Animal Político

Señales de avión

Pero, sin duda, la mayor señal del oscuro incidente internacional tiene que ver con una parte de Europa que, acostumbrada a mandar e imponer, hoy tiene muy pocas cosas que enseñar(nos) y, claro, como bien dice Santos, “por su soberbia está incapacitada de aprender”.

La Razón / Exeni

00:05 / 07 de julio de 2013

El abusivo e ilegal bloqueo aéreo del avión presidencial boliviano por parte de cuatro gobiernos europeos ha dejado importantes señales de tránsito. Una de las más significativas es que cuando Estados Unidos dice “patio trasero” en realidad se está refiriendo, hoy, a Europa. Una Europa en crisis que, como alguno dijo, tiene más de trasero que de patio. O según el vehemente alegato de otro: no señor, el patio trasero de los “gringos madafaka” sigue siendo América Latina; Europa es el baño.

Sean patio, trasero o baño (que viene a ser más o menos lo mismo), lo cierto es que cuatro naciones europeas, con su convergente acción violatoria de los tratados internacionales y las normas de la diplomacia —en clave y con el sello de la OTAN—, demostraron que no sólo están sometidos a las políticas de austeridad de la Troika, sino también a las obsesiones de Washington que además de espiar masivamente sus comunicaciones, les da instrucciones. Más que señal de sumisión es muestra de decadencia.

Lo peor es que ni siquiera lo asumen. Así, mientras Estados Unidos se desmarca diciendo que la decisión que provocó el hostil episodio la tomaron ellos solitos —“pregúntenles directamente a ellos”—, Lisboa alega “problemas técnicos”, Roma dice nosotros cómo pues, París habla de una confusión y Madrid finge artificial demencia. Pero hay una confesión que muestra sin matices la esencia del asunto: “lo importante es que Snowden no va en ese avión”, dijo el impresentable Mariano Rajoy como síntesis-de-senlace. Señal de cobardía.

Pero, sin duda, la mayor señal del oscuro incidente internacional tiene que ver con una parte de Europa que, acostumbrada a mandar e imponer, hoy tiene muy pocas cosas que enseñar(nos) y, claro, como bien dice Santos, “por su soberbia está incapacitada de aprender”. Una Europa en crisis que no pierde su arrogancia, una Europa (neo)colonialista que no sabe de dignidad, una Europa con doble moral, en fin, una Europa vergonzante. Lo sabemos bien en estos territorios del Sur global.

Queda, sin embargo, un saldo a nuestro favor. El bochornoso hecho nos ha brindado, en bandeja, un ejercicio de indignación y, lo mejor, de dignidad. Malinches abstenerse.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia