Animal Político

Nuevo sistema de contrapesos

El MAS triunfó en la elección pese a que en todas capitales (las de mayor población) perdió  con gran margen.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos es periodista

10:31 / 13 de noviembre de 2019

Hay un nuevo sistema de contrapesos de poder en el país. Es peculiar que el  Movimiento Al Socialismo (MAS) habiendo ganado la elección general, por 47,08% contra 36,51% de Comunidad Ciudadana (CC), lo haya hecho perdiendo, y de manera ostensible, en todas las capitales de departamento (las mayores concentraciones de población): en promedio, en las nueve capitales CC obtuvo 49,74% del voto, mientras que el MAS llegó a rondar 32,51%; la mitad contra un tercio de los votantes. Acaso esta sea una de la explicaciones de la actual crisis social: del distanciamiento de las clases medias urbanas del partido de gobierno. 

Un hecho que hay que destacar de entrada del cómputo es la evidente polarización del voto en las dos mayores fuerzas políticas nacionales (MAS y CC), por lo menos en lo electoral. En el registro que hizo este medio del cómputo se encuentra que en casi todos los municipios del país, hasta en los más pequeños, la confrontación es entre ambas fuerzas; son casos excepcionales, como se ve en mapa de municipios, los triunfos de una tercera fuerza, para el caso, Bolivia Dice No (21F).

Ahora, como muestran los gráficos adjuntos, no deja de ser relevante que aún habiendo perdido en las mayores concentraciones del voto, las ciudades capitales, el MAS haya conseguido la victoria en seis departamentos (La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Beni y Pando), siendo derrotado por CC en tres (Chuquisaca, Tarija y Santa Cruz) y que, para complicar más las cosas, de los 63 diputados uninominales que hay en el país, haya logrado 42, además, de los 7 diputados especiales indígenas originario campesinos. 

Según la revisión que este medio hizo del cómputo final de la pasada elección, es llamativa la constante (especialmente en los departamentos de Chuquisaca, La Paz, Cochabamba, Potosí y Tarija) de que habiendo sido derrotado en la capital, el MAS sea ganador en la mayoría de los municipios restantes, que en torno a la capital haya un auténtico mar azul de municipios. (Ver el mapa).

Espere…

Y es que el MAS ganó en 28 de los 29 municipios de Chuquisaca; 85 de los 87 paceños; 46 de los 47 cochabambinos; 27 de los 35 orureños; 37 de los 40 potosinos; 9 de los 11 tarijeños; 35 de los 55 cruceños; 10 de los 19 benianos; y 11 de los 15 pandinos.

Aunque se trate de poblaciones menores, en estos “municipios rurales”, es significativo el alto porcentaje con que ganó allí el MAS: 71% en promedio en Chuquisaca, 70% en La Paz, 80% en Cochabamba, 69% en Oruro, 73% en Potosí, 57% en Tarija, 52% en Santa Cruz, 51% en Beni, y 54% en Pando.

Se ha querido ver este panorama como la contraposición entre el “área urbana” (de dominio de CC) frente al “área rural” (de hegemonía del MAS), pero, viendo de cerca los resultados, aquello se relativiza en por lo menos dos evidencias.

En primer lugar (como muestra el gráfico de tablas adjunto), los primeros “nichos” de votación que hacen de contrapeso al voto en las capitales son las ciudades hoy llamadas “intermedias”, muchas de ellas siendo parte del conurbado o la metrópoli de las que son centro las capitales. Por decir, solo las más pobladas: El Alto y Viacha en relación a La Paz;  Quillacollo y Sacaba en vista de Cochabamba; La Guardia, Warnes y Cotoca en nexo con Santa Cruz.

Casi de modo invariable, al triunfo de CC, en la capital, le corresponden más o menos contundentes victorias masistas en sus “ciudades intermedias”. Claro, por lo menos en Tarija y Santa Cruz (donde el MAS perdió) las diferencias se acortan.

En este punto, es peculiar la notable confrontación entre los municipios de La Paz y El Alto: prácticamente son una y otra cara de la moneda. Mientras que en Nuestra Señora de La Paz (que así la denomina el órgano electoral en el cómputo) CC ganó con 49,19% contra 39,79 del MAS, en El Alto el MAS derrota a CC con 55,23% frente a 23,67, por más del doble. Y he aquí un detalle: tanto por los ciudadanos inscritos en los respectivos padrones, como por la cantidad que efectivamente votó, hoy día El Alto supera a La Paz: los inscritos para votar en la llamada capital aymara son 696.460, en tanto que en La Paz llegan a 653.091.

En segundo lugar, un hecho que ilustra de sobremanera el contrapeso, que hay entre el voto de las capitales y el del resto de los municipios de cada departamento, es la contundencia del triunfo masista en los poblados más allá del límite urbano capitalino: empezando por las “ciudades intermedias” conurbadas, aparte de El Alto, no deja de llamar la atención, por ejemplo, que en los dos municipios más poblados después de Sucre, Monteagudo y San Lucas, el MAS gane 46 a 39 en el primero, y 83 a 6 en el segundo (y eso que aquí el segundo lugar es del PDC y no de CC). O el caso de La Paz, donde a unos kilómetros de Nuestra Señora de La Paz, en Viacha, el MAS haya ganado 68 a 16%; similar cosa pasa con la ciudad de Oruro y su complemento por excelencia, Caracollo: si en la capital CC ganó 42 a 39, en Caracollo, el MAS venció 70 a 12. Pero en este orden, lo verdaderamente llamativo es Potosí: si en la capital CC triunfó 64 contra 18 del MAS, en sus ciudades intermedias la constante es el alto porcentaje de la victoria masista: 52 a 29 en Llallagua, 58 a 25 en Tupiza, 66 a 17 en Villazón, 43  a 32 en Uyuni, y 74 a 11 en Betanzos. Esto, entre otras cosas, explica el triunfo departamental del MAS, pese a la contundente derrota en la capital.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia