Animal Político

Marcelo Elío: Hubo estabilidad gracias a los 2/3 en la Asamblea

El diputado orureño no es candidato a nada subregional; pero tampoco quiso, insiste. “Soldado del proceso de cambio”, luego de que esta semana acabe su gestión, él solo esperará su destino, el lugar de su destino, afirma.

Marcelo Elío.

Marcelo Elío. Foto: Luis Salazar.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos Zamorano / La Paz

00:02 / 18 de enero de 2015

Hay una comparación que el presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Elío, gusta usar para definir la actual situación legislativa: mientras la Asamblea Plurinacional que está a punto de terminar su gestión hizo la “obra bruta o gruesa, los cimientos” del desarrollo legislativo de la nueva Constitución, a la que en los próximos días empezará el nuevo periodo constitucional le queda como trabajo la “obra fina”.

Claro que hay varios aspectos importantes que faltan, precisa, pero lo fundamental está hecho. Para bien o para mal (para bien para Elío, por supuesto) la Asamblea que acaba su vigencia, por este hecho es “histórica”. La historia juzgará, como dicen. Pero para el diputado orureño, la actual Asamblea también tuvo un rol central para sostener uno de los emblemas del gobierno del MAS: la estabilidad; específicamente, afirma: la estabilidad política en el fondo se debió a que se supo conservar el bloque monolítico de los dos tercios en el Legislativo. Una forma de antiguas ‘aplanadoras’, se le provoca; hay diferencias de sustancia, defiende a esta mayoría.  

— ¿Cuál es la agenda urgente que se deja a la próxima Asamblea?

— Dos temas: uno, la Ley del Órgano Legislativo, nuestra ley; todos los órganos tienen su ley, menos el Legislativo; por ahora nos basamos en los  reglamentos de la Cámara de Diputados y de Senadores. Estamos dejando un borrador. Otro tema pendiente es el Código de Procedimiento Penal, la Ley del Sistema Penal Boliviano, en el que también hay una muy buena base avanzada.

— ¿Por qué hasta ahora no han nombrado a algunas autoridades clave, como el Contralor; dejar los interinatos, pues?

— Hay que tomar una decisión para hacer eso; ese es uno de los temas pendientes, pero que no es trascendental, por el hecho de que se ha tenido una legislatura que ha cimentado el proceso de cambio; es un Estado en construcción; nosotros hemos hecho toda la obra gruesa, pero no es un Estado acabado; llegará el momento en que se dé prioridad a institucionalizar esos cargos jerárquicos; importantes pero no determinantes.

— La oposición les critica que en realidad eso se debe a que no hay iniciativa legislativa de la Asamblea, todo viene del frente; que ustedes en verdad no debaten.

— Eso se cae por su propio peso porque es una gran mentira. Le doy dos ejemplos: hemos estado jornadas amaneciendo en debate con la Ley de Autonomías; hemos sesionado 36, 37 horas consecutivas para llegar a algunos acuerdos; y varias leyes han modificado los de la oposición, pero la oposición que se quedaba en las sesiones. Otro ejemplo, llegó del Órgano Ejecutivo, como política de Estado, porque hay algunas leyes que tienen que llegar de allí porque son políticas de Estado, la Ley de Minería. ¿Quién observó su contenido? La Cámara de Diputados, su presidencia, pero sin hacer peleas mediáticas, como hizo alguna presidenta. Nosotros estamos para dar técnica legislativa a las normas, porque es nuestra especialidad y función, que cumplimos a cabalidad, por cierto.

— En el trabajo regional parece que hay mucha confusión…

— Es complicado. Estamos en un Estado en transición; ahora hay asambleas departamentales; entonces, los asambleístas nacionales ya no deberían tener injerencia en los temas regionales; somos representantes regionales, pero para conformar la Asamblea Legislativa Plurinacional que toca temas nacionales. Los departamentos están acabando sus estatutos autonómicos, Pando es un buen ejemplo, y ya se rige por sus normas regionales, incluso para convocar a elecciones; en esa línea tienen que estar los nueve; mientras no se haga esto hemos estado supliendo ese trabajo regional.

— Varios diputados hacen labor de alcaldes, gestiones en los ministerios, embajadas...

— Hay, y bastante; cuando a veces se vacía el pleno es que han ido a hacer gestiones en ministerios, y piden permiso; es que son sus autoridades regionales las que les presionan, pero esto debería darse a través de las asambleas departamentales.

— También se les critica de falta de fiscalización; que recuerde, no hubo ni una censura…

— Pero la censura no es parámetro para medir si ha habido o no fiscalización, el tema es que se dé la interpelación, se han dado interpelaciones a varios ministros de Estado; el tema es que la interpelación que normalmente hace la oposición tiene que estar bien fundamentada, no puede ser en base a especulaciones y mentiras; cuando hay pruebas fehacientes y se demuestra en plenario una culpabilidad, pues viene la censura. La oposición no ha sabido cumplir su rol histórico de fiscalización; nosotros, como diputados del oficialismo, sí hemos hecho fiscalización, hay cualquier cantidad de peticiones de informe escrito y oral, todos los días del año.

— ¿Pero se ha llegado a una interpelación por parte de ustedes?

— Hay una propuesta de un diputado de Oruro que está planteando una interpelación para el ministro de Medio Ambiente. Está en curso, pero estamos en tiempo ya, el martes cerramos prácticamente la legislatura.

— También hay casos pendientes, como el de Apolo.

— Apolo y otros temas que tienen que ver con investigación se han derivado al Ministerio Público; esa es la instancia que tiene que emitir su informe en conclusiones y tiene que establecer las responsabilidades.

— Hay grandes temas, como la descolonización, en que parece que no basta una ley.

— Sí. Hay que profundizar temas. Se han dado aquí los pasos con leyes que tienen que ver con descolonización, con eliminar el racismo de la sociedad; hay leyes que están tocando esos temas y que están en pleno desarrollo, y se verá en la nueva Asamblea cómo operativizar de una manera más eficiente estas normas, que en varios casos son una suerte de procesos que tienen que darse con el tiempo, para cambiar la forma y mentalidad de las personas.

— Se podrá no estar de acuerdo con la mayoría del MAS, pero sí que es legítima...

— Sí. Hemos dado pasos muy importantes. Le puedo asegurar que hoy la sociedad y el país ya no son los mismos; es un nuevo país, un nuevo Estado, que tiene diferentes perspectivas, dignidad, que económicamente está bien, socialmente, con buenas perspectivas, y fundamentalmente tiene estabilidad social y política. ¿Quién da la estabilidad social y política? La Asamblea, a través de dos tercios, porque si no hubiera esos dos tercios en la Asamblea, la estabilidad política estuviera tambaleando y la crisis se generaría en lo nacional y redundaría negativamente en la sociedad. La ciudadanía boliviana ha comprendido muy bien esto, por eso es que ha ratificado los dos tercios para la nueva Asamblea.

— ¿Cómo defiende eso que dice, la estabilidad por los dos tercios, para que no lo asimile a la antigua figura de la ‘aplanadora’ de los gobiernos neoliberales?

— Es que hay una diferencia cualitativa y cuantitativa con el viejo Congreso. El viejo Congreso reunía una aplanadora con diferentes ideologías políticas; era una democracia pactada en base a diferentes intereses, y el interés del viejo Congreso era enajenar el país, desnacionalizarlo, destruir la economía nacional y el Estado, como hicieron vendiendo las empresas, entregando nuestros recursos naturales a las transnacionales y prácticamente dejando un país en quiebra; con las leyes de Capitalización y Privatización se vende el país. Nosotros somos una fuerza política que tiene dos tercios y que tiene un solo objetivo, construir el proceso de cambio en base a recuperar la dignidad de los bolivianos, recuperar el patrimonio nacional, objetivos que se han cumplido, como políticas de Estado.

— Se van con una suerte de emblema: el informe sobre la privatización, que justo lo presentaron el día del cierre...

— Está culminando el informe de la Comisión Especial de Investigación de la Capitalización y de la Privatización, donde hemos encontrado temas realmente… que nunca más deben volver a repetirse en el país.

Perfil

Nombre: Marcelo Elío Chávez

Nació: 15 de mayo de 1966

Profesión: Comunicador

Cargo: Presidente de la Cámara de Diputados

Carrera

Estudió en la Universidad Técnica de Oruro; fue dirigente universitario y docente. Ha sido directivo del Comité Cívico de Oruro. En la Asamblea Legislativa fue presidente de la Comisión de Economía; en 2013 ocupó el cargo de Primer Secretario de la Cámara Baja. Desde 2014 preside Diputados.

El TSE interpretó la ‘letra muerta’ de la Constitución

Elío no es candidato (“ni quise”, dice). Pero sí tiene su observación a la resolución del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que prohíbe a los actuales asambleístas postular porque, afirma, ellos no residieron en sus regiones, allí donde podrían candidatear. Pero antes una aclaración: “Para aclarar, nunca esperé ser candidato, no quise serlo, nunca autoricé a nadie manejar mi nombre; eso como aclaración, y mejor si se la publica”.

— ¿No se está violando sus derechos políticos? Ustedes representan a sus regiones por mandato constitucional y solo trabajan en la sede de gobierno.

— Yo creo que han interpretado (los del TSE) la Constitución a la letra muerta; tal vez fue por la ausencia de una ley de desarrollo constitucional que pueda reglamentar cómo es el tema de la residencia; la Constitución dice que hay que tener residencia de dos años en la región para ser candidato. Nosotros podríamos interpretar de otra forma: el lugar de trabajo del asambleísta es La Paz, pero su residencia es su distrito, su comunidad; quizás falta desarrollar con una ley ese artículo de la Constitución Política del Estado (CPE).

— ¿Interpretar?

— La Constitución no legisla por sí misma, da las pautas; es como una ley marco que establece los parámetros, pero que tiene que desarrollarse con leyes específicas. Pero aplicando la CPE procede lo que está haciendo el TSE en su interpretación; pero, como le digo, puede interpretarse de la forma que le manifiesto. Además, en el caso de los asambleístas de La Paz no tendrían por qué tener ningún problema; lo mismo los suplentes, que residen tres semanas en la región. Hay mucho que discutir en la decisión que ha asumido el TSE.

— ¿Pero el TSE no acudió a ustedes para aclarar esto?

— El TSE es un tribunal independiente y sus decisiones son inapelables, ni siquiera nosotros como asambleístas pudimos hacer revocar su decisión. No tenemos un nivel de coordinación con el TSE; si bien los hemos elegido, ahí termina nuestra misión, para que vea que sí hay independencia de órganos. 

— ¿Qué será de usted, don Marcelo?

— Mi prioridad es cumplir hasta el último día mi mandato (22 de enero). (Luego) seguramente retornaré a la región; sin embargo, un buen soldado simplemente cumple su destino, no pregunta dónde irá ni qué va a hacer; yo me considero un soldado del proceso de cambio, y como buen soldado, esperaré mi destino.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia