Animal Político

Vanessa Rubio: Tenemos interés en relanzar la relación México-Bolivia

De paso por algunas horas en La Paz, la Subsecretaria para América Latina y el Caribe de México habló en exclusiva con Animal Político de La Razón.

Vanessa Rubio.

Vanessa Rubio. Foto: Wara Vargas.

La Razón / Rubén D. Atahuichi López / La Paz

00:03 / 20 de octubre de 2013

Viernes 11 de octubre. Acaba de arreglarse, luce fresca y muy entusiasmada, a pesar de las pocas horas que durmió. Llegó de madrugada y está dispuesta a pasar una jornada de menos de 24 horas en la ciudad, y en medio de sus pocas horas en La Paz concede una entrevista al único medio que eligió en Bolivia, La Razón. En un saloncito del hotel Radisson, la subsecretaria para América Latina y el Caribe de México, Vanessa Rubio, hace de anfitriona.

Aborda una serie de temas, entre ellos el de mayor interés para su país y Bolivia. Tenemos “interés por relanzar la relación (entre ambos países)”, afirma la diplomática, que incluso adelanta una reunión en 2014 entre los mandatarios de ambas naciones, Enrique Peña Nieto y Evo Morales.

—  Sin embargo, es mucho tiempo para que se haya planteado la recuperación de ese trabajo binacional.

— Yo puedo hablar por lo que al Gobierno actual corresponde; el gobierno del presidente Peña Nieto entró el 1 de diciembre de 2012 y yo fui nombrada el 1 de enero de 2013. Lo pondría al revés, ves el vaso medio lleno medio vacío; yo creo que llevamos poco tiempo de gobierno y en este poco tiempo hemos tenido un muy buen diálogo de acercamiento. Yo tuve una reunión con el vicecanciller Juan Carlos Alurralde en el contexto de los eventos de las Naciones Unidas; nos hemos visto en la OEA, en diversos foros, y hemos tenido este interés por relanzar la relación, por impulsar mucho más diálogo, mucha más cooperación y en esa voluntad estamos, y por eso estoy aquí.

— ¿No hubo ese tipo de relacionamiento con Bolivia?

— Lo que diría es que ambas partes tienen que trabajar en, justamente, reafirmar el potencial máximo de la relación. Los dos pueblos se quieren mucho, los dos pueblos tienen interacciones, tenemos relaciones económicas políticas históricas; eso se sigue dando de manera corriente con un mayor acompañamiento de nuestros gobiernos. Vamos a llegar a elevar el nivel de diálogo, de cooperación y crear una relación más fructífera, más intensa. Entonces, eso es en verdad lo que queremos, no una relación que se mantenga, sino una relación que se potencie.

— ¿Para cuándo está prevista una reunión de los presidentes Peña Nieto y Morales?

— Sin duda, en 2014. Creo que      en el primer semestre podríamos estar hablando de un encuentro, se van a ver en diferentes foros; por ejemplo, la siguiente semana (por ésta) es la Cumbre Iberoamericana en Panamá (a la que finalmente no viajó Morales). Ahí siempre se ven, se saludan con mucho gusto; me ha tocado verlos en persona. Luego viene otro foro multilateral, que es en enero en Cuba, la Celac, donde entiendo que ambos presidentes están confirmados. Van a verse en foros multilaterales, pero lo que nos hace falta es programar un encuentro binacional que, estoy segura, lo podremos hacer en 2014.

Acompañada en la entrevista por el embajador de su país en Bolivia, Armando Arriázola, y la encargada de la Sección Cultural, de Cooperación y Política, Nuria Zúñiga, la Subsecretaria anuncia que esta misma tarde tiene una cita con tres viceministros de Relaciones Exteriores. Según enumera, la idea es definir acuerdos sobre tres ejes: el “fortalecimiento del diálogo político y de los canales de comunicación”, el “compromiso de ambos países por reactivar la comisión binacional para hacer una revisión del estado en que se encuentra la relación” y establecer “qué intereses tiene Bolivia para la cooperación de México y ver también en qué espacios hace falta promover mayor comercio e inversión”.

Rubio, de 41 años, dice haber conocido al presidente Morales en la serie de foros internacionales en los que coincidieron. “Me parece que es una persona muy genuina, muy dedicada a resolver los temas que apremian a su país, muy consciente de la problemática que enfrenta cualquier país de América Latina en términos de equidad, derechos humanos, derechos civiles y políticos, y, en particular, inclusión de la población indígena”, describe.

Sobre el proceso político boliviano, considera que el país “ha avanzado significativamente a nivel institucional, que la economía va funcionando bien, las tasas de crecimiento que han tenido, y por el otro lado, creo que políticamente están consolidando una serie de instituciones”.

Sin embargo, es inevitable hablar de asuntos que hacen a las relaciones internacionales. Entiende que México, por ejemplo, considera que “ningún mecanismo (multilateral) compite con otro mecanismo”. Por eso, cree que “es muy válido que exista” la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), el Mercosur (Mercado Común del Sur), Petrocaribe, la Corporación Andina de Fomento, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) o la Alianza del Pacífico.

Morales y otros mandatarios del eje bolivariano han cuestionado este último bloque compuesto por México, Colombia, Perú y Chile. “Yo no vería que el Alba ni la Alianza del Pacífico existan en contraposición a nada; hay intereses particulares, un nicho particular, y todos los mecanismos subregionales tienen la capacidad de dialogar entre sí”.

— No tiene la misma percepción Morales, que ha denunciado varias veces que la Alianza del Pacífico está apadrinada por Estados Unidos y tiene fines netamente políticos, más allá de esos intereses de desarrollo regional o las sinergias del bloque.

— Yo creo y respeto, desde luego, la opinión del Presidente y de quien vierta opiniones sobre la Alianza del Pacífico, o cualquier otro tema. Pero, definitivamente, la Alianza del Pacífico no es un organismo que represente a ningún otro país más que a los países miembros (México, Colombia, Chile y Perú).  Y no existimos ni por mandato de ningún otro país ni respondemos   a ningún otro país; somos cuatro países independientes.

— ¿Ni ante el ALCA (que no existe)?

— No, tampoco. La Alianza es una organización muy pragmática, como la que te estoy explicando, con resultados muy concretos.

— Acaban de eliminar, reducir los aranceles entre sí.

— Exactamente. Las visas y la cooperación, y nos queremos mover a ver cómo hacemos infraestructura en los países, mejores carreteras para conectar a los pueblos y a las ciudades; entonces, es más enfoque pragmático. Yo he estado en todas la reuniones de la Alianza del Pacífico, en ningún momento se han discutido temas políticos, y los temas políticos los dejamos, por ejemplo, en la Celac, donde existe un valor muy importante, y hemos llegado a esos consensos mínimos. Por ejemplo, era muy importante que la Celac emitiera un comunicado de respaldo al presidente Evo Morales por el incidente que hubo en su vuelo hacia Europa. Ese tipo de tipo de temas    es muy importante que considere    la Celac, o que emitiera un comunicado conjunto sobre Siria, y es muy importante ver cómo todos los países —no importan las diferencias en modelos económicos, estructuras o instituciones políticas— podemos encontrar mínimos comunes que nos hagan plantearnos como un bloque con principios a defender de manera común (nuestros intereses). (...)

— Subsecretaria, en abril dijo usted que México debería recuperar espacios en América Latina. ¿A qué se refirió con eso?

— Me refiero a que México necesita fortalecer su relación con países, en particular con quienes hemos tenido una relación lejos de su potencial. Yo creo que Bolivia es un caso; si bien tenemos un comercio anual de 222 millones de dólares, México tiene una inversión en Bolivia de 12 millones, Bolivia tiene una inversión en México de un millón, esto está lejos de su potencial.

Entonces, sí creo que podemos hacer mucho los gobiernos y los Estados por lograr mayor comercio, inversión, diálogo político y cooperación, en diferentes áreas. Estoy segura de que Bolivia puede aportar mucho a México en diferentes experiencias, para el desarrollo nacional, y México puede aportar también diferentes sugerencias a Bolivia en la parte de cooperación técnica, científica o cultural.

Entonces, creo que hay ciertos países con los que México necesita redoblar esfuerzos porque las relaciones óptimas están todavía lejos de ser completamente aprovechadas. A eso nos referimos.

— Considerando a Brasil una potencia equiparable a México, ¿tal vez también tenga un interés geopolítico?

— Sin duda. Los presidentes (Dilma) Rousseff y Peña Nieto se reunieron en enero y una de las conclusiones fue el relanzamiento de la relación Brasil-México. Ambos mandatarios acordaron que no debería haber una América Latina y el Caribe sin un muy buen nivel de diálogo, interlocución, cooperación entre Brasil y México. La presidenta Rousseff está por anunciar en los próximos meses un viaje a México y, por supuesto, estamos desarrollando una agenda muy completa con Brasil de mucho diálogo y cooperación de incremento de comercio e inversión.

— ¿Cómo resuelve México su relación con Estados Unidos, considerando el problema migratorio? Hace poco ocurrió el caso de espionaje al presidente Peña Nieto, que aparentemente se ha resuelto en Rusia en septiembre.

— Nosotros tenemos un extraordinario nivel de diálogo bilateral con Estados Unidos, tenemos mecanismos muy fluidos en nuestra relación que se han visto fortalecidos en últimas fechas y recibimos constantemente la visita de funcionarios de Washington para fortalecer ese diálogo, y viceversa. Acaba de estar hace unas semanas el vicepresidente Joe Biden en México. Mientras México siga manteniendo ese nivel de diálogo y Estados Unidos las respuestas que México espera, en lo bilateral nos sentimos cómodos; digamos, con ese tipo de esquemas que tenemos para cooperar, como también para solucionar diferencias cuando existen, como existen con todos los países y no sólo cuando son países vecinos.

— No todos se sienten cómodos que los espíen, por ejemplo.

— No, no. Me refería a cómodos con los mecanismos que tenemos de diálogo fluido y de solución de controversias; no cómodos con esta situación (de espionaje).

— Entiendo de esa manera, pero siendo vecino no creo que se sienta cómodo al ser espiado.

— Sin duda. En una relación tan intensa como la que tenemos entre México y Estados Unidos, yo destaco que hay muchos más espacios de coincidencia y de eventos que benefician a ambos países que los problemas y las coyunturas, pero de que hay problemas y coyunturas, y a veces hay malos entendidos  que dirimir, no nos cabe la menor duda y nosotros tenemos los canales para dirimirlos.

Perfil

Nombre: Vanessa Rubio Márquez

Nació: 21-02-1972

Profesión: Licenciada en Relaciones Internacionales

Cargo: Subsecretaria de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, de México

Datos

Rubio Márquez llegó por primera vez a Bolivia y dice que lo hará de nuevo junto a su familia. Gusta de bailar (“soy buena para bailar”), nadar y leer. Es Maestra en Ciencias por la London School of Economics y ha ocupado diversas funciones públicas en su país.rubén d. atahuichi lópez

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia