Animal Político

Políticos, sin estrategia política en redes sociales

La llamada ‘guerra digital’ se desarrolla en un escenario que los frentes políticos aún no dominan del todo.

Presencia de los líderes y figuras públicas en redes sociales.

Presencia de los líderes y figuras públicas en redes sociales.

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

00:00 / 15 de febrero de 2018

 tegia política no se logra nada ni en redes sociales ni fuera de ellas”.

Coincide en ello el sociólogo y analista político Jorge Komadina, quien refiere la cada vez mayor incidencia que tienen las redes sociales en la opinión pública y el escenario político, más aún con la cercanía de las elecciones generales de 2019. Los medios tradicionales y convencionales de acción electoral se han roto —dice—, pero tanto oficialismo como oposición carecen de una estrategia clara de comunicación política en esos espacios y deberían definir ese tema.

¿Qué factores debería considerar una estrategia política de este tipo? Para Quiroz es vital capacitarse para entender el manejo del mundo virtual, establecer un centro de detección y verificación de los mensajes que circulan, cuidar información estratégica y nunca censurar contenidos ni incurrir en una vigilancia masiva dirigida.

 Komadina considera que esto podría representar un alto “riesgo” constituyéndose en una violación de los derechos de la libertad de pensamiento y de expresión, por lo que se debería hacer una “diferenciación” entre contrarrestar la desinformación y la opinión ciudadana. Jimena Costa, diputada de Unidad Demócrata (UD), cree que la llamada “guerra digital” se profundizará con la proximidad de las elecciones de 2019. Desde la acera opositora ve que gran cantidad de cuentas falsas han sido creadas para desprestigiar a sus correligionarios. “Los próximos dos años van a ser muy duros en términos de una lucha política confrontacional. No una lucha de diálogos, de argumentos y de propuestas, sino una lucha de adjetivos, insultos y descalificación”.

El martes, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, alertó de una “campaña de miedo” en redes sociales y refirió el uso tergiversado de dos hechos sucedidos fuera del país para dañar la imagen del Presidente.

Ese mismo día, su colega de Comunicación, Gisela López, aseguró que el Gobierno está ante una batalla de “cuarta generación” que apunta a contrarrestar las mentiras con hechos verídicos, sin “armar historias” y “desprestigiar” a los líderes opositores.

Para López, las redes sociales son un segundo escenario de contienda política para la oposición pues el primero fue la lucha territorial y en ésta el dominio es del Ejecutivo. Recordó, una vez más, cómo pesó en la consulta del 21 de febrero de 2016 la “mentira” creada sobre la relación del Jefe del Estado con Gabriela Zapata.

La diputada del MAS Valeria Silva reconoce que la credibilidad del oficialismo está mellada: “No está en su mejor momento”, admite, y como sus camaradas lo atribuye a las “mentiras” que se difunden. Pone como ejemplo la resistencia al Código del Sistema Penal abrogado, que derivó en una serie de protestas sectoriales. Por ello —afirma— es vital que el “debate político” dentro y fuera de las redes esté basado en la “ética y en la verdad”.

Silva aclara que si bien la incursión del MAS en estos espacios no es nueva, lo que ahora se busca es fortalecer su presencia partidaria en la opinión pública para restablecer la “política de la verdad”, pero también para dar a conocer la gestión que hace el Gobierno y sus planes en la Agenda 2025.

Un otro factor que preocupa a los expertos son las posiciones políticas abiertamente confrontadas que se expresan en las redes sociales y que dejan de lado a la gente.

“Cuentas falsas agresivas, discursos de odio, noticias falsas, tropas de trolls son expresiones de los contendientes políticos en una pelea de sordos. Unos y otros confunden a la ciudadanía, la amedrentan y atentan contra los derechos digitales ciudadanos al evitar el acceso de información clara y asegurar espacios democráticos donde pueden deliberar libremente”, dice Quiroz.

Para la ciberactivista, la intención del partido en función de gobierno de tener mayor presencia en las redes sociales se debe a que es un espacio donde los opositores “están logrando colocar mensajes y si el MAS o cualquier otra fuerza política entra en disputa en este espacio digital, tiene que ser capaz de enfrentar todo esto”.

Komadina considera que al oficialismo le interesa cobrar mayor notoriedad en estos espacios porque se han convertido en un “nuevo territorio para hacer política” de forma directa, a través de la información, la opinión y la circulación de imágenes sin intermediarios como las organizaciones vecinales, sindicales o frentes políticos.

Espere…

El sociólogo y analista político advierte cierto “nerviosismo” en el oficialismo, fundamentalmente por las críticas derivadas del fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que habilitó al presidente Morales y otras autoridades electas del Estado a una reelección indefinida sin respetar la consulta del 21F.

En el caso de la oposición, Quiroz hace notar que si bien UD usa la publicidad para difundir los mensajes del empresario y jefe de ese partido, Samuel Doria Medina, en Facebook  —que es como se debe hacer profesionalmente— tampoco cuentan con una estrategia política clara y, por tanto, esos espacios son desperdiciados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia