Animal Político

Pierre Laurent: Para Europa es importante entender el proceso boliviano

En diciembre de 2015, en París (Francia) tendrá lugar la última conferencia sobre el calentamiento global en el marco del Protocolo de Kioto. Precisamente en la Ciudad Luz se espera un nuevo acuerdo global. La izquierda europea, que representa Pierre Laurent, alista sus propuestas; ve con atención la cumbre de movimientos sociales que sobre  el mismo tema se efectuará también    en 2015.

Pierre Laurent.

Pierre Laurent. Foto: Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos Zamorano / La Paz

00:03 / 28 de diciembre de 2014

Pierre Laurent hoy es el máximo directivo del Partido Comunista Francés (PCF); además de senador de París, es el presidente del importante Partido de la Izquierda Europea, la mayor agrupación de las diversas corrientes izquierdistas y “anticapitalistas” de la Unión Europea. La pasada semana estuvo de visita en Ecuador, Bolivia y Chile, para “desarrollar relaciones políticas” entre las fuerzas de izquierda del Viejo Mundo y la de los países latinoamericanos. En una breve entrevista concedida a Animal Político, Laurent no deja de destacar la importancia que hoy tiene para la izquierda europea los procesos políticos y sociales latinoamericanos, Bolivia en especial. Hechos como la descolonización, una de las mayores insignias del Estado Plurinacional boliviano, para Laurent son acciones o temas de alcance planetario, por lo que el país está en la mira de varios gobiernos y movimientos sociales por lo que está haciendo en esto. 

—  Por aquí se tiene mucho la idea de que varios visitantes europeos vienen a observar el proceso boliviano.

— Yo he visitado cuatro países de América Latina el año pasado y tres este año. Deseo desarrollar relaciones políticas, entre las fuerzas de la izquierda europea y el espacio de la izquierda latinoamericana; y en este marco, era extremadamente importante venir a Bolivia, porque la experiencia liderada por Evo Morales es una de aquellas que despierta el mayor interés en Europa; es una experiencia que catapultó a Bolivia a recuperar el dominio de sus recursos, que tiene como meta la erradicación de la pobreza y que tiene como ambición el desarrollo social del país. Entonces, es importante para nosotros en Europa entender el proceso democrático que se instaló aquí, que restauró la dignidad del pueblo boliviano, de todas las naciones del país. Y esta experiencia nos interesa muchísimo.

— En nuestro país, una reivindicación básica es lo indígena. ¿Cómo sienten allá todo esto?

— Creo que el panorama de Bolivia fue durante decenios la negación de la cultura india, de los indios. Hubo un gran desprecio a estas culturas. Y hoy día, el reconocimiento del carácter pluriétnico de Bolivia es uno de los elementos más espectaculares del proceso democrático, de la revolución democrática y pacífica liderada por el presidente Morales. Llegando desde Europa, yo creo que es muy importante; la cuestión de la superación de todas las formas de colonización es un tema planetario, y la experiencia boliviana es muy interesante.

— Descolonización. ¿No permite reflexionar esto un poco la experiencia francesa o europea hoy con la situación allí de los migrantes no europeos?

— Las diferencias son muy grandes entre la situación francesa y europea y la situación boliviana, pero lo cierto es que en inmigración habría un dato absoluto del mundo en el cual vivimos hoy día: creo que en Francia y en Europa tenemos alguna dificultad para entender las transformaciones del mundo y las consecuencias que deberán tener las migraciones. Las migraciones fueron también una riqueza en la construcción de la nación francesa, pero hoy día lamentablemente (por) la situación de crisis social, económica y política que atraviesa Francia y Europa, la inmigración se ha vuelto un tema de crispación política muy grave; algunos explotan este tema para generar divisiones en Francia, en Europa, entre trabajadores del mundo entero; nosotros pensamos que se requiere más bien una visión ofensiva, dinámica, positiva del tema de las migraciones en el mundo. 

— Senador del Partido Comunista Francés, ¿cómo están sintiendo estos movimientos de indignados que entre otras cosas cuestiona a la izquierda?

— Yo soy el secretario nacional del Partido Comunista Francés, pero también presidente del Partido de la Izquierda Europea, que agrupa a las fuerzas de izquierda. En este momento, Europa atraviesa una crisis social muy grave, una crisis política y democrática, especialmente en los países del sur de Europa, hay movimientos ciudadanos y sociales de gran importancia; protestan por el carácter neoliberal de la construcción mundial. Podemos (movimiento social español de origen en los indignados) hace parte de eso. Hay también más experiencias, no solo la española; en Grecia y otras. Hoy, en Europa hay una búsqueda de una Europa más social, más solidaria; una Europa menos dominada por el poder de las finanzas. Por supuesto, yo miro de manera positiva el desarrollo de estos movimientos, incluso si hoy día tienen alguna dificultad para encontrar unas respuestas políticas; la ausencia de respuestas políticas a estas exigencias sociales es el origen de la crisis democrática que atraviesa Europa.

— Podemos en España le cuestiona al PSOE (Partido Socialista Obrero Español) ¿En Francia no pasa lo mismo? ¿El cuestionamiento a la izquierda partidaria?

— El drama de la Unión Europea actual es que las fuerzas de la derecha, las más neoliberales, las socialdemócratas, (se) han manejado de manera consensuada. Hoy día, frente a la ausencia de respuestas a la crisis, hay un rechazo muy fuerte, tanto de una como de otra de esas fuerzas que abrazan el poder. En Francia también actualmente el gobierno socialista está cuestionado de manera muy fuerte; hay una gran decepción popular, y yo soy parte de aquellos que quieren trabajar para las fuerzas de izquierda, siempre muy numerosas en Europa, que quieren otra respuesta solidaria; otras fuerzas hoy día son numerosas, pero muy dispersas, y debemos trabajar para su unidad.

— Aquí sentimos mucho la presencia de los bloques económicos, Estados Unidos, China. Allá en Europa, ¿hay este juego de bloques? Cómo es la presencia de Alemania, por ejemplo.

— Por supuesto, nosotros sentimos también como Europa el peso de una mundialización, que es el terreno donde se enfrentan las potencias. La Unión Europea también está dominada hoy día por Alemania y su potencia económica. Pienso que si queremos avanzar hacia una mundialización de cooperación, tendremos que aprender a respetar más la diversidad de los pueblos del mundo. Creo que uno de los grandes problemas es que la Organización de Naciones Unidas ha visto su papel progresivamente disminuido en beneficio de las grandes empresas transnacionales y de los mercados financieros; por otra parte, creo que hay que recuperar en el siglo XXI la gestión del planeta que respete más la dignidad de cada pueblo, de cada país.

— ¿Cuáles son los hechos más significativos que destacaría del Gobierno boliviano?

— Tres cosas. Primero, la devolución de su dignidad a todos los bolivianos, y creo que eso es un proceso ya irreversible; después la voluntad de dominar progresivamente el desarrollo económico para ponerlo al servicio del desarrollo social, una apuesta inmensa para Bolivia, un desafío, pero que en unos años ya vemos que los resultados son positivos. Creo que hay una responsabilidad de países como Francia para trabajar en la cooperación para ayudar al pueblo boliviano, para que tenga éxito en su desarrollo. Y creo también que los desafíos ecológicos para la transformación de la matriz (energética), el dominio del calentamiento climático, son importantes. En la conferencia que tendrá lugar en Francia en diciembre de 2015, surgen desafíos muy importantes sobre los cuales podemos cooperar. Es un tema importante para Bolivia y creo que en esto hay también intenciones de cooperación económica y política para hacer que estas transformaciones del nuevo desarrollo en Bolivia y en el mundo sean exitosas.

— En lo relativo a la cumbre de París en 2015, aquí se maneja el discurso de que el principal debate es entre países en desarrollo contra los desarrollados. ¿Cómo ve el problema el Partido Comunista y cuáles sus propuestas?

— La matriz de desarrollo energético en el mundo es un problema de todos los países, de consecuencias para todo el mundo. Entonces, tenemos como tarea de la conferencia de París que se llegue a unos objetivos vinculantes, pero matizados, diferenciados, porque si cada país tiene que comprometerse con este proceso, las responsabilidades de unos y otros no son iguales por la situación ecológica actual. Hemos seguido el objetivo de reducir las inequidades del desarrollo, que son muy importantes. Por lo tanto, creo que hay que trabajar sobre unos objetivos diferenciados, que permitan a cada uno contribuir en proporción de su responsabilidad, y todos seguir desarrollándose para reducir las desigualdades. Es un muy grande el desafío político, la conferencia de Lima (Perú, diciembre de 2014) no permitió lograr los progresos que esperábamos y ahora todo está postergado hacia la conferencia de París. Como izquierda europea vamos a tomar iniciativas políticas en mayo; en París haremos un foro europeo alternativo, invitaremos a fuerzas políticas del mundo entero para trabajar sobre este tema. Sé que el Gobierno de Bolivia contempla la posibilidad de convocar a una nueva reunión internacional sobre el clima; son objetivos convergentes; necesitamos un debate, una presión popular, social y política si queremos que la conferencia de París sea exitosa.

— ¿Visitará al Presidente o con quiénes se reunirá?

— Me entrevisté con el Canciller, con el vicepresidente Álvaro García Linera; no sé si el presidente Morales permitirá un breve encuentro, pero transmití al Vicepresidente un mensaje de amistad para el presidente Morales .

Perfil

Nombre: Pierre Laurent

Nació: 1 de julio de 1957

Cargo: Secretario Nacional del Partido Comunista Francés (PCF)

Vida

Se afilió al PCF en 1972; de 1982 a 1985 fue Secretario General de la Unión de Estudiantes Comunistas (UEC). Periodista en el diario comunista L’Humanité, en 2000 llegó a ser su director de redacción. En junio de 2010, durante el 35 congreso del PCF fue elegido su Secretario Nacional; desde diciembre de 2010 preside, además, el Partido de la Izquierda Europea (PGE). Es senador de París desde el 20 de septiembre de 2012 ; pertenece al Grupo Comunista Republicano y Ciudadano del Senado francés. Escribió dos libros: El nuevo partido comunista y Ahora tomad el poder.   

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia