Animal Político

La agenda posreferéndum

Volver a pensar, por ejemplo, en la democracia interna de cada cual; no por menos bullicioso deja de ser importante el debate, acuerdo y disenso interno en el partido. La consabida “falta de liderazgo” precisamente se explica por los altos déficits de democracia hacia adentro de la casa.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 14 de marzo de 2016

El día después del referéndum constitucional del 21 de febrero apenas empieza a configurarse. Como dicen los psicólogos cuando alguien muere, tras la pérdida del ser querido lo único que toca a los dolientes es empezar a “construir” la dolorosa ausencia. Así, mal que bien, oficialismo y oposición con seguridad deberán empezar a repensar su agenda, a, como también dicen, “digerir” el trago amargo o dulce, según del lado en que se esté.

Volver a pensar, por ejemplo, en la democracia interna de cada cual; no por menos bullicioso deja de ser importante el debate, acuerdo y disenso interno en el partido. La consabida “falta de liderazgo” precisamente se explica por los altos déficits de democracia hacia adentro de la casa.

Para el Movimiento Al Socialismo (MAS), por ejemplo, debiera llevar a pensar el hecho de que habiendo puesto toda la carne de la gestión pública exitosa en el asador (“mientras en 2005..., ahora en 2015...”), la mayoría que votó No por lo menos ha puesto en cuestión dicha gestión y su calidad. Lo mismo en los casos de corrupción: ¿en verdad, hasta dónde se ha sido radical de tal modo que la denuncia y la sanción no solo sean veraces, sino creíbles?

Ahora, en el lado de la oposición, al parecer para todos quedó claro que el triunfo del No para nada puede ser apropiado por nadie; si bien se habla de que el 21F fue la primera vez que los opositores andaron unidos de la mano,  no se puede decir con el mismo énfasis que estuvieron articulados. Por eso, cuando el MAS trataba de polarizar el discurso, entre éste y el imperialismo digitado por Sánchez Berzaín, en el fondo no tenía ningún polo opositor al frente. Así, al día siguiente continúa siendo el MAS el partido nacional y el resto los partidos regionales.

Parecía una broma, pero acaso haya que prestar atención a aquello de que la derrota del Sí pudo nomás ser lo más saludable para el MAS, para exigirle renovación; pero también para el sistema de partidos, empujando su pluralismo.

El editor

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia