Animal Político

Miente él, el doble moral... La caliente campaña

Mientras Rubén Costas le echa flores y piropos a Luis Revilla, Samuel Doria Medina reivindica que también se afanó en la novia, hasta se reunió con ella, y primero. Cual padre celoso por la hija deseada, Juan del Granado aparece y dice que aquél miente, que nunca hubo tal reunión.

La Razón / Rubén D. Atahuichi López / La Paz

00:02 / 10 de noviembre de 2013

Pensando en las elecciones, uno dice que está aquí o a la vuelta de la esquina. A la vuelta de esquina sería que será en unas semanas, y aquí sería que estamos en pleno proceso. Sin embargo, está lejos, de aquí a octubre de 2014, como adelantaron los árbitros de la tan acostumbrada gimnasia democrática a la que estamos acostumbrados los bolivianos.

Si será como dijeron, estamos a poco más de 11 meses de la fecha posible en la que Evo Morales comience a instalarse otros cinco años más en el Palacio de Gobierno, como aseguran en el Movimiento Al Socialismo (MAS), o cuando levante sus maletas y deje de ser el “inquilino” del poder, como sentencia el Movimiento Sin Miedo (MSM).

Sin que estemos oficialmente en época electoral, los partidos ya están en su ch’enko prenupcial (entiéndase en busca de alianzas políticas), y de verdad. Esto parece una intensa pugna entre machos alfa en la manada.

Mientras Rubén Costas le echa flores y piropos a Luis Revilla, Samuel Doria Medina reivindica que también se afanó en la novia, hasta se reunió con ella, y primero. Cual padre celoso por la hija deseada, Juan del Granado aparece y dice que aquél miente, que nunca hubo tal reunión.

Si tanto afán despierta Revilla, sin ser ni de lejos candidato para 2014, ¿por qué interesa tanto? Los votos de La Paz o su proyección para las elecciones de 2019 son la respuesta posible.

¿Y por qué insiste tanto Doria Medina si varias veces Del Granado le dijo que no? Desesperación por la “alternativa” o el voto de La Paz, de nuevo. Y una alianza es imposible, el líder del MSM ya le ha dicho “doble moral” a su par de Unidad Nacional (UN), que antes había calificado que el anuncio de reapertura del debate constituyente y la capitalidad (que no se entiende más que el eventual traslado de la sede de gobierno de La Paz a Sucre) por parte de exalcalde fue su “primer error político”.

¿Y dónde entra el MAS? Aquí, cuando Del Granado le culpa de su error capital a los mandos del partido oficialista, que, ni cortos ni perezosos, comenzaron a capitalizar el desliz del líder del MSM. Y, conste, apenas esto comienza y está caliente.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia