Animal Político

Revancha del Tribunal Supremo Electoral

La reingeniería prometida por el Tribunal Supremo Electoral no debe consistir únicamente en cambiar al ingeniero de sistemas; las múltiples irregularidades no son atribuibles a una sola persona, sino a todo un conjunto de desaciertos que, por el bien de la democracia, deben ser corregidos para las elecciones subnacio-nales.

La Razón (Edición Impresa) / Eduardo Leaño Román

00:01 / 09 de noviembre de 2014

Santiago Ramón y Cajal decía: “Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia”. Los errores en la administración del proceso electoral que acaba de concluir fueron severamente cuestionados por opositores y oficialistas; para su descargo y sin demasiado éxito, los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) intentaron justificar aquellas irregularidades, aunque la mejor manera de reivindicarse es corregir los errores del pasado y administrar las siguientes elecciones subnacionales de manera eficiente y con la mayor transparencia posible.

El proceso electoral de marzo de 2015 implica varias elecciones: se celebrará comicios electorales en los 339 municipios donde elegiremos alcaldes y concejos municipales; se efectuará comicios en los nueve departamentos donde votaremos para gobernadores y sus respectivas asambleas departamentales; y, finalmente, en la Región del Chaco tarijeño, se elegirá a los miembros de la Asamblea Regional. Así, el próximo año, tendremos 347 elecciones diferentes con 347 papeletas distintas.

Es una elección compleja y, al parecer, el organismo electoral está empeñado en redimir sus errores. En la perspectiva de transparentar sus acciones y establecer reglas de juego claras, ha sugerido al Órgano Legislativo la consideración de una “Ley Electoral Transitoria”, la misma que fue aprobada y promulgada el 30 de octubre del presente año sin ninguna modificación. El presente artículo, tomando como referencia este marco normativo, intenta revelar las semejanzas y diferencias entre las elecciones subnacionales que se realizaron en 2010 y las que se llevarán a cabo en 2015.

Probablemente, por premura de tiempo o por temor a cometer algunos errores o simplemente por evitar mayores complicaciones, los vocales del TSE asumieron los elementos básicos del sistema electoral establecidos en la Ley 4021, utilizada en las elecciones de mayo de 2010. Este hecho nos permite advertir que las similitudes, entre una y otra elección son mucho mayores que las diferencias, sobre todo en la elección de gobernadores y asambleístas departamentales.

ESCAÑOS. La mencionada ley hace referencia básicamente al sistema electoral, es decir al procedimiento para transformar los votos de la ciudadanía en cargos políticos (gobernadores y asambleístas departamentales); en este sentido, la comparación se efectuará considerando dos elementos básicos del sistema electoral: la circunscripción y la fórmula electoral.

1. Elecciones de gobernadores y asambleístas departamentales. La circunscripción es una delimitación territorial donde se eligen determinadas autoridades políticas. En la elección de gobernadores y asambleístas, tenemos nueve circunscripciones conformadas por cada uno de los departamentos, es decir, que los votos correspondientes a un departamento son contabilizados para la elección del gobernador y los miembros de la Asamblea Departamental, esto no se ha modificado respecto de 2010.

Tampoco se ha modificado la elección de asambleístas departamentales entre un proceso electoral y otro. No hay cambios en la cantidad de miembros integrantes de los entes legislativos, no existe alteración en las circunscripciones y se mantienen las fórmulas electorales para la elección de estas autoridades.  

El mayor cambio que se puede advertir es en la aplicación de la fórmula para elegir gobernadores. En 2010 estas autoridades eran elegidas con la mayoría simple como fórmula, a excepción de Santa Cruz, donde se requería mayoría absoluta. En 2015 se utilizarán tres alternativas: primero, lograr la mayoría absoluta; segundo, obtener el 40% de los votos con una ventaja sobre el segundo de 10%; y tercero, si nadie logra ninguno de aquellos resultados, los dos candidatos más votados definirán la elección en una segunda vuelta electoral donde es suficiente lograr la mayoría simple de votos para declararse ganador. Esto es similar a la fórmula para la elección de presidente y vicepresidente y a lo establecido en el Estatuto Orgánico de Pando, que es el único departamento que tiene estatutos aprobados y en vigencia.

2. Elección de Alcaldes y Concejales. La “Ley Transitoria Electoral” no hace referencia a la elección de estas autoridades quizá porque la normativa está incluida en la Ley de Régimen Electoral y ésta es similar al viejo Código Electoral que tuvo vigencia en las elecciones de 2010.

La elección de estas autoridades, en el pasado como en el presente, se llevarán a cabo en cada una de las circunscripciones conformadas por los 339 municipios que existen en el país. No existe mayor diferencia al respecto.

FÓRMULA. Ayer como hoy, la elección de alcaldes se realiza aplicando la mayoría simple como fórmula para la asignación de este cargo político. Los concejales son elegidos empleando la fórmula proporcional de los divisores naturales (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, etc), es decir, los votos obtenidos por cada una de las organizaciones políticas se dividen entre aquellos divisores, luego se seleccionan los 5, 7, 9 u 11 cocientes más elevados (dependiendo de cuántos concejales se eligen en determinado municipio), donde cada cociente representa un escaño y luego se procede a asignar las concejalías a los respectivos partidos políticos.

Con los resultados del Censo 2012, es probable que algunos municipios incrementen la cantidad de concejales; sin embargo el criterio de asignación de concejales a los municipios es el siguiente: municipios hasta quince mil (15.000) habitantes cinco (5) concejales; municipios de entre quince mil uno (15.001) y cincuenta mil (50.000) habitantes hasta siete (7) concejales; municipios de entre cincuenta mil uno (50.001) y setenta y cinco mil (75.000) habitantes hasta nueve (9) concejales, y municipios capitales de departamento y los que tienen más de setenta y cinco mil (75.000) habitantes hasta once (11) concejales. Esto no se ha modificado.

3. Elección de Asamblea Regional. Este proceso electoral se realiza en la única región autonómica del Gran Chaco del departamento de Tarija. Los criterios para esta elección están definidos en la “Ley Transitoria Electoral”, son semejantes a los que se aplicaron en 2010, con la Ley 4021. Aquí se elegirán nueve (9) asambleístas con el sistema proporcional.

Sin duda, con aquellas acciones, el Tribunal Supremo electoral está empezando bien su labor de administrar los procesos electorales de 2015. Esperamos que encare las elecciones subnacionales sin demasiada ligereza y con profunda sabiduría. Igualmente, esperamos que la reingeniería prometida no consista únicamente en cambiar al ingeniero de sistemas; las múltiples irregularidades no son atribuibles a una sola persona, sino a todo un conjunto de desaciertos que, por el bien de la democracia, deben ser corregidos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia