Animal Político

Reza Tabatabaei Shafiei. 'Nacimos república: ni con el este ni con el oeste'

Desde su origen, la República Islámica de Irán se enfrentó a Estados Unidos.

Reza Tabatabaei Shafiei, embajador de la República Islámica de Irán en Bolivia

Reza Tabatabaei Shafiei, embajador de la República Islámica de Irán en Bolivia Foto: Christian Calderon

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos es periodista

00:00 / 27 de febrero de 2019

El 11 de febrero de 1979 fue derrocado el gobierno provisional monárquico en Irán. Ese día empezaba la Revolución Islámica en ese país. Hoy, 40 años después, Irán es una “república islámica” y se construye sobre estos dos ejes —asegura su embajador Reza Tabatabaei—: la república, los principios democráticos; el Islam, la religión y la cultura.

— Ni socialista ni nacionalista, ni anticolonialista; la revolución islámica de 1979 sobre todo ha sido religiosa, se dice.

— La revolución islámica empieza muchos años antes. Lo que pasa es que no teníamos confianza ni en el este ni en el oeste; teníamos experiencias desagradables de ambos lados. Por parte de oeste, los Estados Unidos, por ser amigos del Sha [Mohammad Reza Pahlavi, el último Sha (rey) de Irán, derrocado por la revolución] no estaba a favor de la gente; y de parte del este, porque eran partidos comunistas, que no tenían religión, y siendo vecinos no teníamos buenas experiencias con ellos. Por eso uno de los lemas de la revolución era “Ni este ni oeste, solamente la República del Islam”. ¿Qué significa “república” al lado de “Islam”? es la manera de implicar las leyes islámicas a través del parlamento, la democracia, las elecciones presidenciales del gabinete, etcétera.

— Desde el origen de la revolución islámica Estados Unidos ha sido su primer adversario. 

— Sha tenía mucho dinero, inversión en Estados Unidos a nombre de él; Irán quería traer al país ese dinero. Lo que pasó es que Estados Unidos, desde entonces hasta ahora, no quiere abrir sus ojos a la verdad. Hoy tenemos el mismo problema; Irán no es una amenaza a la región del Medio Oriente; no está apoyando a los terroristas, estamos luchando contra los terroristas.

— Estuvieron nada menos que ocho años en guerra con Irak.

— Al empezar la guerra, Sadam Husein dijo que en tres días estaría dando una conferencia en Teherán; cuando fueron ocho años de guerra. Sufrimos muchísimo esos años, pero aprendimos que no podemos apoyarnos en nadie, solo en nosotros; descubrimos nuevas rutas en ciencias, en tecnología; al combatir resistiendo, descubrimos muchas cosas. ¿Por qué la gente acepta la revolución? No lo hacen como sirvientes de los mulás o de los religiosos, la aceptan porque es racional; la gente quería ser independiente, avanzar, usar sus recursos naturales.

— ¿Cuánto de correcto es decir ‘Estado teocrático’?

— No es un Estado teocrático como por ejemplo lo es el Estado Islámico (ISIS), o como el poder o influencia que la iglesia tuvo sobre la sociedad en la Edad Media. En Irán cada persona tiene libertad de pensamiento, ideología y comportamiento dentro del marco del respeto a otras personas. Pero existen leyes estratégicas basadas en los fundamentos religiosos; por ejemplo, nuestro desacuerdo con la construcción de armas de destrucción masiva como las armas nucleares y también nuestra responsabilidad en la lucha contra los terroristas y ayudar a países hermanos de nuestra región.

— Irán es un país muy religioso, y con base en esto se ha desarrollado. Aunque no haya acuerdo con su religión, es respetable. 

— Eso es. Digamos que cada nación tiene su civilización, su historia, su antigüedad, y mejor que su gestión esté basada en esa cultura; la religión es parte de la cultura.

— ¿Qué significa cuando a los no creyentes en el Islam nos dicen ‘infieles’?

— Hay dos creyentes en Dios, unos que creen en Dios a través de los grandes profetas, como Moisés, Jesús; y otros que solo creen en Dios y nadie más. Aparte también existen los no creyentes en Dios (infieles), que ellos si quieren mantener esa idea para sí mismos, está bien, no hay problema, es respetable, pero si quieren ir contra los creyentes y quieren enfrentarles, pues ellos también se enfrentan y defienden su idea. Ahora, es una tarea, una obligación del Estado proteger a los creyentes en Dios a través de los grandes profetas. Los musulmanes que viven en Irán tienen ciertos deberes respecto al gobierno y la república islámica. Por ejemplo, en caso de guerra, ellos, como musulmanes, tienen que ir a participar de ella; pero, los que no son musulmanes no tienen esos deberes, pero sí tienen otros que deben respetar; deberes más referidos al sentido de la república que al sentido del Islam; por ejemplo, el pago de impuestos, acudir a los mismos colegios que el resto de la gente, entre otros.

— La situación de las mujeres en Irán. Muchas se quitan el hiyab (velo que cubre la cabeza y hombros) como señal de protesta.

— Primero, el hiyab es algo que no es solo para mujeres; según la ley, el Corán es para mujeres y hombres. Segundo, cada país, por temas culturales, tiene su forma de vestimenta, y puede que se tenga una visión errónea si solamente se fije en un solo aspecto dentro de un conjunto de temas sobre el trato a las mujeres en Irán. La participación de las mujeres en ningún campo se restringe; en la sociedad y en general sus derechos son iguales a los de los hombres; uno de los principios de la revolución se basa en la igualdad de género. Actualmente, más de 30% de los estudiantes en Ingeniería en las universidades son mujeres, cuando en Alemania solo es 5%; en las oficinas estatales, en el comercio privado y otros campos tienen el mismo derecho de participación que tienen los hombres. Tenemos muchas que son miembros del parlamento; no es 50%, como en Bolivia, que yo respeto mucho. Por ejemplo, algunas veces me preguntan si es verdad que en Irán los hombres pueden tener más de una esposa...

— No le iba a preguntar, pero ya que usted lo toca...

— Hace 1.400 años, la aparición de la religión del islam fue como una luz en la época oscura de ignorancia que se vivía en Arabia Saudita, donde los árabes trataban muy mal a las mujeres: cuando nacía una hija, la enterraban, o cuando moría el marido, enterraban [viva] a la mujer junto al marido; también en ese tiempo había muchas guerras y muchos varones se iban a la guerra y morían y las mujeres no podían hacer nada. Por eso es que el Profeta dijo que “pueden tomarla como mujer para ayudarle a vivir, económicamente”. Ahora si hay alguna mujer que quiera eso [que su esposo tenga otra mujer] tiene que dar la autorización legal y escrita a su marido. No está autorizado que cualquier hombre pueda casarse cuantas veces quiera sin este permiso legal, pero en Irán las mujeres y los hombres no aceptan eso, porque en nuestra cultura persa desde miles de años siempre se ha reflejado los principios de respeto y valoración a las mujeres e igualdad en las relaciones de pareja. Después de la revolución islámica se crearon muchas reglas a favor de las mujeres en comparación de la época de Sha. Por lo demás, en el papel social de las mujeres no hay ninguna restricción.

— Uno de los temas con Irán es su desarrollo nuclear, la acusación de Estados Unidos de incumplir el compromiso de no construir armas nucleares.

— Es una gran mentira de Estados Unidos; lo mismo que ustedes, necesitamos de la energía nuclear por fines pacíficos. Sobre la base de instrucciones de nuestro líder religioso y años de negociaciones políticas, establecimos un acuerdo con los países poderosos; pero así como nosotros nos comprometemos, ellos también tienen que comprometerse a cumplir con ese acuerdo que no tiene precedentes en la historia. Ahora, viene el señor Trump, con sus ideas unilaterales dice que “América primero”, que es como decir que el resto de países no importa. Muchos países dicen que no pueden confiar en Estados Unidos. Ahora él se salió (del acuerdo nuclear), e Irán y cinco países que están dentro estamos en negociaciones para que puedan compensar la falta de Estados Unidos y cumplir su compromiso con el acuerdo.

— Bolivia

— La relación con Bolivia empieza en 2007, después de que asumió el hermano presidente Morales. Basados en nuestra Constitución, Irán ayuda a los otros países que quieren vivir independientes; nosotros vamos a colaborar en sus programas de desarrollo; pensamos que Bolivia es un ejemplo muy claro de gobierno popular basado en sus tradiciones y cultura. En 2009 firmamos un acuerdo marco, aprobado por ambos parlamentos. Lo primero, tenemos un programa de salud, como sabe hay un hospital iraní en El Alto; dos centros de hemodiálisis, uno en La Paz y otro en Cochabamba. Estamos en relación con el Ministerio de Salud  en el programa de construir varios hospitales; pronto haremos un intercambio de estudiantes, en lo principal en el campo de energías. Irán ofrece no solo productos, sino tiene el propósito de transferencia de tecnología a Bolivia porque nosotros tenemos los mismos problemas, en ese sentido, somos aliados naturales, más que socios.

Reza Tabatabaei Shafiei. Cuando se dio la revolución, estudiaba en Estados Unidos y, como muchos jóvenes iraníes, retornó a su país “para ayudar”. “Para mí la revolución islámica abre una puerta gloriosa a mi país y también a mí, que estoy muy feliz”, afirma.

Datos

Nombre: Reza Tabatabaei Shafiei

Nació: En Teherán (capital de Irán) el 16 de julio de 1955

Profesión: Diplomático

Ocupación: Embajador de la República Islámica de Irán en Bolivia

Perfil

Fue embajador de Irán en México (1997-2001); alto experto del Viceministerio de Países Árabes y África (2010-2012); es embajador en Bolivia desde 2014

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia