Animal Político

Papeles cantan, y no sólo las partituras

En la semana que termina, la diputada de Unidad Nacional (UN) Elizabeth Reyes presentó la denuncia de sobreprecio de tres proyectos gubernamentales (la planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo, del ingenio San Buenaventura y del Teleférico La Paz-El Alto) al Ministerio de Transparencia.

La Razón / Iván Bustillos Z. / La Paz

00:02 / 27 de octubre de 2013

Papeles cantan, no sólo debería ser la gran consigna de quien escribe música, partituras; debería serlo también de quienes plantean denuncias por casos de corrupción; aunque también es cierto —no nacimos ayer— que ningún corrupto firma sus “recibos por coima” (¿?).

En la semana que termina, la diputada de Unidad Nacional (UN) Elizabeth Reyes presentó la denuncia de sobreprecio de tres proyectos gubernamentales (la planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo, del ingenio San Buenaventura y del Teleférico La Paz-El Alto) al Ministerio de Transparencia.

La ministra de este despacho, Nardi Suxo, le respondió en el día. Le dijo que lo único que la opositora mostró fue una carta y un “panfleto” amarillo como prueba de su acusación.  Injusta o no la (des) calificación del material de marras, hay que decir que en realidad se trata de un texto de 20 páginas, tamaño carta, titulado “La verdad sobre la corrupción en el gobierno de Evo”. Libro no es, folleto más bien; ‘panfleto’ quién sabe.

El hecho es que Suxo le dio con todo: cuando se le dijo que el material era la “denuncia” por sobreprecio en los proyectos del Gobierno, la ministra fustigó: “No tiene nada que ver este documento y pedimos información que nos sirva”. 

Reyes, al día siguiente, afirmó que su partido cumplió con su deber: dejar la denuncia, así no se contente la ministra Suxo, quien luego añadió que si el respaldo de la denuncia no llegaba a su despacho, el caso sería archivado.

Folleto, panfleto... A la solidez del citado texto no le ayuda mucho, es cierto, algunos subtítulos: “Danza de sobreprecios”, “Los siete pecados capitales de la política de creación de empresas estatales” (y en verdad que habían sido siete), y algo de metafísica popular: “la excepción es la norma”...

Con todo, los cuadernos amarillos seguirán saliendo, anunció el jefe de UN, Samuel Doria Medina, pues sus equipos de estudio ya le preparan más casos.

El posterior debate no aclaró nada. Al día siguiente de la denuncia, en una bíblica réplica el vicepresidente Álvaro García citó hasta la última web que UN habría consultado para sustentar sus dichos. UN, a quien quiera oírle, sigue afirmando la veracidad de su hallazgo. Papeles cantan, pero no siempre prueban, bien puede concluirse.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia