Animal Político

Wálter Kreidler Guillaux: Su debilidad, el churrasco

El exministro de Carlos Mesa  vive en la ciudad de Santa Cruz. Le gusta la velocidad y disfruta manejando su motocicleta. También le agrada ver las carreras de Fórmula Uno y viaja a Brasil para ver la competencia del Interlagos.

Wálter Kreidler Guillaux.

Wálter Kreidler Guillaux.

La Razón / Érick Ortega / La Paz

00:02 / 18 de agosto de 2013

El exministro de Desarrollo Sostenible está casado durante 40 años “con la misma mujer” y tiene un secreto para jactarse de conservar una relación indestructible. “Siempre duermo en la misma casa”, dice y suelta una risotada al otro lado del teléfono.

Wálter Kreidler Guillaux nació en Santa Cruz de la Sierra y es uno de esos cruceños bonachones que encuentra una frase picaresca a las cosas que le suceden. Eso sí, esa picardía y las ganas de vivir se le fueron en picada cuando estaba en La Paz y tenía que trabajar varias horas seguidas en el gabinete del presidente Carlos Mesa, allá por el año 2005.

Cuenta que lo que más le dolía del oficio público era el olvido en el que dejó a su familia. “No podía estar con ellos todo lo que quería. A veces salía del trabajo a las dos, tres o cuatro de la mañana y al día siguiente estaba de vuelta en la misma rutina”.

“En realidad, nunca he sido político —confiesa—, yo era y soy una persona técnica y el presidente Mesa me invitó al despacho de Vivienda y después fui a Desarrollo Económico”.  Explica que durante su gestión, él cumplió una labor administrativa y de planificación. Impulsó el programa Bolivia Competitiva y Productiva.

Arquitecto y con posgrado en Alta Gerencia, es reconocido como uno de los empresarios más importantes del país. Es más, en determinado momento se dijo que era el segundo hombre más adinerado de Bolivia, después de Gonzalo Sánchez de Lozada. “No, yo niego eso. Ése era un dato absolutamente torcido porque nos conocemos en el país y no soy ni la sombra de lo que dijo aquella gente malintencionada.”.

Lejos del quehacer público, Kreidler comparte sus días con su familia. Todos los fines de semana salen a comer algún churrasco y entre semana él se saca un tiempo para los amigos.

Es un reconocido carnívoro porque no le gustan los platos que no llevan carne. Por eso desdeña el plato paceño y de La Paz extraña comer un chairo, un buen fricasé, unos chicharrones de la zona Sur y los sandwichitos de chola. Es más, él recuerda muy bien el lugar exacto donde estaban sus caseritas. Aunque en Santa Cruz también tiene sus sitios de comida predilectos.

Además de un buen diente, el exministro es un amante del fútbol, años atrás fue dirigente de la Liga Profesional del Fútbol Boliviano y se declara hincha del club Blooming, su equipo del alma. “¿Oriente? No sé qué equipo es ése”, bromea.

Repite aquel eslogan que arrastran los dirigentes del fútbol: “Soy  fanático del equipo de todos”. Otra de sus pasiones es la velocidad. Él maneja su motocicleta raudamente y no se pierde las carreras de Fórmula Uno. Se dio el gusto de viajar a Brasil para ver las carreras de los pilotos más importantes del mundo en el circuito de Interlagos.

Como es un hombre de pasiones y descansos, él también se saca horas para andar. “Lo que hago normalmente es mucha caminata. Voy ejercitando por todo lado, ingreso a selva, montes y ríos”.

Lo que sí ha dejado atrás es la política. “Creo que cada cosa se debe hacer a su debido tiempo”. No descarta del todo la idea de cumplir una labor en la función pública, pero, de momento, quiere disfrutar de su familia y sus pasiones.

Perfil

Nombre: Wálter Kreidler Guillaux

Nacimiento: Santa Cruz, 61 años

Ocupación: Arquitecto

Familia

Wálter Kreidler está casado y tiene tres hijos. Con ellos comparte sus fines de semana. Entre todos van a comer un churrasco o, si las condiciones están dadas, visitan algún departamento de Bolivia. A veces, cuando se quedan en casa, se dedican a mirar películas juntos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia