Animal Político

El aborto, la experiencia en el DF de México. Hace 7 años que es legal

Desde el 24 de abril de 2007 (fecha en que se despenalizó el aborto en el DF) al 31 de diciembre de 2013 se han realizado 113.111 interrupciones legales de embarazo; 16.158 por año, 1.346 por mes, 45 diarias.

La Razón (Edición Impresa) / Javier Bustillos

00:00 / 09 de marzo de 2014

El aborto en la Ciudad de México fue despenalizado hace siete años, en abril de 2007. La condición es que el embarazo no pase de las 12 semanas porque de ser así estas mujeres necesitarían de una autorización judicial y apelar a las otras causales del aborto: violación, malformación fetal, peligro para la madre y otros motivos diferentes a la decisión voluntaria.

Por ley, las autoridades sanitarias de esta ciudad capital están obligadas a  atender con prontitud y diligencia la solicitud de toda mujer de cualquier edad, condición social, económica o procedencia; basta con que lo soliciten y estén dentro del tiempo, para que deban poner a su disposición de forma gratuita toda la red de hospitales, sanatorios, centros de salud y clínicas públicas que estén dentro de su jurisdicción. Los nosocomios privados o particulares también participan y con diferentes precios, según la capacidad económica de las solicitantes.

Según cifras oficiales, del 24 de abril de 2007 (fecha de la despenalización) al 31 de diciembre de 2013 se han realizado 113.111 interrupciones legales de embarazo; 16.158 por año, 1.346 por mes, 45 diarias.

Más del 70% de estos 113.111 abortos legales fueron en mujeres habitantes de esta ciudad (también conocida como Distrito Federal), y el resto, procedentes de otros estados de la República y de otros países; extranjeras que entran al país como turistas, realizan su aborto y se van; para todas el trato es el mismo.

Cerca de la mitad de esos 113 mil y pico de abortos (47,8%) se realizó en mujeres de 18 a 24 años y las edades de las restantes fluctúan entre los 11 y los 51. Una gran mayoría (88%) dijeron ser católicas y un 73% estudiantes de secundaria y profesionales; solteras el 51, 4%; en unión libre 28,9%; casadas el 15,3, divorciadas 3,4, y viudas el 0,3%.

69% de estas mujeres escogieron el método con medicamentos y el resto el método quirúrgico. Desde el 24 de abril de 2007 hasta el 31 de diciembre de 2013 en la Ciudad de México no ha ocurrido ni una sola muerte por aborto.

La ley es clara en el Código Penal del Distrito Federal (artículos 144 y 148) que entre otras dice: “…para los efectos de este Código, el embarazo es el proceso de la reproducción humana que comienza con la implantación del embrión en el endometrio” (lo que el embrión es en los animales, es el feto en los humanos, pero denominado así solo después de los tres meses de embarazo, y el endometrio es la mucosa que recubre las paredes interiores del útero).

La ley dice también: “…los médicos tendrán la obligación de proporcionar a la mujer embarazada información objetiva, veraz, suficiente y oportuna sobre los procedimientos, riesgos, consecuencias y efectos; así como de los apoyos y alternativas existentes para que la mujer embarazada pueda tomar la decisión de manera libre, informada y responsable”.

Además: “…las instituciones públicas de salud del Gobierno del Distrito Federal, gratuitamente y en condiciones de calidad, deberán proceder a la interrupción del embarazo cuando la mujer interesada así lo solicite… esta interrupción deberá realizarse en un término de cinco días a partir de que sea presentada la solicitud y satisfechos los requisitos establecidos en la legislación aplicable”.

Según estos mismos datos oficiales —emitidos por la Secretaría de Salud del Gobierno del Distrito Federal— del 2007 a 2010 el 42% de las mujeres que solicitaron un aborto ya habían tenido hijos antes y las razones para la interrupción fueron sobre todo económicas. Pero en los últimos tres años la situación cambió: dentro del rango de embarazos de menores de 20 años, el 17,4% ocurrió en adolescentes, lo que prendió las alarmas de las autoridades sanitarias.

De estos embarazos adolescentes,  80% no fueron planeados y llegaron al parto con las consecuencias que una maternidad forzada trae. Investigaciones de organismos independientes como el Grupo de Información en Reproducción Elegida A.C. (GIRE) encontraron que las causas de estos embarazos no deseados fueron: 1) relaciones sexuales forzadas (equiparables a una violación), 2) relaciones sexuales no protegidas (sin preservativos o anticonceptivos), y 3) fallas en los métodos anticonceptivos. Y lo peor: que llegaron al parto porque no sabían que existía la posibilidad de abortar legalmente. Es decir, a siete años de la despenalización del aborto en la Ciudad de México hay una gran cantidad de estudiantes de 15 a 19 años de edad, residentes en esta capital, que no saben que tienen esta alternativa a la maternidad. Por ello, el  24 de abril (aniversario de la despenalización) las autoridades lanzarán campañas permanentes en escuelas y colegios a fin de que ninguna adolescente desconozca su derecho a abortar si no quiere ser madre.

Por la presión que ejerce la Iglesia Católica, solo en Ciudad de México las mujeres pueden recurrir al aborto legal. En los 31 estados restantes de la República los gobiernos locales continúan con su política restrictiva de esta práctica. Las causales de aborto en dichos estados siguen siendo: violación sexual, malformación fetal o peligro para la salud de la madre. En algunos se sigue con los castigos con cárcel y estigmatización social a las mujeres que abortan accidental o voluntariamente. 18 de esos estados mexicanos (departamentos, en Bolivia) integraron a sus constituciones políticas el precepto de “proteger la vida desde el momento de la concepción o fecundación”, es decir, desde que el espermatozoide entra en el óvulo y no como la legislación capitalina, que dice “…cuando el embrión sea implantado en el endometrio” (hasta los tres meses).

(*) El autor es periodista, radica en Ciudad de México

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia