Animal Político

Sifuentes, la gestión política desde las redes

Nélida Sifuentes Cueto. Es una líder campesina e indígena que desde hace cinco años promueve normas para mejorar las tecnologías de la información y la comunicación, así como la seguridad informática en el país. Confiesa que para las mujeres es más complicado ser autoridad, pero que se puede.

La senadora y jefa de bancada del MAS, Nélida Sifuentes, durante la entrevista con Animal Político en su despacho en la Asamblea  Legislativa. Foto: Luis Gandarillas

La senadora y jefa de bancada del MAS, Nélida Sifuentes, durante la entrevista con Animal Político en su despacho en la Asamblea Legislativa. Foto: Luis Gandarillas

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe Zerrillo / La Paz

00:00 / 16 de julio de 2017

Hace 14 años Nélida Sifuentes lidera el movimiento campesino e indígena de Chuquisaca. Este año fue elegida como jefa de bancada del MAS y es senadora por su departamento tras ser reelecta en 2014. Es una mujer muy activa en las redes sociales, principalmente a través de su cuenta en Twitter (@nelidasifuentes), desde donde comparte información, fotos y videos de proyectos en educación, tecnología y gestión política que impulsa. También usa Facebook y tiene un blog, pero éste ya alcanzó su límite de almacenamiento, por lo que este año lanzará su propia página web.

— Es muy activa en las redes sociales. ¿Desde cuándo?

— En 2011 se aprobó la Ley General de Telecomunicaciones para fijar el régimen de las tecnologías de información y comunicación. En ese marco, el vicepresidente Álvaro García me instruyó que lidere la elaboración del reglamento de esa ley porque su redacción no avanzaba. (...) Después trabajamos con la tarifa del servicio de internet que era muy cara y logramos que baje un poco, así como que se mejore la calidad de ese servicio. Ahora, gestionamos la instalación de la Ciudadela del Conocimiento y la Tecnología en Cochabamba. (...) En 2015 también presenté el proyecto de ley para desarrollar la nube soberana Sumaj Wakaycha, que es una plataforma tecnológica para albergar información y servicios del Estado, con sede en Sucre, para fortalecer la soberanía y la seguridad informática del país. La norma fue aprobada por la Cámara de Senadores pero está paralizada en la Cámara de Diputados. Es vital su aprobación, porque vela la seguridad informática del Estado y ayudaría a concentrar la base de datos de las instituciones estatales.

— ¿Con qué objetivos usted interactúa en las redes sociales?

— Una vez que trabajamos en la reglamentación de la Ley de Telecomunicaciones me di cuenta de que las redes sociales son sitios de internet en los que puedes compartir información a la población y que son más accesibles porque antes si uno quería informar sobre un tema o emitir su opinión debía hacerlo por la radio o la televisión. Ahora, mediante el Twitter se puede compartir una noticia o un tema desde la casa o desde cualquier lugar. En 2014 he abierto mi cuenta en esa red y hasta ahora tengo 2.640 seguidores y he enviado 2.998 tweets. También tengo un blog personal en el que publicaba contenidos sobre tecnología y temas políticos pero ya alcanzó su límite, por eso este año crearé y lanzaré mi propia página web, lo cual requiere un costo que yo pagaré. En mi página web ya podré publicar de manera más amplia la información con fotos y videos. Ya que en el Twitter solo se puede publicar mensajes cortos y eso es una limitación.

— ¿Tiene algún asesor para el manejo de las redes sociales?

— Juan Quiroga es mi técnico que me asesora en el manejo de redes sociales, pero cuando viajo a las provincias yo trato de enviar las mejores fotos o videos de mis discursos o de los proyectos de gestión que impulso. Utilizo el Twitter y el Facebook más para informar a la gente, así como lo hago en mi blog personal. (...) También comparto los tweets del presidente Morales, porque emite su postura sobre la coyuntura nacional, los proyectos gubernamentales y la inversión estatal. Mucha gente nos felicita por nuestra gestión, pero también hay gente que tiene un criterio malo, aunque eso es parte de las redes sociales. (...) Alguna vez me pasó que publiqué tweets con palabras mal redactadas y he sido sujeto a críticas y burlas, pero cuando escribo un buen tweet sobre un tema o dando información sobre mis actividades es retwitteado por mis seguidores o publicado en los medios de comunicación. Eso muestra que los medios hacen seguimiento de nuestras actividades.

— ¿Cuál es su red social favorita? ¿Ha debatido alguna vez por estos sitios? ¿Sufrió acoso?

— Alguna vez el senador opositor Arturo Murillo observa mis tweets. Por ejemplo, cuando escribí que aprobamos un proyecto de ley por unanimidad, él me dice que ponga que la norma solo fue aprobada por los masistas, pero eso no es cierto. Hay algunas veces que les respondo de esa forma, pero por lo general casi no participo de debates. Entre las redes sociales me gusta más el Twitter porque es más serio y se usa más para informar, en cambio en el Facebook a veces se publica información que no es cierta, pero eso depende de la seriedad de cada uno.

— En 1989, Remedios Loza fue la primera mujer de pollera que ingresó a la política y llegó a ser diputada por Condepa. ¿Aumentó la participación de las mujeres de pollera en el área política?

— Para nosotras es una satisfacción avanzar en la representación política de las mujeres. En el periodo neoliberal no había participación femenina, pero luego una o dos mujeres se desempeñaron en esa área. Ahora, gracias a la nueva Constitución Política del Estado y la política del presidente Evo Morales, las mujeres y los indígenas que éramos excluidos ahora ya ocupamos cargos de decisión en el Gobierno. Esto ya ocurre pese a que la derecha diga que nos disfrazamos, yo nunca me he disfrazado y hablo quechua pues es mi lengua materna. (...) La Carta Magna reconoce a los 36 pueblos originarios y la gran mayoría de ellos está representado en el sector político. Por ello, la participación femenina llega al 50% en el Legislativo. Y eso se logró gracias a la voluntad política del presidente Morales. (...)

—¿Qué impulsó una mayor participación de las mujeres?

— Ese es un trabajo constante iniciado por las primeras mujeres líderes que trabajaron por tener una representación política. Y en los últimos años se trabajó la Ley contra el Acoso y Violencia Política hacia las mujeres, aprobada en 2012, porque había muchos casos de mujeres que fueron elegidas democráticamente pero eran obligadas a renunciar, sobretodo en el ámbito municipal; por ello esa norma busca que nadie obligue a las mujeres a dejar su cargo y ejerzan libremente la función pública (...) Con la ley, los hombres saben que no pueden hacer ninguna matufia para que las mujeres ocupen sus cargos. Nosotras tenemos las mismas capacidades que los hombres. Para nosotras es más complicado ser autoridad y ser líder en los sectores político, orgánico y otros. Las mujeres deben atender a sus hijos, encargarse de la comida y la limpieza del hogar y a veces los hombres no hacen esas tareas y tienen más libertad para cumplir su trabajo. Empero, cuando una mujer es responsable y quiere demostrar sus capacidades, nada es imposible y se organiza para cumplir tanto la labor en su hogar como la función pública o la gestión pública.

‘Nos han pedido que aportemos un poco más’

La senadora Nélida Sifuentes, que administró por cinco años hasta 2016 los recursos del MAS, indicó que la dirección del partido pidió a los asambleístas que cumplan con su aporte del 10% de sus salarios, lo cual se discutirá en la bancada. Detalló que en este periodo en el que no están en campaña, el aporte mensual oscila entre Bs 60.000 y Bs 70.000.

— ¿Cómo se hacía el manejo de los recursos del MAS?

— Los diputados y senadores hacemos un aporte voluntario en una de las tres cuentas de la dirección nacional del MAS-IPSP en el Banco Unión. Todos los gastos económicos son reportados al Tribunal Supremo Electoral, que nos fiscaliza más que a los alcaldes y no podemos hacer gastos así por así. La otra cuenta es para los libros y la otra para captar apoyo extranjero, pero no solo para el MAS sino para todos los partidos, aunque ese programa ha concluido.

Y ahora solo son los aportes de los legisladores que llegan a la dirección nacional, uno trata de ahorrar lo máximo para las campañas, como la campaña que se aproxima.

— ¿El aporte es voluntario o hay un monto establecido?

— Son aportes voluntarios, pero hay asambleístas que nunca aportaron en la anterior legislatura ni en la de ahora. Los que somos conscientes y venimos de una organización social debemos ser agradecidos con el partido y si sabemos que esos recursos son administrados de forma transparente, por qué dudar de aportar. Por eso, he pedido con una carta que me descuenten Bs 500 cada mes. Ahora, la dirección nacional nos envió otra carta en la que nos piden que deberíamos aportar un poco más y eso se discutirá en la bancada. El estatuto dispone que los legisladores y otros deben aportar el 10% de sus sueldos.

Datos:

Nombre: Nélida Sifuentes Cueto

Nació: 18-07-1985 Lugar: Chuquisaca Oficio: Reportera

Cargo: Senadora por Chuquisaca y jefa de bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS)

Perfil:

En 2009 asumió el cargo de senadora del MAS y fue reelecta en 2014. Entre 2012 y 2016 fue miembro de la dirección nacional del partido oficialista y secretaria económica.

  • Alines Quispe es periodista de La Razón

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia