Animal Político

El Photoshop, ese gran culpable de la mala imagen

El Photoshop, ese malhadado programa con el que se modifican las fotografías, que hace aparecer al más santo varón como el peor de los truhanes, con gestos, manos, lentes oscuros propios y todo. O, que bien puede borrar las uñas y acortar, moldear, la nariz, y suprimir la cola de cualquier diablillo.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos / La Paz

00:04 / 17 de agosto de 2014

La semana que termina ha sido prolífica otra vez en “fotografías reveladoras”; nunca mejor dicho: una sola imagen vale más que mil disculpas, explicaciones, justificaciones, teorías y votos.

Cuando al presidente de la Cámara de Diputados se le preguntó sobre las fotos de un prominente vocal del Supremo Electoral vestido de blanquiazul y empuñando su bandera masista, el también comunicador diputado empezó diciendo: “Ustedes saben, desde que hay el Photoshop...”

El Photoshop, ese malhadado programa con el que se modifican las fotografías, que hace aparecer al más santo varón como el peor de los truhanes, con gestos, manos, lentes oscuros propios y todo. O, que bien puede borrar las uñas y acortar, moldear, la nariz, y suprimir la cola de cualquier diablillo. 

¡Cómo pues! ¡De dónde! ¡¿Yo ese?! No, para nada, me han “photoshopeado”, nada más eso...

“Photoshopeado”, ahí está: el nuevo corpus legal con que defenderse de la malas imágenes.

Un anteayer ex MAS, ayer ex MSM, hoy, si vale,  post MAS, y mañana quién sabe (nunca se sabe), se fue del partido blanquiazul por unas comprometedoras fotos, de esas de cuyo nombre-imagen no quiero acordarme, y que mejor ni nombrarlas, hoy retorna pese a ello, el perfecto hijo pródigo; como dijo el Presidente, ‘se fue por algunos problemas’: “desde que hay el Photoshop...”

Pero en ambos casos, el del vocal del Supremo Electoral y el del exex, el punto es que se trata de fotos viejas, presentadas como novedad, como globazos en la cara, por lo menos hace cinco años; ya entonces se hablaba de montajes, “puros montajes ¿cómo pueden caer en tanta maldad?”.

El tema es, enseñan los hechos, que la historia, historia nomás es pues; el pasado aunque pisado, como dijera el viejo Marx, lo agarra a uno aún desde ultratumba.

La historia no es tema de buenas o malas imágenes en que uno hubiera caído, como dijera el célebre Chavo del Ocho, “sin querer queriendo”. El pasado negado no es pues el pasado pisado, simplemente es el pasado irresuelto. ¿Cuesta tanto decir sí, y qué? Nada de justificaciones ni prepotencias absurdas; simplemente un reconocer que uno humano es pues. Y dejar de lado ese nuevo discursillo: “desde que hay Photoshop...”

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia