Animal Político

Salvador Romero Ballivián: El futbolero que añora el país

El expresidente de la Corte Nacional Electoral vive en Honduras hace más de un año; allí dirige el Instituto Nacional Demócrata. Es un fotógrafo aficionado y asiduo lector. Cuando vuelve al país se da tiempo para ir a ver fútbol en el Hernando Siles; es bolivarista y en su época universitaria era arquero.

Salvador Romero Ballivián.

Salvador Romero Ballivián. Salvador Romero.

La Razón / Erick Ortega / La Paz

00:01 / 14 de abril de 2013

A veces, cuando quiere un poco de tranquilidad en su trajín, Salvador Romero Ballivián da un paseíto por los bosques húmedos de las afueras de Tegucigalpa (Honduras). En otras ocasiones toma fotografías de atardeceres, “aunque de manera aficionada y sin gran calidad”, aclara de inmediato.

En Honduras, el expresidente de la Corte Nacional Electoral de Bolivia (2006-2008) dirige la oficina del Instituto Nacional Demócrata, fundación que trabaja en más de 70 países. Desde su entidad se fomenta la democracia y la observación electoral local, se trabaja en la capacitación de los partidos políticos y se promueve la participación política de mujeres y jóvenes.

Está hace más de un año allí. Antes, pasó más de un semestre en Haití, estadía que lo marcó profundamente. “Fue una experiencia interesante y compleja —tanto personal como profesionalmente— a la imagen misma de ese país con el nivel de desarrollo humano institucional y político más bajo de América; además muy golpeado por el sismo de 2010”, cuenta, vía telefónica, con su típica voz pausada.

Coopera con otros organismos internacionales: con la Organización de Estados Americanos observó elecciones en El Salvador, México, Colombia, entre otros; trabajó con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México y ha ofrecido conferencias en una veintena de Estados. “Así tuve la oportunidad de conocer personas que han cambiado mi vida”.

Siempre se saca un pedacito de su tiempo para volver a Bolivia. Extraña “los olores, los colores y los sabores; y aún más, a la gente”. Cotidianamente revisa en las noticias de internet: “Me interesan todas las evoluciones del país: la política y la social, igual que la intelectual, la artística o la deportiva”.

Cuando está en La Paz, suele dar una vuelta por el estadio de Miraflores y ver un partido de fútbol, de la selección o de Bolívar. Cuando estaba en Francia estudiando Sociología Política, practicó el deporte rey en las ligas universitarias. Es arquero, aunque ahora juega menos. Dice que, a veces, más difícil que los delanteros, era jugar en el invierno de París, contra el frío. El último partido que vio en el Hernando Siles fue aquella inolvidable victoria (6-1) de Bolivia ante Argentina en 2009. Cuenta, con emoción, que asistió al estadio para todos los partidos de las eliminatorias mundialistas de España 1982, junto a su abuelo. Aunque cree que el primer partido que vio fue Bolivia contra Argentina, por la Copa América de 1979, y la clasificación al mundial de 1994 le dejó sensaciones imborrables.

Otra de sus pasiones es tomar un libro y quedarse horas leyendo, alternando entre textos académicos y literatura. De los escritores bolivianos, entre otros, le gusta hojear los libros de Edmundo Paz Soldán y de Gonzalo Lema. Las últimas novelas que leyó fueron de la trilogía Tu rostro mañana, de Javier Marías; Las horas, de Michel Cunningham y releyó las evocaciones nostálgicas de las estepas siberianas de Andrei Makine. A veces, escribe comentarios literarios sobre variopintos escritores.

Suele escaparse para disfrutar alguna película. La última que vio es la francesa Amor y opina que es “una meditación larga, lenta y fina sobre el amor y la decrepitud de los cuerpos”. Cuenta que a las fiestas nocturnas, prefiere la vida familiar y las conversaciones con amigos. Y aunque se halla cómodo en Centroamérica y aprecia los desafíos intelectuales, profesionales y personales de enfrentar situaciones nuevas, Romero Ballivián añora con volver al país para aportar los conocimientos que ganó en este tiempo.

Perfil

Nombre: Salvador Romero Ballivián.

Nacimiento: La Paz,1971.

Profesión: Sociólogo.

Ocupación: Director del Instituto Nacional Demócrata de Honduras.

Lector

Le agrada hablar de libros y escribirlos, ya sea de literatura o textos académicos. Es una de las herencias que le dejó su padre, Salvador Romero Pittari. Habla español, inglés y francés y le gusta leer a sus escritores preferidos en sus idiomas originales; claro, siempre que puede. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia