Animal Político

Guido Mitma: El Presidente decide’ (el aumento salarial)

El Secretario Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana no está de acuerdo con la propuesta gubernamental para el aumento del salario. Afirma que el Gobierno quiere dividir a los trabajadores y dice que incluso se han hecho la burla de la propuesta de la dirigencia cobista.

Guido Mitma

Guido Mitma Foto: APG

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega es periodista

13:11 / 26 de abril de 2017

Estos días ti enen el rótulo de “importantes” para la Central Obrera Boliviana (COB). El Ejecutivo propuso el 5% de incremento al salario básico y 6% al mínimo, pero los trabajadores rechazaron la propuesta. El líder cobista, Guido Mitma, explica que solo el presidente Evo Morales tiene la última palabra al respecto. El minero acusa al Gobierno de crear fisuras en el movimiento obrero.

— ¿A qué se debe el rechazo a la propuesta gubernamental?

— No es un salario real para los trabajadores. El salario real para la COB es de 8.309 bolivianos con todos los estudios que hemos hecho. Esto cubre las necesidades de salud, educación, vivienda, vestimenta y otros gastos. Veamos todos los aspectos que son primordiales para la familia boliviana porque estos cálculos se han hecho en una familia que se compone de cinco miembros.

El Gobierno tiene que ser realista. En qué quedará el tema del vivir bien como dice la Constitución Política del Estado. Ni siquiera se están generando fuentes de empleo, no hay reactivación del aparato productivo.

— ¿Cómo se ha hecho el estudio para definir los 8.309 bolivianos? ¿Quién lo ha elaborado?

— En 2011 se llegó a hacer un estudio de campo, juntamente con la Universidad Mayor de San Andrés. Es un estudio de campo donde se han llegado a analizar todos los aspectos, las necesidades de una familia de cinco componentes. Es un estudio que hemos realizado, cuando estaba el compañero Pedro Montes dentro de la Central Obrera Boliviana. Sin embargo, esta canasta familiar debe ser actualizada.

Es importante conocer cuál es la canasta familiar que plantea el Gobierno. No se trata de simple y demagógicamente decir que la canasta familiar de la COB tiene muchas calorías. Hablan de 5.000 calorías y éstas ya son burlas para con los trabajadores.

— ¿Cuál es l a propuesta de la COB?

— Creo que es importante ver un salario real para los trabajadores. La propuesta de la COB ha sido bastante clara: hacer comparaciones entre la canasta familiar de la COB y la canasta familiar del Gobierno, y que de ahí nazca el incremento. Un incremento que mínimamente satisfaga a todos los trabajadores del país.

— Pero, s egún sus palabras, el Ejecutivo se hace la burla.

— Hemos visto que el Ministerio de Economía y Finanzas ha hablado que los trabajadores estamos exigiendo 5.000 kilocalorías, cuando tiene que ser según los estudios que vimos 2.600 (calorías), si no me equivoco. Ya no pueden haber burlas diciendo que los trabajadores estamos buscando la obesidad.Tiene que ser bastante responsable el Ministerio de Economía y Finanzas porque nosotros también damos propuestas, no solo pedimos salarios.

Que el Gobierno cree fuentes de empleo a los jóvenes, hablo de un trabajo garantizado, sostenible y amparado en la Ley General del Trabajo.

En la actual coyuntura se están generando empleos en pequeñas empresas, me refiero a Cartonbol, Ebabol y otras que no están amparadas bajo la Ley General del Trabajo, estos trabajadores están amparados bajo la ley de Hugo Banzer Suárez, que es la 2027, donde no tienen la libertad de la libre afiliación, no tienen libertad a la protesta, a la defensa.

Hemos instalado cuatro mesas de trabajo y no hay respuestas saludables, responsables, sobre la base de nuestro pliego. El compromiso que tenemos con el Gobierno es el de informar sobre el avance de las negociaciones. Me atrevo a decir que dentro de las mesas de trabajo simplemente se ha avanzado un 20%, o sea no hay respuestas al pliego, no hay respuestas a la propuesta que tiene la COB.

La única mesa que ha culminado sería la mesa económica. Sin embargo, ese incremento del 6 y del 5% ha sido rechazado por los trabajadores y esperamos una reunión con el Presidente para que haya una decisión política e impulsar este proceso de cambio para todos los bolivianos y las bolivianas del país.

— ¿Por qué reunirse con el Presidente, no podría ser con un representante del Ejecutivo?

— Es pues un compromiso de reunión. Un compromiso de reunión con el Presidente para informarle sobre el avance de las mesas de trabajo; sin embargo, ya sea la respuesta positiva o negativa debe ser llevada a un ampliado de la COB. Él es pues la máxima autoridad del Gobierno y quien llega a decidir, incluso políticamente, la última palabra al respecto (del incremento).

Estamos esperanzados en la reunión con el Jefe del Estado, como cada año. En el tema del incremento salarial siempre ha sido con el Presidente con quien hemos hablado para poder mejorarlo, estamos en espera de ello. Quien tiene que dar el visto bueno porque es la máxima autoridad es pues el Presidente.

— Siendo reiterativo: el Presidente es quien decidirá el incremento. Y, ¿qué pasará después?

— Automáticamente, compañero, es decisión del Presidente para que los compañeros podamos decidir cualquier otra situación a futuro.

— En determinado momento hubo un acercamiento entre el Ejecutivo y la COB. ¿Ahora existe un alejamiento?

— Pregunto lo siguiente: ¿Quiénes están perjudicando a este proceso de cambio? ¿Quiénes no quieren que haya cambios estructurales, como nuevas fuentes laborales? ¿Quiénes no quieren atender las demandas de la Central Obrera Boliviana? ¿Quiénes no dan respuesta al pliego único de la COB?, son los propios ministros, los neoliberales que están dentro del Gobierno y eso lo hemos denunciado en varias oportunidades.

Por eso se dan las movilizaciones, las movilizaciones que no son casuales porque se está atentando en el aspecto laboral, económico y social. Por eso salimos a las calles.

Ahora, no es casual que cada organización, cada sector esté alerta porque el Ejecutivo se está dando a la tarea de desideologizar, mediante el viceministro (de Coordinación con los Movimientos Sociales) Alfredo Rada. Él tiene esa tarea de fisurar o fracturar a la Central Obrera Boliviana. Está creando paralelos y eso preocupa mucho a los trabajadores del país. Quieren someter a las organizaciones, quieren alinear a las organizaciones a los mandatos del oficialismo.

Es importante que cada dirigente, cada trabajador de base, recapacite sobre esos aspectos.

El Gobierno también tiene que gobernar obedeciendo al pueblo. ¿Dónde quedan los diferentes convenios en los que se ha llegado a manifestar que todo decreto, toda norma, va a salir en consenso con la COB? Me refiero al convenio de Panduro.

— ¿Dividir para gobernar?

— Yo me atrevo a decir que eso sucede en la Central Obrera Departamental de La Paz, donde el Gobierno mediante el Ministerio de Trabajo y el Viceministerio de Coordinación con los Movimientos Sociales se está dando a la tarea de dividir a los compañeros trabajadores. Buscan crear una Central Obrera Departamental paralela. El Gobierno no puede decidir quién va a ser el próximo ejecutivo en cualquier entidad, aquí los ejecutivos que salen de las diferentes organizaciones no tienen que ser alineados al Gobierno, tienen que ser alineados a los trabajadores. No queremos líderes por consignas políticas, sino que tienen que ser totalmente revolucionarios y que vean los intereses de los trabajadores.

— ¿Hay pruebas de esta división de la filial en La Paz?

— Por qué digo que se está llegando a dividir, porque el Gobierno en menos de 24 horas saca las resoluciones ministeriales exclusivamente para la Central Obrera Departamental (COD) de La Paz sin ver las observaciones expuestas, sin ver el tema orgánico. La COB es la única que avala y damos legitimidad a cada organización sindical. Sin embargo, hoy ya está llegando a legalizar (decisiones de la COD) el Ministerio de Trabajo y eso significa pues fracturar y desideologizar a los trabajadores.

— ¿Puede llegar a tener tanta decisión el viceministro Rada?

— No es importante la decisión del Viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, pero representa una gran preocupación que se esté dando a la tarea de querer fracturar, dividir a la COB. Esas tareas no las aceptamos y tenemos sanciones disciplinarias dentro de la COB.

Los dirigentes tienen que estar alineados a los trabajadores de base para velar por los intereses de éstos y no se debe velar por intereses políticos. Los compañeros no deben traicionar a los trabajadores y las decisiones nuestras las tomamos como organización.

El Gobierno no puede inmiscuirse y decidir quién va a ser el próximo ejecutivo de los trabajadores. Eso es peligroso para el movimiento obrero, es peligroso para que mañana no seamos sometidos al oficialismo y creo que esas actitudes (de apoyo al Ejecutivo) deben ser rechazadas.

La Conalcam ya no debe existir porque no es resolutiva

La Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) responde a intereses políticos y no resuelve nada, afirma el líder cobista Guido Mitma.

La Conalcam surgió a principios de 2007 (Evo Morales ganó las elecciones de 2005 y asumió la Presidencia en 2006) para hacer contrapeso a las protestas de la oposición en contra la administración del líder cocalero.

— ¿La COB suele estar en momentos complicados con los gobiernos de turno?

— A Guido Mitma le tocó “vanguardizar”, alinear el tema de los trabajadores y se necesitan cambios estructurales. Es por eso que los trabajadores hemos decidido no participar en las reuniones de otras organizaciones.

Por ejemplo, otros han asistido y asisten a las reuniones de la Conalcam y hemos manifestado que no se debe asistir porque solo se tratan temas de intereses políticos, utópicos y no hay nada resolutivo.

La Conalcam ya no puede existir. Es una organización utópica que ya no cumple su papel. Habíamos manifestado en diferentes ampliados que no puede existir una Conalcam, allí no se van a resolver los temas importantes del país y eso se ha visto.

— Para los trabajadores, ¿ha servido de algo la Conalcam?

— En nada hasta el momento. Mientras yo he sido ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (desde enero de 2016) solo se ha llegado a asistir a dos reuniones; y luego ya no porque no es una instancia resolutiva. No es para solucionar problemas y simplemente se habla de temas políticos.

— Para hablar del futuro político del país no solo se debe escuchar la voz del Ejecutivo...

— No se trata simplemente del Gobierno, los trabajadores, la Central Obrera Boliviana, todos los bolivianos profesionales y no profesionales estamos en la obligación de impulsar cambios. Este proceso revolucionario no puede quedarse simplemente en el discurso. Las cumbres que se hicieron en Cochabamba, las resoluciones de los diferentes congresos de la COB son importantes: erradicar la pobreza, generar fuentes de empleo, nacionalizar, industrializar, erradicar al imperialismo norteamericano, al imperialismo chino. Todas estas son políticas que nosotros ya las hemos llegado a emprender y simplemente nos falta materializarlas, tal cual también dice la Constitución Política del Estado. Los garantes de este proceso somos también los trabajadores del país.

Perfil

Nombre: Guido Mitma Crispín

Edad: 40 años

Lugar de nacimiento: Huanuni (Oruro)

Vida

Se declara a sí mismo un “minero de profesión”. Desde joven entró al campamento minero para ser un obrero de base, tiempo después lo eligieron como representante de su sección, y años más tarde fue secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores Mineros de Huanuni. En 2010 saltó a la dirigencia nacional de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB). Estará como Secretario Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) hasta 2018. Mitma está casado y tiene tres hijos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia