo de representación; tiene que fortalecer ampliar la representación, convocar de manera directa a más sectores.

— ¿El congreso delegó alguna comisión para perfilar alianzas?

— No. Nuestro partido tiene una institucionalidad. Hay una dirección nacional y tiene un secretariado ejecutivo, ésas son las instancias de conducción cotidiana y en esta coyuntura es la misma instancia, no vamos a modificar.

—  ¿Unidad Nacional o el Movimiento Demócrata Social?

— Son cinco compromisos que planteamos, también a los líderes democráticos, sin excepción. Los líderes no se agotan en el MSM ni en estas corrientes que tienen mayor visualización. Hay liderazgos en Tarija, en Pando, que no estamos viendo.

— ¿Cuándo deberíamos conocer al binomio?

— En 2014. De acuerdo con nuestros propios estatutos debemos realizar un congreso extraordinario; sólo un congreso como el de ayer (lunes) puede nominar a las candidaturas principales a lo hecho en una primera parte.

—El líder de Unidad Nacional ha propuesto una primaria...

— Le hemos dicho a Samuel (Doria Medina) de manera muy clara y muy tranquila, deseándole éxito en lo que él se ha planteado, que el MSM está en condiciones para dar la batalla principal democrática y electoral del año 2014; no estamos para elecciones ni primarias ni secundarias, la elección se va dar el año 2014. El MSM no es una empresa gerentada con propietario. Esto no lo decide Juan del Granado, no lo decide Luis Revilla; hay unas normas y estatutos.

— ¿Entonces, las alianzas tendrían que girar en torno a Del Granado?

— Vamos a esperar. Hemos hecho conocer la propuesta, primero a todo el país y a sus liderazgos. Ojalá nos hagan conocer sus criterios.

—¿Por qué Del Granado demoró en aclarar que no propuso mover la sede del Gobierno?

— Es un tema que no lo hemos tocado en el congreso, es un tema que se origina en una campaña de difamación que el Movimiento Al Socialismo (MAS) definió llevar en contra nuestra. La reapertura del proceso constituyente está planteada hace un año  por el MSM; para continuar la deliberación de todos los temas que nos enfrontaron. Ni me he tardado ni me he adelantado, simplemente he tenido que responder 48 horas después.

—Un jueves fue en Sucre, se ratificó el lunes y el martes aclaró...

— Hemos demorado para indicar que estamos ante una campaña de difamación que se está tergiversando lo que digo. Es una temática que le interesa a los masistas porque se trata de confrontar a Sucre y La Paz.

— Pero la controversia fue abierta por usted. ¿La capitalidad? ¿Qué deberíamos entender por eso?

— No. Sucre es capital y La Paz, sede del Gobierno. ¿Los temas centrales del país eran esos? ¿El tema central del país no será el régimen presidencial, no serán dos cámaras en vez de una, no será la independencia de los poderes? Se ha definido una agenda para continuar el proceso constituyente.

— ¿Otros temas deberían tocarse en un proceso constituyente?

—  Tenemos cinco compromisos.

— Una Constituyente es más complicada que eso...

— No hemos dicho Constituyente, hemos dicho reapertura del proceso constituyente y hemos precisado continuidad del proceso. Son más de 400 artículos que tiene nuestra Constitución. Está claro que tenemos que ver todo lo bueno que existe en nuestra Constitución, estamos hablando de consolidar el proceso constituyente para hacer frente a una recentralización burocrática del país, hay que consolidar al Estado Plurinacional y un régimen pleno de libertades y de respeto a los derechos humanos.

— El programa habla de amnistía para los perseguidos políticos.

— El primer compromiso que asumimos es de riqueza y vida digna. Necesitamos riqueza durable. Nuestros vestidos y alimentos no los producimos, necesitamos que esa riqueza llegue a los gobiernos autónomos. Basta de repartir cheques, el dinero a los gobiernos locales. El segundo compromiso es libertad, justicia para los bolivianos; no se trata de un discursito.

Tenemos que terminar con la persecución política. ¿Cómo se lo hace? Estamos planteando la comisión ciudadana de justicia con gente creíble independiente recoja los juicios que están calificados de políticos o supuestamente políticos y realicen una auditoría. Y amnistía para los no tienen ningún elemento justiciable, pero hay otros casos que investigar. No vamos hacer abanderados de la impunidad, pero separemos. Que todos los juicios que se tienen se investiguen de manera imparcial.

— ¿Se anima a elegir un ejemplo por cada estanco?

— No. Eso corresponde al Tribunal de Justicia, pero, además, estamos planteando la comisión ciudadana de la verdad para investigar los hechos de las dictaduras. Abrir archivos de las Fuerzas Armadas y dar con el paradero de los restos de desaparecidos, además del resarcimiento a víctimas de las dictaduras, a estos hombres y mujeres que hace un año están en El Prado de La Paz haciendo una vigilia contra la insensibilidad. En los casos de violaciones graves de los derechos humanos en democracia, rigurosa investigación para que no quede ningún hecho en la impunidad (...), estoy hablando de casos como los de Amayapampa y Capasirca (1996). Que se investiguen, no queremos hacer política.

— ¿Imagina a Luis Revilla presidente?

—  Es líder nacional. Claro que sí.

— Hay corrientes que lo apoyaban en su congreso...

—Sin duda. Hay compañeros que creen que Lucho tiene mejores condiciones que otros compañeros, como hay visiones que otros compañeros tienen mejores potencialidades, y eso no crea fricciones. Ese tipo de respaldos no generan fricciones en nuestra militancia porque hay normas, porque hay una militancia democrática. No somos una empresa con gerente propietario, pero tampoco somos una fría estructura con dirigentes anónimos; somos un equipo humano. Además de compañeros de lucha, somos amigos. La vida política en estos 14 años generó relaciones humanas estrechas que nos impiden pensar distinto. No hay fricciones. Anoche (lunes) estuvimos acá tomando un traguito y llegó el compañero Abel (Mamani), llegaron otros compañeros del interior y llegó Lucho con su novia. Estuvieron aquí, compartiendo hasta la una de la mañana. Ése es nuestro movimiento, un movimiento con mucha relación humana, con mucha lealtad. Ayer, estaba nervioso porque pensé que iba a proclamar a Lucho, había la posibilidad, pero se decidió por unanimidad que yo encabece el desafío.

Perfil

Nombre: Juan Fernando del Granado Cosío

Nació: 26-03-1953

Profesión: Abogado

Cargo:Jefe Nacional del MSM

Carrera

Comenzó su carrera política hace 43 años,  cuando fue dirigente universitario. Fue locutor de radio La Voz del Minero de Siglo XX antes de ser exiliado por el régimen militar de Hugo  Banzer. Fundó el MIR y el MBL antes de estructurar el Movimiento Sin Miedo (MSM).

‘Dicen que Goni me ayudó a capitalizar, ése es un garabato’

— Ha estado en varios partidos. El MIR, MBL y el MAS. ¿Quién es Juan del Granado según Juan?

— Hace 43 años, cuando tenía 17, asumí un compromiso con la libertad, con la democracia y la justicia. Hoy día, después de 60 años, me reafirmo, como militante de esos valores. Eso no cambió nunca mi idea. A los 18 fui parte del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y milité durante años en la clandestinidad, primero en La Paz, luego me trasladé a vivir a Siglo XX (Potosí) ¿Qué hacía en Siglo XX? Era francotirador radial; reportero de radio La Voz del Minero. Caí preso ahí en 1976, apresado cuando las tropas de Hugo Banzer (dictatura, 1971-1977) ocuparon militarmente los campamentos mineros. Me expulsaron del país, llegó la apertura democrática y lamentablemente esa corriente se fracturó (...), y luego, al cabo de algunos años, cuando yo estaba en el juicio de responsabilidades surge el Movimiento Bolivia Libre (MBL) y su posterior alianza con el MNR, que fue un gran error, un error colectivo.

— ¿Cuando fue aliado de Goni?

— A qué extremos llega la caricatura de quienes nos denigran. Resulta que Juan del Granado, que era diputado del MBL (1993-1997) y presidente de la Comisión de Derechos Humanos, defensor de los cocaleros, quien sacó de la cárcel al menos dos veces a Evo Morales, quien le sacó a Álvaro García Linera de manos de las vejaciones, resulta que soy el capitalizador y medio que Gonzalo Sánchez de Lozada me ayudó a capitalizar. Ése es el garabato que han presentado. El MSM nada tuvo que ver con el MNR; el MSM es de 1999, cuando surge una renovada corriente juvenil, rebelde. Planteamos lucha contra la corrupción, la partidocracia y el neoliberalismo. Éstos son los tres momentos partidarios de mi vida pública y son parte de una continuidad, de los siete ños de la militancia en la clandestinidad de la lucha antidictatorial, que devino de un MIR heroico, con un MBL que fue honesto y un MSM que es la expresión de la rebeldía, la nueva esperanza de este país.

— ¿Es amigo, fue amigo del presidente Evo Morales?

— Sí. Fuimos amigos. Es un tema que no me gusta tratar, son temas personales. Siempre he valorado las cualidades del Presidente y, por supuesto, valoro con el corazón las cualidades de quien fue mi amigo. Lamento que hoy estemos en lugares diferentes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia