Animal Político

A dos años de 2019, la oposición se dispersa

La renovación de cuadros políticos en un escenario marcado por un plan hegemónico es uno de los retos con miras a los comicios.

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

02:04 / 25 de octubre de 2017

A solo dos años de las elecciones nacionales y mientras el Movimiento Al Socialismo (MAS) mantiene al presidente Evo Morales como su única opción en el marco de un plan hegemónico de poder, las oposiciones intentan consolidar —todavía por separado— proyectos políticos de carácter nacional que le hagan frente.

En los últimos días, Sol.bo, de Luis Revilla, y el expresidente Jaime Paz Zamora activaron los trámites para gravitar políticamente con miras a 2019.

La politóloga María Teresa Zegada señaló, en un contacto con este suplemento, que el país está electoralizado de forma “prematura” a raíz del recurso interpuesto por el MAS, una fuerza política que también “carece de un liderazgo alternativo al presidente Evo Morales y que sea capaz de tener éxito electoral”. Añadió que en las oposiciones también se ve que “viejos líderes” continúan presionando para establecer candidaturas.

Sin cuestionar el modelo vigente desde 2006, la alianza Unidad Demócrata (UD) —conformada por el Movimiento Demócrata Social (Demócratas) de Rubén Costas, y Unidad Nacional (UN) de Samuel Doria Medina— tampoco ha dado señales para ratificar el pacto suscrito en 2014 a partir de una estructura institucional bipartidista que evalúe escenarios y desafíos con miras a las elecciones de 2019.

Costas, quien también es gobernador de Santa Cruz, anticipó que no volverá a postularse para gobernador y que serán los dirigentes de Demócratas, incluso su familia, quienes decidan si será candidato a la primera magistratura del Estado en 2019.

Del otro lado de la alianza, Doria Medina, jefe de UN, apuntó que cualquiera podría ser postulante, aunque lo ideal será con unidad. “Todavía es temprano para hablar de candidatos”.

Al margen de este escenario formal, Paz Zamora, quien tampoco se presentó como candidato, anticipó que la nueva política que promueve 21F-MIR plantea una visión de renovación a partir de los hijos de los antiguos líderes de su partido, mientras que Revilla marcó distancias del bloque de políticos y expresidentes que criticaron las elecciones judiciales y la estrategia hegemónica del oficialismo. El Alcalde plantea renovación.

También aparece en el actual tablero el expresidente Carlos Mesa, quien es parte del bloque de líderes al que se adscribieron los expresidentes Jorge Quiroga y Víctor Hugo Cárdenas; el gobernador Costas y Doria Medina y que presentó una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para reclamar por la acción legal impetrada por el MAS para habilitar a Evo Morales como candidato a la reelección.

La acción se hizo un día después de que el ministro de Justicia, Héctor Arce, y la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, defendieran ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) la estrategia del oficialismo.

Mesa, quien además apareció como el personaje más visible en la movilización del llamado “10/10” (día de la democracia), explicó que para constituir una alternativa al MAS se hace difícil la renovación de liderazgos, porque el MAS busca la hegemonía, a partir de un discurso único y con reglas de juego desequilibradas.

El expresidente, en una entrevista con el programa No mentirás, de la red PAT, señaló además que el Estado concentra recursos y capacidades mediáticas para desincentivar la participación de la oposición, pues tampoco existe financiación para sus actividades. Así, consideró que las fuerzas opositoras, en estas condiciones, no pueden construir liderazgos nuevos.

Pese a este contexto, varios sondeos de opinión y encuestas de intención de voto ubican al expresidente Carlos Mesa como un potencial adversario de Morales y en una mejor posición que otras eventuales candidaturas del bloque opositor. Sin embargo, el exgobernante ratificó que no está en sus planes inmediatos ser candidato a la presidencia porque ahora su responsabilidad “inclaudicable” es su misión como representante oficial de Bolivia para la causa marítima.

En respuesta a esta postura, varias autoridades coincidieron en que el expresidente debe definir si seguirá como vocero o será candidato en 2019, pues si se inclina por la última opción, debería dejar su asignación.

RENOVACIÓN. Frente a esta problemática, el líder de Sol.bo, Luis Revilla, anunció que proyectará su fuerza política para que tenga alcance nacional con miras a las próximas elecciones. “Será una alternativa renovada para ganar al MAS y al pasado en cualquier evento electoral futuro”, aseguró.

El secretario nacional de los Demócratas, Gonzalo Barrientos, expresó a este medio que la única forma de hacerle frente al MAS será con una sola alternativa opositora. “Se debe garantizar la presencia de partidos políticos”, expresó tras remarcar que su organización es la segunda fuerza que está en un proceso de institucionalización con posibilidades de formar y generar líderes de alcance nacional.

¿Y qué pasa en el MAS? José Alberto Gonzales, presidente de la Cámara de Senadores, declaró a Animal Político que si bien dentro del oficialismo hay líderes emergentes con un gran potencial, el liderazgo del presidente Morales es el más fuerte. Por eso, según recordó, el MAS presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (CPE) que plantea la inconstitucionalidad de cinco artículos de la Ley de Régimen Electoral y la inaplicabilidad de cuatro artículos de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar la repostulación sin límites en favor del Mandatario en 2019.

Según Gonzales, en los partidos opositores hay muchos aspirantes y esto, remarcó, dificulta la posibilidad de estas fuerzas políticas para plantear un proyecto alternativo al que lidera el oficialismo.

En las elecciones de 2014, el MAS obtuvo el 61,36% de la votación y logró los dos tercios en el Legislativo. En segundo lugar se sitúo la alianza opositora de UD con el 24,23% y en tercer lugar se ubicó el PDC con el 9,24%. Esta correlación de fuerzas es otra de las cartas que las oposiciones deben jugar con líderes para el 2019.

En criterio de Jimena Costa, diputada por UN, al interior del partido oficialista más allá de la figura de Morales existen liderazgos que están en competencia y buscan una renovación. Apuntó que en el caso de la oposición hay muchos candidatos y solo algunos trabajan en nuevos cuadros en sus partidos. “El mensaje es para todos, pues se necesita circulación de élites y rotación de cuadros dentro de los partidos, pues sino solo se alargará la crisis política que no se superó y se profundizó con el MAS”, puntualizó la legisladora opositora.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia