Animal Político

Primarias opositoras, ¿a imagen y semejanza venezolana?

MSM rechaza unirse al frente único

La Razón / Ricardo Aguilar Agramont

00:03 / 11 de marzo de 2012

Durante las últimas tres semanas, algunos sectores de la oposición ligados a Convergencia Nacional (CN) y a Unidad Nacional (UN) hablaron de la necesidad de conformar un frente único que tenga un sólo candidato elegido, mediante una suerte de elección primaria, para hacer frente al actual presidente Evo Morales en los comicios generales de 2014 (como lo hicieran, con ciertos matices, los contrarios al oficialismo venezolano para terciar ante Hugo Chávez).

De esto se ha dicho mucho, incluso el vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Ramiro Paredes habló de incluir en el nuevo proyecto de Ley de Organizaciones Políticas (que sustituirá a la vigente Ley de Partidos Políticos) una normativa de ese tipo de manifestaciones democráticas dentro de todas estas agrupaciones. Sin embargo, no se puso en evidencia la afirmación implícita (¿de una resignación?) que hace esa parte de la oposición al declarar la urgencia de unidad para dar competencia a Morales: que Evo se postularía nuevamente a las elecciones presidenciales, de acuerdo con cómo los contrarios al Movimiento Al Socialismo (MAS) interpretan, por tercera vez.

Más allá de las posibles hermenéuticas de la Constitución acerca de si es la segunda o tercera candidatura de Morales, parece ser que parte de la oposición está preparándose para lo que sería para ellos el peor  escenario: Morales como su contendiente.

“El MAS ha hecho todo lo posible por legitimar la candidatura del Presidente; en todo caso, nosotros tenemos que estar preparados para la   realidad que estamos viviendo”, piensa Róger Pinto, senador de CN. Fabián Yaksic, diputado del Movimiento Sin Miedo (MSM), recomienda a quienes tuvieron la iniciativa unificadora “no plagiar lo que sucedió en Venezuela”.

“La idea no es una copia de lo que aconteció a principios de año en Venezuela, pues, en Bolivia, Convergencia Nacional y Plan Progreso para Bolivia (CN-PPB) ya fue una tentativa por hacer este encuentro de la oposición en 2009”, opina Pinto.

Según éste senador de CN, la idea no es el “descubrimiento de la pólvora”. Sin ir muy lejos, recuerda, lo que hizo el MAS no sería otra cosa que justamente una unión del bloque    de todas las izquierdas del país en torno a Morales. “La gente del Gobierno que califica nuestra iniciativa de    desesperada y la sataniza, olvida que el MAS no es otra cosa que un partido amorfo que hizo exactamente lo mismo, pero con las izquierdas. En su organización se encuentran el PCB (Partido Comunista de Bolivia), trotskistas, ecologistas, campesinos, etc”, percibe Pinto.

Si bien la estrategia puede o no ser viable política y técnicamente, lleva de manera implícita (otra vez el lenguaje vela un sentido) el reconocimiento de una debilidad o, al menos, la aceptación por parte de este sector de la oposición de la impotencia de su incidencia en el escenario político al verse tan fragmentada.

Por otro lado, y excediendo la posibilidad de una primaria unificadora de la oposición, los vocales Ramiro Paredes y Dina Chuquimia hablan de la factibilidad de institucionalizar la modalidad de elecciones internas para todos los partidos en el proyecto de ley en formación, que el TSE se halla elaborando para sustituir a la vigente Ley de Partidos Políticos.

De hecho, el artículo 210, inciso II, de la Constitución Política del Estado (CPE) da al TSE la atribución de normar este tipo de métodos democráticos: “La elección interna de las dirigentes y los dirigentes y de las candidatas y los candidatos de las agrupaciones ciudadanas y de los partidos políticos será regulada y fiscalizada por el Órgano Electoral Plurinacional, que garantizará la igual participación de hombres y mujeres”.

Sin embargo, en la CPE nada se dice de la financiación. “Celebramos que la oposición quiera hacer sus primarias; sin embargo, el Estado no tendría por qué financiar tal cosa. Serán ellos quienes deberían correr con los gastos”, opina Edwin Tupa, diputado del MAS.

Sobre la viabilidad política del proyecto, el pronunciamiento del MSM descarta que haya una unificación de los contrarios al MAS. Es más, la sola posibilidad de tal unión sería abdicar a su ideología de izquierda democrática. De hecho, el aspecto que podría llegar a tener esta mezcla de posiciones sería el de Frankenstein de Mary Shelley, es decir, un cuerpo vivo hecho de pedazos de diferentes cadáveres.

Respecto a si este acuerdo de la oposición es políticamente factible, el diputado del MAS Galo Bonifaz da a entender que no es así. “Definitivamente, es algo que no conviene al MSM y UN; no creo que se sumen. Aunque se ve el aspecto técnico, los partidos que se adhieran a esta iniciativa tendrán que modificar sus estatutos internos”.

Yaksic, por su parte, confirma que su partido no está dispuesto a integrar la iniciativa. “La oposición que quiere hacer un frente único es precisamente aquélla de la derecha que se encuentra dividida. Nuestra alternativa no comulga en absoluto con esa facción, aunque nos parece saludable que ese sector se preocupe por la democracia”.

UN, por otro lado, aún se encuentra analizando la posibilidad de sumarse a esta idea, según la subjefa de esa tienda política, Soledad Chapetón. “Aunque definitivamente el caso boliviano no es igual al venezolano. Creemos que lo que CN está haciendo no es lo que la ciudadanía espera; debería ser un boliviano sin ningún interés político quien convoque a esta mesa de diálogo para intentar   ir con un sólo frente a las elecciones de 2014”, opina la dirigenta.

Modalidades. De acuerdo con la explicación que dio Salvador Romero, expresidente de la Corte Nacional Electoral, en contacto telefónico desde Honduras con La Razón, hay diferentes tipos de primarias. Éstas básicamente pueden ser cerradas (en las que sólo pueden sufragar los miembros de cada agrupación política) o abiertas (en las que todos los electores pueden dar su voto). Sin embargo, existen diferentes variaciones de grado al medio de estos dos extremos. Según Romero, pueden haber incluso variedad en cuanto a la simultaneidad en que se llevan a cabo (en Estados Unidos, las primarias se prolongan por meses), en unos países son optativas o, por el contrario, obligatorias.

“La primaria que propusimos como oposición debería, desde mi punto de vista, ser de carácter abierto, pues la ciudadanía tiene que involucrarse”, juzga Pinto. En este punto concuerda con la opinión expresada por Tupa, quien afirma que a la oposición le conviene que se haga de ese mismo modo. En todo caso, no cabe duda de que adoptar la modalidad de elecciones primarias podría acabar con el destino caudillista enraizado en la política del país.

Además, la historia de los partidos políticos en Bolivia demuestra cómo la voz del caudillo de una organización de este tipo era quien elegía candidatos a dedo (el suyo mismo) y era también quien decidía las otras postulaciones. Por ejemplo, sin retroceder mucho en el tiempo, se puede ver el caso del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR).

El surgimiento de UN está posiblemente marcado como una consecuencia de la carencia de primarias en ese partido. Jaime Paz Zamora era el candidato perenne de esa tienda política; el exmirista Samuel Doria Medina no lo fue sino hasta que creó su partido, UN.

De igual modo, se puede observar que Acción Democrática Nacionalista (ADN) nunca tuvo otro postulante a la Presidencia que no fuese Hugo Banzer Suárez. El militar-dictador tuvo que morir para que otra persona, Jorge Quiroga Ramírez, pueda llegar a ser aspirante a la máxima autoridad del país por esa tienda política. Sin embargo, su estructura estaba tan marcada por la tara del caudillismo, que ADN murió poco después de su líder.

Nueva ley de organizaciones políticas y las primarias

El Tribunal Supremo Electoral se encuentra elaborando un proyecto de ley que sustituirá a la Ley de Partidos Políticos vigente. La nueva norma incluiría la institucionalización de elecciones primarias para los candidatos a cualquier elección. “Se tiene que ver el tema de los comicios primarios al interior de la nueva ley de organizaciones políticas, pues hay que recordar que en el pasado eran seleccionados a dedo.

Lo que queremos buscar es que la gente y no los partidos elijan a sus líderes”, dice la vocal Dina Chuquimia, quien añadió que además deberán ser para cualquier justa electoral que se lleve a cabo.

Según la opinión personal del vocal Ramiro Paredes, la diferencia entre la nueva norma en diseño y la antigua “se puede establecer a partir de los marcos de la nueva constitución. La CPE consagra un nuevo modelo democrático que es intercultural y plurinacional. Por ello, la ley vigente queda obsoleta y debe ser readecuada. En concordancia, la ley 026 de Régimen Electoral configura políticas  con dos orientaciones”.

En la primera, explica Paredes, la democracia es ejercida por un amplio abanico de entidades propias de las formas de organización política de la plurinacionalidad como son los partidos, agrupaciones ciudadanas y organizaciones de los pueblos indígena originario campesinos, “todas las cuales se constituyen en mediaciones para la construcción democrática de los órganos del poder público”.

En la segunda, continúa el vocal, la elección de candidaturas y dirigentes se dan según principios como la igualdad, proporcionalidad, representación y otros de democracia interna que deberán estar determinados por la ley de organizaciones políticas y  un reglamento a ser elaborado por el Órgano Electoral Plurinacional. Chuquimia expresó su deseo de que antes de 2014 ya puedan celebrarse unas elecciones primarias.

‘Hay que considerar el tipo de primaria’  Salvador Romero, expresidente de la CNESi se considera la situación de Bolivia, hay que ver qué modalidad o mecanismo de primarias debe utilizarse, y se debe ver si la legislación va a dar poder a que un tribunal norme y fiscalice estos procesos o lo hagan los mismos partidos.  Lo importante será analizar   el proyecto de ley y que exista un consenso entre los actores. ‘Primarias tendrían que ser para todos’ Dina Chuquimia, vocal del TSELa elección primaria de candidatos dentro de las agrupaciones políticas tendrá que ser para todos los partidos y para cualquier justa electoral que haya. Además, en éstas también tendrá que verse el tema de la equidad de género. Las primarias serán un elemento que fortalecerá considerablemente la democracia. ‘Éstas deberían ser de un modo mixto’ Ramiro Paredes, vocal del TSEPersonalmente, creo que las primarias deberían ser mixtas, vale decir, que sean abiertas a todos los ciudadanos en cierta fase del proceso de elección, y en otra, se cierre a los militantes. En todo caso, el sistema de elección tendría que involucrar a toda la población, a fin de que estas organizaciones se “ciudadanicen”. ‘Unidos podríamos ganar a Morales’ Róger Pinto, senador de CNLos resultados de las elecciones judiciales revelaron la desaprobación mayoritaria de la gente al oficialismo y muestran que  se podría ganar a Evo Morales  si  es que la oposición se presentara con un sólo candidato y una sola visión coincidente con     todos quienes estamos en de-sacuerdo con el manejo del Estado por parte del MAS. ‘Que hagan primarias, secundarias y más’ Fabián Yaksic, diputado del MSMQue la derecha haga primarias, secundarias, terciarias... lo que quieran, nos parece bien, porque es bueno para la democracia. Lo que no va a suceder es que el MSM participe, porque estamos construyendo una alternativa de izquierda que no tiene ninguna relación con estas organizaciones de derecha que plantean unir a la oposición. ‘Elecciones internas son algo positivo’ Soledad Chapetón, subjefe de UNSi la opción deja de lado los intereses personales y partidarios, Unidad Nacional está dispuesta a sumarse a la iniciativa; si hay intereses mezquinos, tomaremos otra decisión.   Creemos que el hecho de que la nueva Ley de Organizaciones Políticas incluya las elecciones internas es algo positivo para crear más participación. ‘Éstas son una medida saludable’ Galo Bonifaz, diputado del MASLa primarias son saludables para la democracia. Estamos en tiempos de cambio, cualquier iniciativa que dé continuidad a las transformaciones es buena. Si bien se está haciendo el proyecto de Ley de Organizaciones Políticas en el TSE,  ésta no es prioridad de la Asamblea, pues, las demandas de la cumbre van primero.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia