Animal Político

‘Marina Silva no es una opción de izquierda’

Ricardo Alemao, dirigente del Partido Comunista de Brasil (aliado de Dilma Rousseff), estuvo en Bolivia y habló de la candidata ambientalista Marina Silva. Advierte que responde a intereses neoliberales  y que en una eventual segunda ronda sería un peligro para la reelección de la Presidenta.

político. El representante del Partido Comunista de Brasil, en el Foro de Sao Paulo, realizado en La Paz.

Político. El representante del Partido Comunista de Brasil, en el Foro de Sao Paulo, realizado en La Paz. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega

00:01 / 07 de septiembre de 2014

Marina Silva es una candidata disfrazada de izquierda, pero con mañas neoliberales, dice Ricardo Alemao, secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Brasil (PCdoB). Alemao fue entrevistado por Animal Político en ocasión del Foro de Sao Paulo, que tuvo lugar en la ciudad de La Paz del 25 al 29 de agosto.

A mediados de ese mes murió el candidato del Partido Socialista Brasileño (PSB), Eduardo Campos. Su postulante vicepresidencial, Marina Silva, tomó la posta y se perfila como una de las rivales de Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT).

Alemao, representante del PCB y aliado de Rousseff, no cree que en las actuales elecciones la izquierda en Brasil tenga dos candidatas. “Marina Silva en la campaña electoral retomó ideas neoliberales de los años 90 y elogió al expresidente Henrique Cardoso (1995-2002). Es en apariencia de izquierda pero es un programa más cercano al de Aécio Neve”.

Neve es candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) ligado a los sectores conservadores y que durante meses fue el principal rival de la actual mandataria Rousseff. Hasta antes de agosto era posible firmar una segunda ronda entre ambos. La muerte de Campos y la irrupción de Silva movieron el piso electoral en el país más grande de la región.

Pero no hay que perder de vista a Neves, según el comunista Alemao. A diferencia de Silva, él sí tiene una estructura política que lo respalda y la fidelidad de sus militantes, explica. Marina Silva, no. Ella fue candidata vicepresidencial sin ser parte de la estructura del PSB y —cuenta Alemao— apartó a figuras del partido del fallecido Campos. Debe casi empezar de cero y conquistar a su electorado.

El tablero electoral en Brasil, según las últimas encuestas, se ha decantado por dos figuras concretas: Marina Silva y Dilma Rousseff, ambas con un parecido 34%. Mientras que detrás marcha Neves con el 15%.

Este es uno de los escenarios menos gratos para el Partido Comunista de Brasil. “Marina Silva, tengo que reconocerlo, sería una rival más difícil para Dilma porque es una candidata que parece progresista y de izquierda y confundiría al pueblo y, por eso, sería más disputado”. Afirma que en Brasil la gente está acostumbrada a votar por derecha o por izquierda. Blanco o negro, sin grises.

Esta posible confusión respecto a la línea ideológica de Silva no es reciente. En el pasado, ella fue ministra de Medio Ambiente en el gobierno del expresidente Lula da Silva. Después, por discrepancias en el Partido de los Trabajadores, renunció.

Si Marina Silva ganara las elecciones en Brasil y Evo Morales en Bolivia, las relaciones no serían de las mejores. Ella fue crítica respecto a la construcción de la carretera en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS) en Bolivia.

Según Alemao, la candidata ambientalista no mira con buenos ojos la Patria Grande que planteó Hugo Chávez. “Siempre habla contra el chavismo y esta integración porque ella prioriza tratar con Estados Unidos y la Unión Europea. Es un retroceso democrático”.

Parte de este pragmatismo con el que actuaría Silva es su posición respecto a la construcción de las represas hidroeléctricas en Santo Antonio y Jirau en el río Madera. Éstas, según el Gobierno boliviano, provocaron las inundaciones en el lado oriental del país, especialmente en Beni. “Ella firmó (la norma para la construcción de las represas) y después salió de una manera oportunista criticando eso que apoyó”, reclama Alemao.

A poco más de un mes de las elecciones, Alemao anuncia: “Nuestras elecciones presidenciales son siempre muy disputadas y hay mucha tensión política. Nosotros, la izquierda, con la alianza de sectores del centro, venimos ganando desde 2002 y vamos a seguir así en esta cuarta elección”.

El Partido Comunista de Brasil es optimista y cree en el triunfo de la actual Presidenta. Sin embargo, anuncia Alemao, si ocurriera un “desastre” y ganara Silva, entonces el PCdoB sería parte de la oposición. “Pero esto no pasará, se lo aseguro”, sonríe el dirigente comunista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia