Animal Político

Revolucionaria y gimnasta

Vilma Plata  - La activista sindical continúa  enseñando en aulas de primaria y, paralelamente, combina sin problema alguno su pasión por la política con sesiones de spinning para mantenerse en forma y saludable.

Vilma Plata

Vilma Plata

La Razón / Liliana Aguirre

00:00 / 29 de enero de 2012

Lleva unos pendientes plateados y una chompa roja que combina con su ideología política. Habla de forma pausada y detrás de esa delicada estampa vive una mujer revolucionaria, como ella misma se define sin dubitar. Vilma Plata, maestra y licenciada en Educación, migró de muy pequeña hacia Argentina, donde estudió el bachillerato y parte de la normal y la universidad. Terminó sus estudios superiores en Bolivia.

“Viví por más de 25 años en Buenos Aires; la definición de mi vida ha sido retornar a Bolivia y entregarme a la apasionante lucha de clases”, cuenta la mujer, una de las dirigentes políticas de mayor incidencia y polémica en los últimos años. Delegada de la Federación de Maestros de La Paz ante la Central Obrera Boliviana (COB), Plata dice que lo que le motivó fue transformar cosas que veía como injustas. “Tenía la firme convicción de trabajar en las áreas rurales alfabetizando a los campesinos”.

Sin embargo, el destino le tenía preparados otros designios que le llevarían a la militancia en el Partido Obrero Revolucionario (POR). “Trabajé en un proyecto de una institución educativa que se denominó Sindicalismo del Magisterio y era dirigido por el compañero Guillermo Lora (el célebre líder del POR); al ingresar a esta investigación tomé contacto con el POR y los trotskistas”.

A partir de entonces, su incorporación a la política fue completa. Una prueba de eso es que fue secretaria ejecutiva de Primaria de la Federación de Maestros, Delegada a la Central Obrera Departamental de La Paz por el magisterio y elegida dirigente de la Central Obrera Departamental, cargos que asumió a lo largo de ya 30 años de vida sindical. Así, siempre presente y protagonista en las huelgas de hambre, las protestas y las movilizaciones.

Si bien su vida gira en torno a la lucha sindical y por ello escogió sortear una serie de vicisitudes y desafíos personales (ser encarcelada, renunciar a la maternidad e ir en contra del machismo para realizarse en sus ideales revolucionarios), se siente políticamente realizada. “No tengo hijos; es una decisión que tomé porque de lo contrario no me hubiera podido entregar plenamente a la actividad política, porque tiene muchos peligros”.

Nadie la imaginaría en afanes deportivos. “Sigo haciendo aeróbicos y también practico spinning y voy a la piscina para nadar cuando hay tiempo”, relata con una sonrisa. “De jovencita también jugaba tenis y básquetbol”, remata.

Plata dice que combina esta faceta con las clases que imparte en primaria en la unidad educativa Ismael Montes, en la céntrica zona del barrio de San Sebastián de La Paz. No dice su año de nacimiento, pero a cambio comparte un recuerdo: el encarcelamiento que sufrió en el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. “Mis alumnos me enviaron con un periodista dibujos y uno de ellos graficaba a un pajarito dentro de una jaula. El ave lucía atemorizado y, en la parte baja, el niño puso con su puño y letra: ‘Profe’, pronto sal de la jaula”.

Así, es difícil pensar que en esa fama de dirigente polémica y estridente se esconda una mujer también sensible, una maestra de escuela.

Perfil

Nombre: Vilma Plata

Nacimiento:  24 de agosto

Ocupación:Docente de primaria en la unidad educativa Ismael Montes.

Polémica

Vilma Plata siempre fue firme en sus decisiones. Varias veces fue protagonista de huelgas por su sector. Como antes, ahora tampoco comparte con las políticas del Gobierno de Evo Morales. Eso sí, su apuesta por la convicción del pensamiento trotskista siempre está vigente.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia